Capitulo 11: Transferencia

Comenzar desde el principio

-Tranquila ten. Toma agua.

-Gracias, ¿cuanto tiempo llevo aquí?

-Tienes aquí desde el medio día. Y ya son las 11 de la noche. Creo que se esta haciendo muy pesado ¿no crees?

-Si lo se, pero no hay opción. Si quiero hacer lo correcto tendré que arriesgarme.

-Espero valga la pena. Se ve que haces un gran esfuerzo.

-Lo será créame.

-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-..-.-..-.

Me fui a mi habitación no sin antes comer lo que Snape había dejado para mi. Si lo se, Snape es un amor. La verdad es que jamas me cayó mal, el era uno de mis personajes favoritos y aunque cuando llegué me pareció irritante creo que comenzare a calmar mi temperamento.

-¿Tu calmar tu temperamento? Ha-ha- es mas posible que una vaca vuele a que tu hagas eso.- dijo Pansy a carcajadas.

-Hay otra vez tu.- mencioné cansada.- Creo que no me conoces Pansy cara de caballo. Se perfectamente como controlarme.

-Primero muerta antes que eso, y no me llames Pansy.- dijo irritada.

-Pues por mi no hay problema si te mueres.-dije desinteresada.

-Pues para tu información, yo solo me voy a morir cuando tu lo hagas. Y mientras sigas viva yo también, así que.....-. Bla bla bla decidí ignorarla, la verdad es que tenia ya mucho sueño como para lidiar con la loca que me habla dentro de mi cabeza.

Eran las doce cuando logre conciliar el sueño. Esta vez comencé a soñar exactamente lo mismo, estaba a un lado de la cama y flotaba sobre el suelo. La diferencia es que en esta ocasión se sentía mucho mas real y cuando escuchaba la voz parecía estar muy cerca. Cuando me paseaba por los pasillos, el ambiente no se sentía como cuando sueñas sino mas bien como cuando te sientes mal pero tratas de seguir adelante. OSEA MUY REAL. Al llegar a la torre de astronomía en vez de elevarme caí al piso sin fuerzas, la frase de Dumbledore se escuchaba. Muy fuerte casi como si estuviera gritando, comencé a elevarme lentamente y al llegar al punto mas alto, juro por el martillo de Thor que sentí miedo de caer, prácticamente veía el castillo bajo mis pies.
Pasaron minutos de esa manera, la voz se escuchaba realmente fuerte, cuando lo dijo una ultima vez, se hizo silencio y así pasaron solo unos segundos para que el mismo rayo de luz atravesara mi pecho, cuando pensé que despertaría, el rayo se hizo mas grande y comenzó a envolverme completamente. Sentía como si cada centímetro de mi piel hubiera sido separado y después acomodado, el cuerpo me hormigueaba y poco a poco sentí desvanecer mis fuerzas. Lo ultimo que vi fue mi habitación de nuevo justo como estaba.

-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Cuando desperté me sentía llena de energía, por alguna razón el ambiente estaba mas liviano. Después hablare con Dumbledore sobre mi sueño, seguramente no significa nada.

Me levante y fui a bañarme, ya que anoche no tuve tiempo de quitarme la ropa. Decidí ponerme lo mismo pero con un vestido azul.
Me cepillaba los dientes y cuando quise salir del baño un mal movimiento hizo que mi dedo pequeño del pie se estampara con la cama de Hermione que se encontraba saliendo del baño.
Grite como loca sobándome mi dedito, la uña se había desprendido por completo y salía sangre, me dispuse a echarle agua y deseé con mi alma que dejara de doler y que no tuviera el estado en el que se encontraba.
Lo deje unos minuto bajo el chorro de la regadera y inexplicablemente el dolor disminuyo, comencé a sacarlo del agua para ver como se encontraba pero al verlo me di cuanta que estaba sano y sin rastro de sangre, solo estaba un poco rojo y punzante, de ahí para alla todo se encontraba en orden.
MIS OJOS NO CREIAN LO QUE VEIAN, era simplemente indescriptible. Creo que aun estoy dormida. ¡Esto no tiene explicación! ¿Ámenos...? No claro que no.

Una Simple Muggle {EN EDICION} #NGW¡Lee esta historia GRATIS!