28

177 10 0

-No puedo.-dijo Harry, deteniendose.- Jamie, necesito que manejes.
-No sé manejar.-dijo ella.
-Yo estoy acá y voy a ayudarte. Tengo la mano rota. Si queres ver a tu hermano vas a tener que manejar.
Ella suspiró y bajó, cambiando lugares con él.
Zayn los observó en silencio y los siguió de cerca. Al pasar por la vía, el auto se detuvo. El tren se acercaba y vio como Jamie miraba una y otra vez.
-¡Arrancá! -gritó Harry y ella logró hacerlo. De todos modos, el tren alcanzó la parte trasera del coche y este comenzó a dar vueltas, terminando con el techo debajo.
-¡Jamie!-gritó Zayn y corrió hacía allí.
El auto había golpeado a los que aguardaban por cruzar y estaba destrozado pero Jamie y Harry seguían dentro.
Zayn se aproximó y la vio con sangre saliendo de su cabeza y los ojos cerrados. Quiso sacarla sin éxito alguno y entonces, Harry, semiconsciente, lo ayudó liberando la pierna de ella.
Zayn lo ayudó a él también y, pronto ambos estuvieron tendidos sobre el asfalto.
-Jamie.-susurró Zayn con lágrimas en las mejillas.
-Tiene miedo de lastimarte. -dijo Harry tras un quejido.- Por eso dijo que no, hoy. Ella tiene miedo de hacerte daño. No... No la dejes que piense eso.
La ambulancia llegó y se llevaron a ambos. Jamie aún no despertaba y Harry había caído también.
-Liam, tenes que venir al hospital.
-No me digas que le pasó algo a Cory.-dijo asustado.- Jamie...
-Jamie tuvo un accidente. No despierta.-dijo con la vista fija en la puerta.- Vení rápido por favor.
-¡¿Dónde está mi hermana?!-escuchó que gritaba Cory.
-Están salvándola. Por favor, Cory. Esto no es fácil para nadie.-dijo Jhon.
Harry se asomó al pasillo y tomó asiento. Llevaba la mano enyesada y le habían cosido el brazo por un tajo provocado por la ventanilla.
-¿Saben algo?
-No.-dijo Zayn con el rostro entre las manos.
-No fue su culpa. El auto se quedó y ella lo intentó pero estaba muy nerviosa. Nos salvó a los dos.
-Salvarte a vos que la golpeaste y maltrataste durante meses, está a punto de costarle la vida.-dijo el moreno con desprecio.
Harry no dijo nada más durante todo el rato. Sabían que habían tenido que dormir a Cory y que Jhon estaba muy nervioso.
Liam, Louis, Niall, Dalton y Geoff y Karen Payne estaban ahí.
-Chicos.-dijo Jhon y, por su rostro, no traía las noticias que se querían escuchar.- Ella está siendo trasladada y hay que esperar a que despierte. Es lo máximo que podemos hacer. Liam, Zayn, Louis y Niall ¿podrían quedarse con ella?
Antes de que terminara de hablar, ellos ya lo estaban siguiendo.
Jamie estaba tendida en una cama que parecía ser demasiado grande para ella. Su pelo castaño se esparcía por la almohada. Sus ojos estaban cerrados y no había color en sus mejillas. Tenía una venda sobre la frente y su pierna estaba enyesada.
Zayn se acercó y le acarició la mejilla con los dedos temblorosos. Las lágrimas se amontonaron en sus ojos ante la impotencia de no poder hacer nada para ayudarla.

Los días pasaban y ella no despertaba. Cory esta instalado en la misma habitación que ella y Dalton pasaba ahí todo el día, luciendo perdido.
-Harry, ¿qué pasó? -preguntó Anne al entrar a la casa.
-Yo le pedí que manejara. Mi mano estaba rota y le pedí que manejara. Fue mi culpa.-tenía los ojos cargados de dolor, lágrimas y furia.- Yo tuve la culpa. Ella no se despierta y es mi culpa.
-Tranquilo. -dijo ella poniéndole la mano en la espalda. No era usual tener que calmar a Harry.- Ella va a estar bien.
-Si algo le pasa... Nunca voy a perdonarme haber lastimado a Jamie.
-La queres.-dijo.
-La amo.-dijo él y la miró directamente a los ojos.
Anne no supo qué decir y Harry se apresuró hasta su habitación, donde se cambió, tomó sus llaves, su teléfono y salió rumbo al hospital. Necesitaba verla aunque Zayn, Liam, Louis y Niall no le permitieran pasar.
-Harry...- llamó Anne.
-No. Voy a ir con ella. Voy a cuidarla. No voy a permitir que nada le pase a Jamie Maddox.

Zayn seguía acariciando la mano de ella.
-Tenes que despertarte.-dijo y besó su palma.- Te necesitamos. Tenes que abrir esos ojos hermosos que tenes y mirarnos. Decinos que no nos aguantas, que te dejemos dormir. Decime algo, mi amor.-apoyó su frente sobre la mano de ella y contuvo las lágrimas.- Preguntame qué es el amor.
-Zayn, es hora de salir.-dijo Jhon y él obedeció luego de besarle la frente.
El moreno tomó lugar frente a la puerta junto a los demás y terminó pidiendo un cigarrillo y saliendo al patio. Eso se había vuelto costumbre en él desde que ella había llegado a ese hospital.
Harry entró por la ventana y se sentó junto a ella con los ojos llenos de lágrimas y el aspecto de quien llevaba demasiado sin dormir.
-Jamie.-susurró. La miró y sintió un nudo en la garganta.-Jamie, por favor. Tenes que despertarte. Te prometo... Yo te prometo que si te mejoras yo no voy a ser un hijo de puta nunca más en la vida. Voy a cuidarte con mi vida. Jamie, despertate y prometo no volver a hacer nada que te lastime.
Pero ella no respondía y sus esperanzas se agotaban tras cada segundo. Besó su mejilla y pasó la noche a su lado. No la dejaría sola. Quería que siempre hubiera alguien con ella, incluso cuando no estuviera permitido.

¿Qué es el amor?Read this story for FREE!