Ella.

21 0 0

y ahí estaba ella
con su sonrisa torcida
y mirada perdida
sentada en un banco frente al mar
mirando al cielo triste
mientras yo la miraba a ella

hundida en sus pensamientos
mientras yo me hundía en su mirada
entonces me volteó a ver
y yo,
me acerqué,
y me senté a su lado,

ella suspiró y susurro un "gracias"
yo no entendí,
solo callé, y ella,
ella se fue

vi su sombra perseguirla,
cuando quien debería hacerlo soy yo,
y desapareció ante mis ojos,
y lloré, porque se había ido,
y lloré,
por haber sido tan idiota al haberla dejado ir

no la vi el día siguiente,
ni el día seguido del siguiente,
ni aquel que continuaba sin ella,
pero el día doce del triste julio, la vi,

ella estaba sentada en aquel banco viejo,
y yo, me acerqué,
y esta vez habló,
lo que dijo me confirmo que tenía que estar con ella, para siempre
ella dijo:

gracias por verme,
cuando ni yo quería hacerlo,
y entonces lo entendí,
ella estaba hecha para mis ojos

ella era la razón de mi silencio,
ella era a quien yo amaba,
ella era mía
ella, ella, ella...
ella fue quien se fue sin un "adiós"
ella fue quién rompió mi corazón
ella fue el amor de mi vida,
ella fue.
ella se fue.

Pedazos.¡Lee esta historia GRATIS!