23

212 11 0

-No vamos a dejarla.-dijo Jhon.- Es una forma de que pare. No creemos que Cory llegue a vivir... Ni cuatro meses mas.-dijo con tristeza.- Necesitaba que ella parara. Estaba demasiado al límite.
-Se metió en la casa del imbécil de Styles, por diez meses. Si Cory se va antes de que... Tenías que buscar otra forma. Ya es demasiado que se culpe por la enfermedad de su hermano. Si ella llega a enterarse...
-No va a enterarse.-le cortó Jhon.
-Mas le vale.-dijo Zayn y se fue furioso.
-Tuve que hacerlo.-lo detuvo el hombre.- La última operación... No salió bien, casi.. Ella casi.-suspiró.-No voy a permitir que vuelva a pasar.
Zayn no se detuvo, siguió su camino y volvió a la casa. Liam estaba con Jamie en la habitación. Él le explicaba geografía y ella mordía su lápiz confundida. Estaba sentada en la cama con el cabello cubriendo sus ojos grises y sus piernas cruzadas. Vio que su rostro lucía arrebatado pero era consciente de que Liam ya lo había notado.
-Hola.-dijo y se dejó caer junto a ella. Jamie se volvió y le besó la mejilla a modo de saludo. Tenía el rostro caliente.- ¿Te diste un baño?
-Ya lo intenté todo.-suspiró Liam.- Así que terminamos haciendo su tarea de geografía.
Ella asintió.
-Pero ya empieza a dolerme la cabeza. Soy demasiado dura para esto.
-Entonces es hora de que descanses.-dijo el moreno, abriendo la cama para que ella se metiera dentro.- Ya te vas a sentir mucho mejor.
-Eso espero.-dijo ella acurrucándose en un costado de la cama mientras Zayn le acariciaba el pelo.- No me gusta sentirme mal. Es feo y aburrido.
Liam rió y le besó la cabeza para luego encontrar un lugar a su lado.
-Yo mimo a los enfermos.-dijo y ella rió.-Les doy mucho, mucho, mucho amor.
Jamie se durmió bajo las caricias y los mimos de ambos chicos. No le importaba sentirse mal si ellos permanecían allí.
-Llegamos.-cantuereó Niall, y ella despertó.
-Despertaste a mi hermana.-se quejó Liam, molesto.
Ella supo que debía acostumbrarse a eso porque a Liam le encantaba decir que era su hermana.
-¿Ya está mejor?-preguntó Louis.
-Creo que vamos a llevarla con Jhon para ver qué le dice.
Jamie lo miró y suspiró, sabiendo que no se salvaría de eso. De todas formas, quería ver a Cory.
Se levantó de la cama y dejó que Liam la abrazara con fuerza.
-¿Vas a caerte?-preguntó. Ella asintió y él la alzó, haciéndola enroscar sus piernas a su alrededor.- Vamos, linda.
-¿Y Zayn?
-Acá estoy, Jamie.-dijo él, acariciándole la mano con suavidad.

Llegaron al hospital y Jhon se sorprendió al verlos. Se veía nervioso.
-Hola. ¿Qué... qué hacen acá?
-Jamie no se siente muy bien y la fiebre no baja.-dijo Liam, frunciendo el ceño.
Él los hizo pasar y comenzó a revisarla.
-Doctor, el paciente Maddox...-dijo la enfermera al entrar y se calló tras una mirada.
-¿Cory?-susurró ella con un hilo de voz.
-No, Jamie.-suspiró Jhon.- Es otro Maddox. Prepárele la habitación y a Jamie también. Voy a tenerla unas horas en observación.
La guiaron a la habitación pero ella permanecía ausente. La miraron y ella pareció notar algo.
-Dalton.-dijo de golpe y quiso levantarse pero se mareó.- Jhon, es Dalton. Él... Él volvió.
-Jamie...-suspiró.- Vamos a verlo pero después necesito que te quedes acá.
-¿Cory lo sabe?-él asintió.- Dalton volvió pero... Es imposible.
-Fue preso de guerra. No es el mismo. Le llevó varios años volver.
-Quiero verlo.-dijo ella con las lágrimas quemando en sus ojos.
Zayn la tomó en brazos y todos fueron hacia la otra habitación. Ella se paralizó al verlo. Sus ojos azules lucían atormentados y no había un solo cabello en su cabeza.
-¿Jamie?-preguntó y su voz sonó como si hubiera fumado por cuatro años sin parar.- ¿Princesa?
-Tío Dalton.-dijo ella y estiró sus brazos hacia él. Zayn se aproximó y la dejó en la cama donde se hundió entre los brazos del hombre.
-¿Jamie, qué haces acá? -preguntó Cory.
-Estás ardiendo.-dijo Dalton.
-Jamie...-dijo Jhon.- Tenes que ir a tu habitación.
-Ella se queda conmigo.-dijo el hombre serio, aferrándola con fuerza.- No van a sacarmela.
Su tonó denotó la desesperación y crudeza adquirida durante su encierro en un país ajeno.
-Dalton. -dijo Cory. -Vas a asustarla.
-No me importa. No van a alejarla.-dijo.- Está enferma y quiero cuidarla yo.
Zayn se acercó a ella y vio un poco de temor en los ojos de Jamie. Se estremeció y tuvo deseos de sacarla de ahí.
-Dalton, soltala.-dijo Jhon.- Ella quiere ir con Cory.
El hombre la miró y la pasó a brazos de su hermano, como si fuera la flor más delicada del campo. Ella se abrazó a su hermano y este le besó la frente para luego hacer una mueca.
-Pónganle una cama acá.-exigió Dalton.-No la quiero lejos.
Jhon hizo una ceña de asentimiento y pronto todo estuvo dispuesto. El hombre de los ojos azules no despegaba su mirada de ella.
-Jamie.-susurró Zayn sacándole unas pequeñas lágrimas.
-Me siento mal.-murmuró ella.
-Ya vas a estar bien.-dijo pero sus palabras no sonaron convincentes.
-No me bajes los brazos, Mimi.-dijo Cory, sonriéndole.
-Cory Maddox. -se quejó y una suave sonrisa se filtró en sus labios.- Como vuelvas a decirme Mimi vas a estar en problemas.
-Te amo.-rió él y le besó la mejilla.
-Yo también te amo.
Liam, Louis y Niall entraron en la habitación con la play y los miraron maliciosamente.
-Quiero mi revancha.-dijo Louis y ella sonrió.
Cory se preguntó en qué momento habían llegado esos chicos a la vida de su hermana, cómo lograban que ella estuviera tan bien, de qué modo se los podría agradecer.
Jamie estaba feliz y él, por primera vez, sentía que podía irse y dejarla en muy buenas manos.

¿Qué es el amor?Read this story for FREE!