CAPÍTULO 1~ Mi primer Beso

12.9K 630 76

Un día normal.... Me he levantado temprano directo a la ducha, hace frio, creo yo, en días como estos suelo unos overoles flojos y una abrigo algo pesado, unos tenis, mi cabello en un moño recogido hacia atrás y mis lentes, son solo de descanso... los huso desde siempre, el doctor dice que mi vista ha mejorado pero... no me los quiero quitar, de todos modos no tengo a nadie a quien impresionar. Si eso es (TN), estoy lista para ir a clases.

-Ya me voy madre- me despedí de ella y le besé al mejilla-

-Hasta luego padre- Besé su mejilla

-Hasta pronto hija, que te vaya bien-

-Gracias- salí de casa con mi mochica en la espalda, camino hasta el paradero y luego tomo el autobús escolar, nada novedoso... al llegar subo en medio de alumnos que hablan entre ellos sin notar mi presencia... ¡Sí! , en mi universidad hay... los populares, los chicos comunes, los nerd... pero ¿A dónde pertenezco yo? A ninguno, ni siquiera se toman la molestia de tomarme importancia, solo soy... alguien que no importa. Caminé hasta el fondo del autobús, donde nadie se sienta y como siempre soy la última que baja del autobús.

-Suerte en clases (TN) - me despide Jack, el conductor del autobús-

-Igualmente- dije encogiéndome de hombros, tímidamente. EL personal y trabajadores de la universidad me conocen, he llegado a cruzar aunque sea un hola con ellos.... De todos modos no tengo con quien hablar en los recesos, a veces charlo con mi maestra sobre literatura, Sheckpeare, Paulo coelho, García Márquez; el tiempo parece que vuela hablando de ello, cuando no está mi maestra de Literatura, acudo a la biblioteca, leo, resuelvo mis tareas de Física, Trigonometría o de alguna otra materia, aún estoy en mi pregrado, no me he decidido porque carrera profesional inclinarme, pero estoy segura que en este año lo descubriré... Literatura... amo las letras... Ingeniería, amo los números, esto es complicado-

-¡Eh!- giré al oír la voz de un joven quien ya suponía la razón por la que me hablaba-

-Si- dije tímida-

-Me pasas el examen de Termodinámica si- Me sonrió y guiño el ojo derecho haciéndome sonrojar-

-cla, claro- tartamudeé-

-Gracias linda- me dio la espalda y se marchó ¿Qué si me gusta? El hecho de que me sonroje no significa nada, de todos modos todos me dicen linda al momento de exámenes puesto que ni siquiera recuerdan mi nombre, sí, así de importante soy.

ME dirigí a mi aula, caminé hasta el fondo y tomé el asiento sola, nunca nadie se sienta con migo, tampoco tendrían que hacerlo, excepto para un examen, ese es el único día que siento que me prestan atención... no me gusta pero me gusta a la vez, jamás recibo tanta atención por parte de ellos.

-eh - giré la mirada para encontrarme con Tamara, ella no tiene ni siquiera cerebro, solo un bonito cuerpo y ser capitana de las porristas- pásame aquí- dijo pasándome una hoja por debajo de la mesa-

-Ok- tengo que apresurar a resolver mis exámenes, el tiempo es corto y tengo que lograr alcanzar en resolver y pasar los ejercicios resueltos a casi toda mi clase, es cansado pero me he terminado acostumbrando, somos las clase con mayor porcentaje de aprobados, los maestros me han preguntado la razón de ello, ellos tienen la ligera sospecha de que yo estoy detrás de esto, sin embargo... no sé decir que no, simplemente no puedo decir que no a quienes me piden que les pase el examen. Hora de receso, el día de hoy allá maestra de literatura no vendrá, tengo planeado ir a la biblioteca, la señora que atiende allí siempre está prácticamente sola, así nadie va a allá, charlamos un rato y luego leo un rato a solas.

-¿cómo te fue en el examen?- escuchaba murmuros entre los alumnos-

-perfecto, siempre tengo buenas calificaciones- respondió Jin, uno de los chicos a los que les paso el examen, caminé directo a la biblioteca. De repente escuche muchos gritos de las chicas, no le tomé importancia y seguí caminado, voltee en el pasillo y alguien me jalo con fuerza, era un chico... con los ojos marrones oscuros, labios rosados y su cabello estaba alborotado.. como si estuviera corriendo o huyendo de algo... jamás lo había visto-

-Ayúdame, ayúdame -Dijo rogando-

-¿Yyyyy yo?- Dije tartamudeando-

-Sí, tu- ayúdame, escóndeme- me quedé perdida en su mirada, realmente era muy guapo-

-Por, por allá- señale al final del corredor- hay un pequeño pasadizo que te conduce a un cuarto en donde jamás va nadie- era cierto, he estado allí muchas veces, jamás va nadie, ni siquiera el persona-

-Genial- Lo vi darme la espalda y enseguida sentí que me sujetó de la mano y me tiro a correr con él-

-¡Eh!- dije sin entender lo que hacía, corrió rápido y por poco e tropiezo, siguió mis instrucciones pero al llegar a la puerta estaba cerrada y empezó a forzarla desesperado-

-Estoy muerto, estoy muerto, ese tipo me va a matar-

-Yo puedo abrirla- dije en un susurro, encogida de hombros-

-Genial- tiró de mi despacio y me puso delante de la puerta, metí la mano a mi abrigo y saque un alambre que siempre ando con migo, se preguntarán ¿Qué hago con un alambre? Pues es por esta razón, pensaba venir aquí, pero jamás con alguien y menos con un hombro, me encogí de hombros en tan solo pensarlo, la puerta se abrió al instantes y sentí cómo tiró de mi hacia adentro haciéndome tirar mi alambre y enseguida cerró la puerta, estaba completamente obscuro, no se veía absolutamente nada-

-¿Dónde está? ¿Dónde está el interruptor? - lo escuché cerca-

-No te muevas mucho- dije tímida, este lugar tenía muchas cosas, cajas, libros, balones, cofres, de todo.

-Ah aquí está- lo escuché y la luz se prendió, él estaba sobre una ruma de cajas y libros, de repente la ruma se empezó a mover-

-oh- me quedé mirándolo cuando lo vi a dar un salto hacia delante, sentí su peso sobre mí y me hizo caer hacia el suelo, un golpe en mi brazo, en mi cabeza y... O.o un rose suave con mis labios, mis ojos se abrieron de par en par al verlo sobre mí, lo que rosaba con mis labios, Eras los labios del joven, miré sus ojos amarronados y empezó a cerrarlos lentamente, mi corazón latía rápidamente y mi corazón saldría por mi boca... este era mi primer beso.

Sus parpados estaba cerrados cuando sentí sus labios moverse sobre los míos, mi respiración se aceleró, ¡me estaba besando con...! ¡Un completo desconocido!, apreté los parpados fuerza y empecé a sentir su labios frunciendo los míos ¿Qué hago? ¡Jamás he besado en mi vida!, intente mover os labios pero solo lo hice torpemente en un movimiento que me temblaban los labios y perdía el ritmo con el que me besaba, abrí los ojos al sentir que dejo de mover los labios... él me miraba fijamente, mis mejillas ardían y mi cuerpo temblaba, mis manos sudaban y podía oír mi propia respiración-

-Eh- se levantó riendo-

¿Qué es lo gracioso?- dije aun temblando, tomando asiento-

-Que jamás había conocido a una chica en modo vibrador- dijo tirándose al suelo para morir en carcajadas- ¿modo vibrador? Mi primer beso y me dicen modo vibrador... me mordí el labio con fuerza y me puse de pie como pude, sujeté la manija de la puerta y la giré-

-¡Eh! ¡¿A dónde vas vibrador?!- Escuché antes de salir de allí y dirigirme al baño más alejado de la universidad, mi corazón latía con fuerza y apenas respiraba... mi cuerpo temblaba... esto era algo nuevo... jamás había experimentado algo como esto- me miré al espejo- Tu primer beso de alguien que piensa que eres vibrador- dije triste- Ni siquiera entiendo la razón por la cual estoy así, siempre pensé que mi sería más fácil que mi primer beso sea con una rana...- me volví a mirar al espejo y me quité los lentes- después de todo... ¿Quién se fijará en mí?...

*******************************************************************^

-Chicos, quiero presentarle a su nuevo compañero- levanté la irada hacia el frente y mi corazón se empezó a acelerar, latía con fuerza contra mi pecho y parecía que exigía salir... mi nuevo compañero... era aquel chico...


UNA PAREJA DISPAREJA¡Lee esta historia GRATIS!