capitulo 2

53.1K 3.1K 584
                                    

-¡Apúrate Thomas!.- Grite desesperada. Llevábamos 10 minutos de retraso en el aeropuerto, a mi padre se le había olvidado poner la alarma y nos quedamos dormidos.- ¡¡JODER CORRE!!.- Le grite una vez mas a mi hermano, corríamos como locos y todavía nos faltaban algunos metros, podía jurar que las ruedas de las maletas iban a salir volando.


-¡Hey, no digas malas palabras!.- Me regaño Thomas.

-¡A LA MIERDA!.- Visualice al chico que le entregaríamos los boletos de avión cerrando las puertas del túnel para entrar al avión, mi corazón latía y latía cada vez mas fuerte, mis ojos estaban llorosos, estaba cansada, muy cansada y agitada.

Pero finalmente, llegue hasta el chico, quien ya había cerrado las puertas.

-Lo siento, el avión esta apunto de despegar.- Dijo el chico a mi padre quien le tendía los boletos de avión.

-¿¡QUE!?.-Grite.- ¡No!, por favor déjanos pasar, detén el vuelo, tenemos que llegar.- Le suplique al chico.

-Lo siento pero no puedo....

-Por favor.- unas lagrimas se me habían escapado, nunca había estado tan angustiada.

-De acuerdo.- Sentí la felicidad inundar mi cuerpo, sonreír y suspire aliviada, el chico se alejo y hablo por un woki toki, me gire hacia mi papa y lo abrace. Me dolía dejarlo solo por el verano, por lo general Thomas se quedaba con el haciéndole compañía. Pero este año al idiota se le había ocurrido la extraordinaria idea de ir al campamento.

Eres un genio hermanito.

-Cuidate mucho mi niña.- Mi padre beso mi cabeza y yo asentí. Me solto y se giro hacia Thomas.

-No causes problemas.- Le dijo con irritación, Thomas abrió la boca ''ofendido''.

-¿Cuando eh causado problemas?.- Pregunto aun ofendido.

-Thomas, incendiaste el aula de química.- Lo mire.

-Fue un accidente.- Se defendió.

-No, no fue un accidente.- Hice una pausa.- Incendiaste el aula pensando que eras un Avatar y podías controlar el fuego.- Rode los ojos recordar aquel día, todos estaban felices porque nos dejaron salir de clase. Todo fue un caos. Thomas casi nunca hace nada malo, pero cuando lo hace acaba con medio mundo.

-Fue un accidente.- repitió.

-Tuvieron suerte, el piloto detuvo el avión, pueden pasar.- El chico llego a nuestro lado y abrió la puerta, abrece nuevamente a mi padre.

-Cuídate mucho.- Bese su mejilla y me separe, Thomas se acerco a mi padre e hizo lo mismo que yo, una vez se separo, mi padre le dio los boletos a el chico y entramos por el tunel, caminamos hasta la puerta y una chica nos sonreía amigablemente, subimos las escaleras del avión y entramos, la gente no presto atención de nosotros por lo que caminamos tranquilamente hasta nuestros lugares, visualice a las chicas sentadas en sus asientos platicando animadamente, Nora se giro hasta nuestra dirección y nos hizo una seña con su mano.

-Vaya, creí que no vendrías.- Me dijo Amanada una vez llegamos hasta ellas, ignorando la presencia de Thomas.

-Lose, se nos hizo muy tarde y por poco no alcanzábamos a entrar.- Bufe. Abrí la parte de arriba de mi asiento y guarde mis maletas, Thomas hizo lo mismo y nos acomodamos, yo me senté en la parte de la ventana y Thomas a mi lado en la orilla.

-¡Hey yo quiero estar en la ventana!.- Chillo Thomas como niño pequeño.

-cállate, yo te gane.- Gruñí.

Guerra de campamentos 2Donde viven las historias. Descúbrelo ahora