For every story tagged #WattPride this month, Wattpad will donate $1 to the ILGA
Pen Your Pride

《Respira》

777 61 14

Minutos después de que Hulk cortara la llamada.

Aire. Necesitaba aire. Era como si, de repente, todo el oxígeno de mis pulmones desapareciera y hubiera sido reemplazado por concreto. Y se abría paso hacia mi corazón, hacia mi cerebro.

Tenía que salir de aquí.

Sin mirar a nadie, salvo a Fury, quien intentó detenerme, corrí hasta una de las bodegas de servicio, puse el seguro y me recosté contra la puerta.

¿Qué está mal conmigo? No debí confiar en Bruce. Yo lo conocía. Él.. él creía que era un monstruo, haría lo imposible por mantener a salvo a las personas que le importaban. Y yo, de muda, voy y me gano su corazón. Vamos Natasha, te mereces un aplauso.

Lentamente, me deslicé hasta llegar al piso, apoyándome en la pared. Casi como en un sueño, gateé hasta una esquina, arremangando mis rodillas hasta mi pecho. Envolví mis brazos en ellas y me dejé llevar.

No pensé en lo que hacía. Solo... los acontecimientos de los últimos días, en especial los de las últimas horas, me golpearon, dejándome malherida e iracunda.

Pude perder para siempre a Clint. Perdí a Bruce. Mis amigos están heridos, Tony tal vez también esté balanceándose en algún rincón... Wanda perdió a su hermano. ¿Qué más podría salir mal?

Pero Bruce... él era diferente. Era. Tiempo pasado. Él huyó. Intenté tomar aire pero mis sollozos me lo impedían. ¿Cuándo mierda empecé a llorar? Joder, para, para ya.

Con mis puños, golpeé lo que más cerca tenía. ¿En qué me equivoqué? ¿Acaso no fui suficiente? ¿O acaso él no me amaba como yo lo hacía?

¿En serio lo amas? Preguntó algo dentro de mí.

Pues sí, creo. Al parecer, amaba a Bruce Banner y solo perdiéndolo pude darme cuenta. Esto solo sacó más lágrimas, acompañadas de pequeños grititos que me esforcé por ocultar mordiendo mi brazo. No paré hasta que sentí el sabor metálico de la sangre, mi sangre, en la boca.

Entonces exploté.

-¡Maldito Bruce! ¡Maldito Ultrón! ¡Maldita KGB! ¡Maldita mi vida!- grité con rabia, dejando salir toda mi ira actual y acumulada.

A los pocos segundos sentí los desesperados golpes en la puerta y escuché una voz, pero no quise reconocerla.

Ignorándola por completo, me acomodé en medio de los suministros y me abracé a mi misma.

Me permitía llorar porque me lo gané. Sacrifiqué mi futuro, porque pude escapar con Bruce. Sacrifiqué mi presente, porque seguramente tendría que dar explicaciones y mi reputación estaría jodida. Tendría que empezar de cero por dejar de pensar que el amor era para niños.

Pues no niños, no lo es, y ojalá nunca se enamoren, porque duele como la mierda.

Los golpes seguían así hasta que me harté. Chillé un par de obcenidades antes de escuchar como los pasos se alejaban, seguidos de unos murmullos.

¿En qué iba? Ah, sí. Mejor no lo recordaba.

Realmente amaba a Banner y él se iba. ¿Pensaría en mí? ¿Escapó por mí? ¿De mí, acaso?

Fuera como fuera, debía dejarlo atrás. Yo era una Vengadora. Era la máquina que ellos crearon. Yo no tenía sentimientos. No más.

Poniéndome de pie, limpie mis lágrimas y abrí la puerta, segura de verme horrible pero sin importarme.

Caminé derecho a mi camerino asignado mientras me recogía mi cabello.

Al llegar me vi al espejo. Nariz roja, ojos verdes opacados por un rojo abrumador, mejillas calientes y húmedas. Esta no era yo.

Debía tomar una ducha y salir como nueva.

Tenía que guardarme este dolor y salir a ser esa perra sin corazón que siempre era.

Pero primero necesitaba respirar.

Drama D:
No soy muy buena para esto, pero prometí subir hoy, y aunque técticamente ya es sábado, subí ♡
Voten, comenten, hagan lo que quieran.
Se viene salseo y más comedia.
No se me da bien el drama, agh.
-B.

BRUTASHA - ONE SHOTS #MalvelAwards¡Lee esta historia GRATIS!