003.

731 85 5

Cassie camina por los pasillos, cansada. Aprieta un poco el pomo de la puerta y entra en la fría habitación donde Rubén se encuentra. Su corazón se estruja aún más, deseaba tanto volver a verlo sonreir o almenos verlo abrir sus ojos. Echaba de menos su voz, su risa, su acento, su absurdos chistes, él en general. Le hacía mucha falta.

"Hola, Rubén" sacudió su mano de un lado a otro."¿Sabes? Me pregunto si en realidad me oyes, espero que sí"

"Ya ha pasado una semana, papá y mamá estan angustiados" dice y toma un respiro. " Temen a que el dinero no alcance, y están preocupados porque no despiertes."

Movió sus pies, jugando con uno de los bordes de las sábanas. Alzó la cabeza, y miró a la cámara.

"Me han castigado por irme de el colegio, cuando llegué a casa mamá lloraba y decía que no quería perderme. Yo no lo entendí" Recordó, y se levantó de el asiento cruzando sus brazos sobre su espalda."No te perderemos, tú despertaras y me acompañaras por el resto de mi vida y yo lo sé"

》VIDEOS |elrubiusOMG| #Wattys2016¡Lee esta historia GRATIS!