Capítulo 46: "Conmigo y con mis puños".

894 43 2

Carla

-¡Es impresionante! -grito. Lo miro con los ojos bien abiertos. Es una lancha, pero bastante grande. No me sale el nombre.

-Un yate -susurra William, como si me hubiera leído la mente. Estamos en el mar, huele a sal, la humedad está en el aire, y me encanta. Mi novio me agarra de la mano, y me lleva más cerca del yate. Me ayuda a subirme, y en ese momento, sale de dentro un hombre, con uniforme blanco y gorra. Tendrá unos cincuenta años, pero por la oscuridad no lo sé seguro. También creo que está calvo.

-Hola señor Adams -dice él mirándole. Solamente, que William no lo está mirando a él, me está mirando a mí. Lo miro ahora, y me sonríe. Besa mi frente, y creo que por los pequeños detalles, cada vez estoy más enamorada de él. Entrelaza sus dedos con los míos, y me siento la mujer más afortunada del mundo.

-Ven conmigo dulzura -estira de mi mano para que suba al barco, y entonces, con cuidado, subo despacio las cuatro escaleras blancas. William todavía tiene su mano agarrada a la mía, así que, no me voy a caer. Los dos estamos ya en el barco-. Ven, baja.

Bajamos unas cuantas escaleras más. Hay una habitación, bastante grande. Y tan solo una cama. Creo que me ruborizo cuando William me acaricia la espalda, y besa la parte de atrás del pómulo de mi oreja. Miles de mariposas inundan todo mi cuerpo. Sospecho que va a ser una noche bastante larga.

-Dulzura, mañana volvemos. Así que... Disfrutemos la noche -me gira, y me besa. Lo abrazo, y no quiero que esto acabe nunca.

Riley

Los labios de Harry saben mejor que la última vez que los probé. Con este beso, me doy cuenta de que no solo me gusta, de que, estoy incondicional, y tontamente enamorada de Harry Styles.

-¿Me puedo quedar ahora? -susurra en mis labios. Después lo separa, y choca nuestras frentes. Abro los ojos, solo por el placer de contemplar sus hermosos ojos color esmeralda, y ruborizarme con ellos.

-S-Sí... -tartamudeo. Estoy muy nerviosa. Se separa por completo de mí, pero agarra mi mano, y estira para entrar en el salón. Nos sentamos, y Harry le da play a la película. Intento concentrarme enteramente en la película, pero a veces mi mirada se desvía al ceño fruncido de Harry, a su rostro serio. Él está concentrado, y a mí me resulta imposible hacerlo.

"Siempre llevo todo cuanto necesito: aire en mis pulmones y unas hojas de papel en blanco -dice Jack-. Me encanta despertarme por la mañana sin saber qué va a ocurrir, a quién conoceré o a dónde me llevará la vida."

-¿Te gusta esa frase? -me pregunta Harry de repente. Asiento con la cabeza sin mirarle. No quiero que se dé cuenta de que estoy colorada. Todo esto es demasiado en un día para mí-. No tienes que ponerte nerviosa, no conmigo.

-Vale... -susurro. Harry se tiende hacia mí.

-Me gustas Riley -me aparta un mechón de pelo de mi cara, y juega con él-. Que no se te olvide -se vuelve a acercar a mí, y me vuelve a besar. Sonrío. No tengo que estar nerviosa. Era lo que quería, ¿no?

Danna

-¡¿Ese chico es subnormal o tiene un trauma en la cabeza?! -grito enfadada. Me llevo las manos a la cabeza. No quiero que le hagan daño a Riley.

-Puedo hablar con él para que...

-¡El jodido daño ya está hecho Louis! -sigo gritando.

-¿Volvemos a casa? -miro sus ojos azules, que me dicen que me tranquilize, o que al menos lo intente. Pero... Me resulta bastante difícil-. Danna, están bien. Deja que Riley disfrute la noche, y deja que nosotros la disfrutemos.

No sé que decir... ¿Ella está bien?

Voy a enviarle un Whatsapp.

Yo: Riley, ¿estás bien?

Riley: nunca he estado mejor.

-Está bien... Nos quedamos. Pero solo porque ella está bien por ahora -le digo a Louis. Me sonríe. Me encanta esa sonrisa.

-¿Qué pizza quieres? -me pregunta Louis.

-Jamón york y queso, eso está claro -le digo. Me sonríe, y mientras él pide, pienso en Riley. Espero que el gran idiota del rizos no le haga daño, porque si no, tendrá que vérselas conmigo y con mis puños.

-------------------------------------------------

Capítulo corto, lo sé... La semana que viene tendréis maratón.

Pdta. Chris, ¿quieres pizza? ;)


Enséñame ©¡Lee esta historia GRATIS!