capitulo 2

91 10 2

 Al día siguiente Elisa despertó de unos agitados sueños, en los que veía unos ojos azules que le observaban el alma y sus más sucios secretos, sintió una manos cálidas y firmes tocando su cuerpo y araño una espalda grande y tersa, era él no lo había podido olvidar ni aun después de tener un energético revolcón con Brandon en su camerino y luego otros más en su apartamento. El maldito Sebastián seguía en su cabeza, nunca se había sentido tan confusa y enojada consigo misma por un capricho, ella le dijo que le gustaba y el solo se fue , la había rechazado , Elisa no recordaba la última vez que la habían rechazado , cansada de sus pensamientos tiro la cobija a un lado , cuando unos brazos fuertes con bello rubio la colocaron a horcajadas sobre un cuerpo fuerte y varonil , era Brandon , el único constante en su cama , era tan cómodo para ella estar con él , la entendía y no pedía más de lo que Elisa estaba dispuesta a dar .

Brandon observo a la hermosa Elisa con el cabello revuelto y desnuda sobre su cuerpo, se excito de inmediato y con una sonrisa de picardía le dijo – Buenos días preciosa, dormir contigo es una estimulante muy grande .

Elisa miro al guapo Brandon con el cabello rubio cenizo revuelto y los ojos adormilados mirándola con deseo , sintió su erección creciendo bajo su cuerpo , tenía un miembro del tamaño perfecto . ella le sonrió de manera insinuante mientras se contoneaba sobre él, Brandon la miro a los ojos con deseos prohibidos en ellos mientras le recorría con las manos el cuerpo , cuando le toco los pechos y pellizco los pezones , Elisa no pudo evitar imaginar que era Sebastián , eso la excito mas y cerró los ojos mientras movía las caderas adelante y atrás sobre la magnífica erección caliente de Brandon , el le apretó mas los pechos y la inclino más hacia sí , para capturar su pezón derecho en la boca y chuparlo con frenesí , Elisa gimió alto , imagino los labios del reportero y metió la mano entre ambos y alargo la otra hasta coger un condón de la mesita de noche , lo abrió con los dientes y se lo puso a Brandon que siguió con su otro pezón . Elisa se enderezo y le miro a los ojos imaginando otros azules , mientras sostenía su erección y subía sobre ella hasta ponerla en su húmeda entrada , para después bajar solo un poco metiéndola dentro de ella y volviendo a subir, lo quería torturar , como la había torturado él a ella , olvido que era Brandon , jugó con el aprontándole los testículos y bajando un poco y luego volviendo a subir hasta que este , la agarro de las caderas y se las bajo al tiempo que subía las suyas con fuerza , dándole una embestida tan fuerte y placentera que Elisa grito , imaginando que esa brutalidad venia de otro hombre . empezó a subir y bajar con fuerza , Brandon le prestaba las nalgas y subía las caderas a su encuentro haciendo las embestidas mas profundas y deliciosas , Elisa bajo la mano a su clítoris y empezó a masajeárselo evocando otras manos , estaba tan sobre excitada y Brandon no paraba de embestirla con vigor , sujetándole con dureza las nalgas , la miro a los ojos llenos de placer y con los dientes apretados le dijo – córrete – le dio una nalgada fuerte que desato el orgasmo más placentero que hubiese tenido , pero ese orgasmo no se lo causo el hombre debajo de ella si no otro hombre de cabello oscuro y anteojos de marco negro , todo su orgasmo lo vio a él, sintió sus empellones llegándole hasta el útero , sus palmas golpeando sus nalgas , su sexo tenso y lleno que se boto dentro del látex del condón en el interior su cuerpo .

Elisa se recostó sobre el pecho de Brandon lleno de sudor salado, lo beso y este le acaricio la espalda y beso su cabello en silencio, ella apreciaba eso la comodidad de no tener que decir frases cliché, el sabia el placer que le ocasionaba y estaba satisfecho al igual que ella, después de un rato Elisa se bajo de encima de el , y fue a darse una ducha . Brandon lo tomo con una indirecta y se fue cuando estaba duchándose con un simple – Adiós preciosa llámame si me necesitas .- así era lo nuestro , yo lo llamaba si quería y el venia a darme placer . pensó Elisa, pero esta vez fue diferente esta se sentía mal por haber estado con brando físicamente pero solo imaginar y sentir a Sebastián , lo conocía de ayer y no podía sacarlo de su cabeza , le había dado el mejor orgasmo , solo imaginándolo , bloqueo esos pensamientos tan ridículos , solo era un capricho se dijo y siguió bañándose .

la seducción de Elisa¡Lee esta historia GRATIS!