Capítulo 2.

3.8K 363 142

¿Por qué Shiraishi justamente A MÍ me dijo que atienda a K-kageyama..? ¿Y POR QUÉ SIENTO ALGO EXTRAÑO EN MI ESTÓMAGO? ¡ES TAN FRUSTRANTE!


Finalmente sonó el "Tin-tín" del timbre (lo cual significaba que la orden ya estaba lista para entregar). Hinata se dirigió hacia la cocina y tomó la bandeja con el waffle y el café. Tragó saliva y comenzó a caminar hacia la mesa donde se encontraba aquel chico que lo tenía "loco", o al menos Hinata no lo sabía.

-Aquí tienes tu waffle y tu café.-dijo sin mirarlo y dejando todo rápidamente adelante suyo-¡Que lo disfrutes! A-adiós.-se dio la vuelta pero inesperadamente Kageyama lo tomó del brazo-

-¿No tienes tiempo para hablar un rato conmigo?-rogó y luego sonrió tiernamente.

-N-no, lo siento.-dijo aún sin mirarlo.

-¿Por qué no me diriges la mirada?-preguntó curioso.

-Porque..eh, porque no quiero y tengo trabajo que hacer.-se soltó y se fue caminando rápidamente hacia la cocina hasta que chocó con Shiraishi.-¡L-lo siento!

-¡No te preocupes! ¿Pasó algo con el chico de allá?-dijo observando a Kageyama mientras le daba un mordisco a su waffle.

-¿P-PORQUE LO PREGUNTAS? NO SOMOS NADA, EN SERIO.-se desesperó y comenzó a sonrojarse.

-Yo no he dicho nada..-soltó una carcajada-¿Por qué no hablas un rato con él? Se ve que te tiene loco..-susurró.

-¿Loco? ¿A mi?-rió nervioso-S-soy chico-tragó saliva.

-¿Y..? Es obvio que sientes algo por él.-dijo y alzó sus cejas.

-Y-ya vuelve a trabajar..-tapó su rostro y miró de reojo a Kageyama. Quien por su parte estaba observando a Hinata también, lo cual provocó nervios en él.

-Bien..-notó que ambos estaban comiéndose con las miradas y comenzó a arrastrar a Hinata hacia la mesa donde se encontraba Kageyama.

-¿Q-QUÉ HACES?-gritó y trató de volver pero Shiraishi lo detuvo.

-Luego me lo agradecerás, en verdad.-empujó a Hinata hacia atrás y cayó arriba de Kageyama.

-*En verdad esto no está pasando*-pensó y miró hacia Kageyama quien estaba sonriendo y riendo levemente.-¡P-PERDÓN! Es que bueno, las chicas de ahora, ¿no?-rió nervioso y se sentó.

-Sí, entiendo, supongo..-dijo y se sonrojó un poco porque Hinata aún no se percataba de que seguía sentado arriba de él.

-¡A-AH, LO SIENTO!-dijo y se levantó.-Estoy bastante aburrido así que consideraré hablar contigo por unos minutos..-jugó con sus dedos por unos momentos-

-Espero que no pienses hablar conmigo estando parado, ¿o si?-rió leve.

-¡C-CLARO QUE NO!-dijo y se sentó.

-Entonces..¿Cuántos años tienes?-trató de comenzar la conversación.

-Quince, ¿Y tú?-respondió algo sonrojado y mirando hacia abajo.

-También tengo quince-sonrió alegre.-¿Por qué te cuesta tanto mirarme?-rió y tomó a Hinata de las mejillas para que dirija su mirada hacia él.

-P-porque..n-no lo s-sé.-se sonrojó y sacó las manos de Kageyama de sus mejillas-N-no hagas eso.

-Ya sé que tengo hermosos ojos.-dijo mientras alzaba sus cejas.

-S-si, los tienes.-susurró pero lo suficientemente alto como para que Kageyama escuche.

-¡Gracias!-agradeció y sus mejillas se tornaron un poco carmesí.

-*Mier**, ¿Me escuchó?*-pensó.-Y...¿Tienes novia..?-*¿Habré sonado muy interesado? Oh diablos.*-dijo para sí mismo- ¡NO ES QUE QUIERA SER TU NOVIO NI NADA POR EL ESTILO, ES SOLO CURIOSIDAD, EN VERDAD!-tapó su rostro.

-¡Que tierno eres!-rió y ladeó la cabeza.-Nop, no tengo. ¿Y tú?

-Tampoco..-destapó su rostro.

-Hinata, ¡¿Te gusta el voleyball, verdad?!-dijo observando sus zapatillas.

-¡Si! ¿A ti también?-sonrió ampliamente.

-¡Si! ¿Qué posición?-preguntó.

-¡Bloqueador central! ¿Y tú?

-¡Armador!-respondió-Podríamos ir algún día a jugar voleyball al parque, ¿Quieres?

-¡Me encantaría! Justamente conseguí este empleo para comprarme unas nuevas zapatillas-dijo observándolas.

-Ya veo..-dijo y tomó el último sorbo de café-En verdad no quiero irme.

-¿Huh?-preguntó confundido.

-Me gusta mucho hablar contigo-sonrió.

-A m-mí también..-desvió su mirada y Shiraishi estaba aproximándose a la mesa-

-Hinata, lamento interrumpir pero ha llegado una familia y necesito que los atiendas, por favorrr-rogó.

-¡Okey!-se levantó y comenzó a caminar hacia la mesa hasta que recordó que Kageyama seguía allí-*¿Q-qué hago? ¿Debería decirle adiós? ¿Estrechar su mano..?*-pensó mientras se dirigía a él nuevamente.-A-adiós, Kageyama.-se acercó a él y depositó un tierno beso en su mejilla. Luego, salió caminando rápidamente hacia la mesa de dicha familia.

-A-adiós..-se sonrojó y apoyó su mano en su mejilla.-*¿M-me..dio un beso?*-pensó y se fue de la cafetería muy feliz.







"Cafetería" - Haikyuu!! (Kagehina) [Pausada]¡Lee esta historia GRATIS!