Capitulo O2.

2.7K 132 21

-¡Felicidades Vieja!- Dijo Margo dándome un corto beso en una de mis mejillas. -¡Oh Dios Mio!- Gritó apartando un pequeño mechón de mi cara. -¡Te ha salido una cana!

-¡¿Que?!- Grité. -No, no puede ser.- Corrí hacia el pequeño espejo que me regaló mi abuela al inagurarme en mi nuevo hogar. Suspire aliviada. -¡Eres una mentirosa!- me giré hacia la tonta de mi mejor amiga que evitaba reírse poniendo una mano en su boca.

-Enserio, ¡deberías haber visto tu cara!- Rió. -¡No, no puede ser!-. Dijo imitando mi voz.

-Que graciosa.-

-Margo, ya vale.- Se quejó Víctor para defenderme. -Felicidades estúpida.- Sonrió y me dio un abrazo.

Yo solo me limité a sonreír.

Una mano se colocó sobre mi cintura, inmediatamente mi mente dibujó el rostro de Alex en ella. Si por favor. Quería su fuese el.

¡Pero que dices estúpida! Alex te dejó, tirada. ¡No te merece!

Cállate estúpida conciencia.

-Felicidades mi niña.- susurró Ryder en mi cuello. -Esperó que te guste.- me entregó una pequeña cajita de color rojo.

La abrí y era un bonito collar con la forma de una "V" obviamente de Vicky, mis labios formaron la perfecta forma de una "o".

-Es... es precioso.- Sonreí.

-No tanto como tu.- Besó mi mejilla y tras esto colocó el bonito colgante en mi cuello.
Era tan jodidamente adorable...

No tanto como Alex.

¡Dejame!

No puedo, es lo que piensas.

Aaaaaagggggg.

Alex Mongoveri lamento decir que aún sigues en mi mente.

-Muy bien, y ahora.- Margo señaló mi ropa, llevaba unos jeans y un top de manga larga.
-Quitate eso.

-¿Que, que?- Dije incrédula.

-Que vayas al baño y te cambies de ropa, no esperarás quitarte la ropa delante de nosotros ¿verdad?- Rió burlona. -Hoy salimos, aún eres joven.-

-Emm No, claro que...- Fui interrumpida por Víctor.

-¡Vicky!- Refunfuñó.

-¿¡QUE!?

-¡CAMBIATE!- gritaron todos a audisono.

(....)

A los 20 minutos ya estaba lista, con unos pantalones anchos finos y una blusa de tirantes anchos, maquillaje simple y mi pelo liso.

-Estas preciosa- Dijo Ryder cuando me vió.

Me sonrojé. -Gracias.

-Una pena no poder estar contigo.- suspiró.

-¿Una pena? ¿No vendrás?

-Tengo que entrenar, ya mismo hay partido, ya sabes.- Ryder sonrió inseguro. -Te quiero.

Lo mire con lastima, era mi novio, quería que estuviera conmigo en un día tan importante como hoy, y no, no iba a estar.

Ryder se acercó a mí y posó sus labios sobre los mios con un corto beso. Junto su frente con la mía.

-Sé que lo entiendes.- Sonrió sexy.

Asentí como una niña pequeña imnotizada sin dejar de mirar sus labios ¿Que es lo que hacia Ryder conmigo?

-Vamos Vicky.- Dijo mi mejor amiga arrastrándome de la habitación.

Todos os preguntaréis el por que supuestamente yo entendía que mi novio no estuviera conmigo, bueno, Ryder es el capitán del equipo de fútbol de la UNI, es decir, sin él están perdidos o CASI perdidos, pronto tenían un importante partido contra una universidad muy fuerte, tenían que ganar si o si.

(....)

10 minutos después estábamos en la discoteca mas conocida de la ciudad, "Boom" se llama, la gente bailaba y bebía más de lo normal podía oler desde la entrada el olor a droga y bebida. Asqueroso.

Una vez dentro estuvimos un rato en una de las pequeñas mesas bebiendo algo con alcohol y después nos dirigimos a la pista, sinceramente el mojito que me tomé no me sentó nada bien, aun así fui a la pista de baile, miles de chicos y chicas se refrotaban unos contra otros, el sudor de muchos recorría su frente, mientras, yo y Margo bailábamos y reíamos como las locas que somos, pero algo sucedió, por un instante mi nublada vista se aclaró, la musica no parecía sonar en ese momento para mí y mi mirada se centro en un hueco de la barra.























Era el, estaba segura de ello, nunca podría confundir esos ojos, ese pelo desaliñado, sonrisa y cuerpo bien definido, estaba segura de que ví a Alex allí, parpadee como unas 1000 veces para asegurarme de que era él pero de repente una nebulosa de gente me tapó el campo de visión, me marché del lado de Margo para apartar a toda esa gente y acercarme para poder verlo mejor, pero no, no podía ser, cuando conseguí quitar de mi camino a toda esa gente ya no había nadie, solo los habituales borrachos, ni rastro de aquel chico, un brazo me empujó bruscamente.

-Aaaahhhh- Grité.

-¡Vicky donde estabas! Te perdí en la pista de baile- suspiró Margo. -Pensé que te pasó algo.-

-Lo,Lo siento Margo, en realidad no me encuentro demasiado bien.- Giré y proyecté mi mirada otra vez hacia el lugar donde me pareció ver a Alex. -El mojito pareció no sentarme bien.- volví a girarme hacia ella.

-Oh, si quieres podemos volver a casa.- Dijo con una sonrisa amable.

-Por favor.- Le sonreí.

(....)

-Mañana te llamaré para preguntar como estás.- Margo habló mientras aparcaba el coche en la puerta de mi universidad.

-Vale, gracias.- Salí del coche y camine hacia mi habitación.

Todos los pasillos estaban apaganos y silenciosos esa escena era digna de una película de terror, la típica chica caminando sola por un oscuro y silencioso pasillo.

A fin lleve a mi habitación.
La 123. Una vez dentro me encontré a Ryder durmiendo en la cama como un bebé.

Hoy habría entrenado demasiado.
----------------------------------
¡Hola! ¿Que tal? Ryder en multimedia

Vuelve a mi. (2temporada de ECDG.)¡Lee esta historia GRATIS!