Nevae.

Mi amor, perdóname por lo idiota que he sido todo este tiempo, me hubiera gustado ver tus ojos grises por una última vez,me quedé con el mejor recuerdo, me enseñaste amar, a perdonar y a como ser perdonado. Sin embargo me siento una basura, nunca debí de haber aceptado ese jodido contrato, me deje cegar por el dinero que de ningún modo se compara contigo. Creí que no pasaría nada entre nosotros, ¡que tan equivocado estuve!, no sé cuando me empecé a enamorar de ti, tal vez cuando el tiempo del contrato se acercaba , no sé, ni yo mismo supe cuando. Créeme mi remordimiento nunca paro ni porque yo me convenciera de que no me dolería dejarte. Tu sonrisa, ¡Dios tu sonrisa!, esa que iluminaba una habitación completa, pero no cualquiera solo cuando tu y yo estábamos en esa habitación, tus ojos eran normales, para ti, para mi era lo mejor de ver en mi  vida. Mi amor, Te amo, más que a mi miserable vida, más que a todo, disculpame por no decirte todo esto a la cara, pero sinceramente no iba a poder, me pondría a llorar, y para esto me necesitaba fuerte, el día que te conocí solo quería enamorarte para poder acabar con toda esa mierda de contrato, ¿Pero que crees?, me enamoré de la mejor persona, cuando te tocaba era mi perdición pero también mi peor tormento, quería que me prohibieras cada centímetro de ti, era imposible, me dejé llevar, te contaré un secreto cuando fue tu primera vez, cuando te entregaste a mí,también fue mi primera vez, nunca supe lo que era hacer el amor, hasta que lo hicimos. Perdoname soy un cobarde por dejarte, soy de esas personas que no merecen tu perdón por hacerte sufrir. Se que no me amas, lo veo en tus hermosos ojos, no quiero aceptar que te perdí, por eso es mejor dejarte ir. Quédate con todo lo mio, mi auto, mi departamento, mi amor y lo más importante mi corazón. Siempre fui tuyo. Me duele dejarte me estoy muriendo, pero no quiero arruinarte la vida, quiero que olvides todo lo que sufriste pero mi amor tienes que aceptar que todo fue un engaño, también para mí, me engañe todo el tiempo diciendo que nunca me enamoraría y mucho menos de ti, pero fue un Maravilloso Engaño...


Hola niñas, para que vean que no soy tan mala. Les dejare lo que decía esa mendiga carta. Bueno ahora si esperen el próximo capítulo porque ya falta poco para el final.

Maravilloso Engaño ¡Lee esta historia GRATIS!