Narra Brenna

Al abrir los ojos la luz del sol e filtra a través de la delgadez de mis párpados; siento el aliento de Zayn en mi cuello,  su pecho sube y baja lentamente. Me muevo dispuesta a salir de la cama pero el agarre de Zayn me detiene, trato de apartarlo pero el es mas fuerte que yo

Zayn pasó por mi muy temprano, demasiado temprano, me atrevo a decir que fue el primero en pisar el hospital, solo recuerdo escuchar murmullos, y Zayn llevándome el coche, tan solo un vago recuerdo de haber visto sangre en su camisa, pero la bruma del sueño era tan grande, que ni si quiera me di cuenta cuando estuvimos en casa. 

"Sigue durmiendo nena"- susurra sobre mi cuello.

"Tengo universidad y trabajo hoy"- me doy la vuelta, el tiene los ojos cerrados, los labios levemente abiertos y su cabello alborotado sobre su frente, parecía un ángel caído del cielo, pero lamentablemente era un demonio, literal. 

"Hoy tus clases empiezan tarde"- dice.

"Cómo sabes eso?"-pregunto en cuanto me siento en la cama aún con los brazos de Zayn alrededor de mi cintura.

"Vi tu horario"- musita, abro la boca para decir algo pero de ella no sale palabra alguna, no se me ocurre nada que decir, asi que lo dejo pasar y me recuesto a su lado.

"Y tu no tienes trabajo hoy?"- cuestiono.

"Solo la primera hora, tengo otras cosas que hacer"- dice en un tono casi inaudible, me cuesta entender lo que dijo pero al final si comprendo.

"Sigue durmiendo"- demanda Zayn, cierro los ojos e intento dormir pero por mas que quiera no puedo hacerlo. Me quedé en cama con los brazos de Zayn a mi alrededor y su respiración ralentizada en mi cuello, despacio moví los brazos de Zayn y me levanté, fui directo al baño e hice todas mis necesidades

Scape | Z.M ©¡Lee esta historia GRATIS!