Capítulo 21

14 1 0

La verdad sí, ¿por qué me había traído aquí? Antes de ni siquiera  poder pedir una simple explicación llegó el mesero ofreciendo la carta con los diferentes platos preparados en aquel restaurante. Con una sonrisa agradecí al chico rubio de ojos claros y me  dispuse a leer. Había una gran variedad de cosas, desde carnes hasta sopas. La verdad no se me antojaba nada, estaba muy pensativa.


- "¿Qué vas a pedir?". Harry me habló en aquel momento y me sacó de mis pensamientos.

- "¿Ah? Sí, eso suena bien". Contesté a la deriva  provocando una sonrisa en su rostro.

- "Te preguntaba por lo que te apetecía comer, pero veo que tu mente está en otro sitio,  así que hablaremos antes de pedir algo". Dijo mientras colocaba la carta sobre la mesa.

Abrí la boca para emitir alguna respuesta, pero nada salió de ella. Mi mente tenía muchas palabras y frases para decir, pero mi boca no procesaba ningún comando enviado desde mi cerebro. ¿Qué rayos iba a decir ahora? Tenía la oportunidad perfecta para preguntar todo lo que me tenía inquieta, pero no podía hablar. ¡Vaya momento para sacar a la luz mi lado tímido! 

- "Al parecer te quedaste solo en pensamientos, pero de acuerdo Ash, responderé según lo que creo que te tiene tan callada, ¿te parece bien?". Preguntó entre risas. Yo solo me limité a asentir afirmativamente.

- "De acuerdo". Continuó él. "Lo primero, según yo, que te preguntas es por qué te traje hasta aquí y tenía una reservación previamente hecha... Fácil, pensé en invitarte a comer hoy. ¿Por qué uno unas hamburguesas o algo menos preparado?". Vaya, comenzaba a creer que tenía poderes telepáticos. "Sencillo, considero que personas importantes y especiales merecen algo más preparado".

Y en este momento mis manos empezaron a sudar. ¿De verdad dijo lo que yo pensé que dijo? Soy importante y especial para él, no puedo creerlo. Tuve que contener las ganas de mover mi cuerpo de manera extraña, eso lo hacía cuando nadie me veía y podía demostrar a plenitud mi emoción. Sin embargo, enseguida pensé a que se refería a un gesto cariñoso, y bueno, pensándolo bien eso pensé yo también; nada de intenciones amorosas por aquí, claro que  sí.

- "No creo que no hayas pensado esto antes, me refiero a que siempre lo haces y es obvio que alguien no ayuda de la manera en la que te ayudo a ti de gratis". Mi expresión debió ser bastante obvia porque en segundos se corrigió. "No me malinterpretes, Ash, por favor. No soy así. A ver... Te lo pondré más sencillo y esta vez necesito que me hables, ¿bien?". Asentí con rapidez. "Ve a mis ojos directamente. ¿Qué ves? ¿Qué sientes?"

- "Ahm... Veo tus pupilas y tu iris, sí". Respondí con toda la intención del mundo. Sabía por donde iba, pero quería escucharlo.

- "¿Es en serio?". Preguntó con una risa cansada pero sincera.

- "Y siento que me observas y detallas detenidamente". Estaba sospechando lo que quería decirme, pero debía estar segura. Es decir, ¿a que mujer no le gusta escuchar cuando un hombre tiene cosas lindas por decirle?

- "Ashley, por favor". Se carcajeó. "¿De verdad me harás decírtelo?". 

- "¿Qué cosa?". Pregunté inocente.

- "Ashley, estoy sintiendo cosas por ti, ¿de acuerdo? Más allá del ámbito amistoso". Confesó viéndome directamente a los ojos.

No puedo creer esto. Harry sentía cosas por mí y para ser honesta,  yo también tenía sentimientos por él, pero admitirlo ahora sería demasiado necesitado, tenía que hacerme de rogar, las cosas no son tan fáciles, Styles, no.

- "¿Disculpa?". Pregunté haciéndole entender que no escuché lo que había dicho.

- "Sé que me escuchaste, Ash. Tu mirada te reveló. No necesito que opines algo al respecto ahora, de hecho me sentiría mejor si no dijeras nada". Confesó calmadamente.

- "¡Oh! Perfecto. La verdad no sabría que decirte ahorita, H". Hora de confesiones, sí señor. 

- "Como acabo de decirte, no es necesario que digas nada. Hablaremos de esto cuando vayamos la semana que viene a inscribirnos. Ya está casi todo listo". Dijo como si nada.

No tenía nada para decirle justo ahora, así que decidí llamar al mesero y pedir mi plato para comer y terminar de hablar cuando mi barriga estuviera llena.


New Stepbrother.¡Lee esta historia GRATIS!