Capítulo 32.

4.6K 285 27

El jueves voló cuándo los chicos abandonaron el departamento y Jenny cayó dormida en el sillón. Su plan de fiesta se arruinó por completo cuando su cuerpo recordó que había tenido un largo viaje y el jet lag apareció. Ni hablar de la "discusión" que había tenido con Julián y Agustín, que ya se comportaba cómo un posesivo más, sobre salir solas en Los Ángeles.

El viernes había empezado de la mejor manera.

Me revolví en mi nueva cama mientras olía café, ¿cómo alguien puede empezar mal su día oliendo café?

Me puse de pie y caminé fuera de la habitación. Jenny estaba aún sobre el sillón, pero con una taza entre las manos.

— ¿Qué hora es? —preguntó con sueño.

Yo acababa de despertarme y ella me preguntaba cosas a mí. Tomé mi celular para mirarla.

—Las 11:30, ¿por qué te ves cómo si hubieras tenido una buena fiesta? —indagué divertida llegando a su lado.

Me alcanzó su taza para que tome un sorbo, se lo agradecí.

—Ojalá. El estúpido cambio de horarios está matándome.

Se estiró hasta la mesita ratona para alcanzar el control del televisor.

Desbloqueé el celular para chequear mis redes.

Otra vez, caos. Revolución. Pero ahora... potenciado.

Un montón de fotos iguales llegaron a mi Twitter, dónde se lo veía a Julián con una rubia muy sonriente. Arqueé una ceja algo extrañada. Parecían recientes.

Salí de la red social, gracias a Dios, y abrí mi tan querida página de chimentos. Ahí estaba: "Julián Serrano pasando el rato con Eloise Clayton"

¿Quién es Eloise Clayton?

"¿Problemas en el paraíso?" y la foto que él se había encargado de subir, no habían recortado el pie de foto y ahí se veía la palabra: en paz.

"Julián tomó el desayuno y fue todo sonrisas esta mañana junto a Eloise".

Claro que era todo sonrisas, parecía que la boca iba a salirse de su cuerpo, ¿por qué estaba sonriendo así con ella?

"La ex pareja se puso al día luego de no verse, al menos públicamente, por un buen rato".

La ex... ¿qué? ¿La ex pareja?

Me atraganté con el café. Jenny me miró extrañada, rápidamente palmeó mi espalda y tomó la taza para que no siga haciendo desastres.

— ¿Qué es lo que te pasa, mujer?

Negué con la cabeza, restándole importancia. Apenas fijó su mirada nuevamente en el televisor, cerré la página y me aventuré en Google: Eloise Clayton.

Sí: confirmado. Era su ex.

Millones de fotos aparecieron. Los dos de la mano, besándose, fotos de su Instagram y Twitter.

Respiré hondo, intentando no hacer escándalo al lado de mí amiga que no entendía nada de mi relación con Julián. ¿Cómo iba a explicarle que estaba a punto de morir de los celos por esas fotos? Si ni siquiera entendía por qué pasábamos tiempo juntos.

Abrí su Instagram para comprobar que no me haya dejado cómo la cornuda del año en público. Lo único que faltaba era que todos sepan que estábamos juntos y luego suba una foto con su ex novia. Para su suerte, y la mía, no lo había hecho.

Antes de salir lo stalkeé un poco. Bueno, algún que otro like se me escapó, pero de forma genuina e inocente. Lo juro. Nada de marcar territorio o algo así.

Fake¡Lee esta historia GRATIS!