Esto va a estar bueno.

1.5K 111 70

Solo faltaban unas pocas horas y Majin Boo ya había tenido un cambio radical en su ser, ahora era más fuerte.

-¿Qué es lo que está pasando?-pregunta Goku. Yo hago una mueca de disgusto.

-Todas las personas en el planeta tierra están muertas.-comento en voz baja, pero aún así Goku lo escuchó.

-¿Cómo es eso posible?

-No lo sé, la tierra está casi intacta.-el Supremo joven estaba impresionado, pero yo no. Sé el tipo de monstruo que es Majin Boo, y también sé que ésta no es su transformación original.

Shina llega a mi lado.

-Kanon, tengo que irme. Mucha gente se está muriendo y Enma Daioh necesita más manos.-me explica, yo asiento con la cabeza.

-Corre. Enma te necesita.

Shina suelta un suspiro.

-Kanon.-susurra.- ¿No crees que ya es mucho? Deberías hacer algo...

-No.-le interrumpo.- No es mi deber... lo único que lograría es que me descubrieran y me separaran de Goku.

-Pero...

-Lo siento, Shina. Enserio, pero mi deber nunca fue ese...

Shina me lanza una mirada de decepción, y se va de ahí sin decirme nada más.

-¡No tengo tiempo para estar jugando!-grita de repente Gohan. Su ki se eleva con gran facilidad, y a unos extremos asombrosos...

-Siéntate, o perderás el tiempo que has estado conmigo.-ordena el Supremo anciano. Gohan se dio cuenta de que en verdad estaba funcionando lo que estaba haciendo el anciano, así que se sienta en el césped una vez más sin decir nada.

-Es verdad lo que dijo el anciano.-dice Goku sorprendido. Le miro incrédula.

-¿Creíste que era broma?

-Tal vez...

-¿Hubieras dejado a Gohan veinte horas inmovilizado por una broma?

Goku sonríe.

-Habría sido divertido.

Qué tonto...



-Por favor cuídate.-tomo sus mejillas con ambas manos.- Si ves que es muy peligroso me hechas un grito e iré a ayudarte.

Gohan se ríe.

-No te preocupes, Ángel. Estaré bien.

-S-solo cuídate, por favor.-le ruego. Me pongo de puntillas para depositar un beso en su frente. Gohan se sonroja y me abraza con fuerza, luego se separa y se retira con Kibito, el hombre de piel rosa para luego desaparecer.

Giro a ver a Goku quien me miraba con una sonrisa.

-¿Qué?

-No es nada. Solo...-su sonrisa se ensancha aún más.- Gohan habría querido a una madre como tú.

¿Disculpa? ¿Madre? ¡No soy vieja! Solo tengo unos... miles de millones de años.

-No digas cosas.-estaba sonrojada. Goku suelta una risa, me abraza por la cintura para atraerme a su cuerpo.

-Es en serio. Te quiere mucho... y también te admira.

-¿Enserio?

-Sí, y eso es lo que se busca de los hijos, que admiren a sus padres. ¿No?

¿Antes de la creación viene la destrucción? No lo creo. "GokuxKanon"¡Lee esta historia GRATIS!