Capítulo veinticuatro

4.2K 341 132

VIVA EL PORNO GAY X2

Los días pasaban demasiado rápido para el gusto de Niall y Harry, pero igualmente, esos días no dejaban de ser los mejores para los dos. Se veían a todas horas, estudiaban juntos, caminaban a la escuela juntos, se iban juntos a casa, y también... Programaban días de vacaciones juntos.

Las vacaciones de invierno se acercaban, y los dos chicos ya tenían en mente lo que harían en una de esas semanas. Lo habían estado programando desde hace (por lo menos) unas dos semanas, haciendo lo necesario para que todo saliera como ellos querían.

La madre de Harry, hace no tanto tiempo, se había comprado una cabaña cerca de la playa, a unos kilómetros de la ciudad. El rizado, ya sabiendo la existencia de esa cabaña, había intentado convencer a su madre para que ella le pasara las llaves durante cinco días. Anne casi lo castiga de tanta presión que recibía por parte de Harry, pero finalmente cedió al ver las caras que ponía la pareja para que la mujer dijera que sí. Luego, Niall intentó convencer a su padre para que éste le dejase ir, logrando (después de muchos ruegos) lo que él quería.

Se veían como unos días interesantes.

Fue así como, luego de programar todo y con detalles, los dos chicos lograron viajar a la cabaña cerca de la playa. El viaje duró aproximadamente tres horas en auto, las cuales Niall y Harry tuvieron que alargar gracias a que el rizado se encontraba un poco (muy) caliente en el asiento del piloto. Después de ese momento, Niall pasó el resto del camino con las mejillas sonrojadas, e ignorando las sonrisas cómplices que su novio le daba. 

Lo primero en que el rubio se fijó al llegar al lugar, fue en la linda cabaña a metros del mar. Era pequeña, de madera y parecía gastada con el tiempo, pero desde adentro, era un lugar acogedor, adornado con alguna que otra foto de la infancia de Harry. La cabaña tenía una cocina, una sala de estar, un baño diminuto (apenas caía una ducha y el WC) y dos habitaciones, una más grande que la otra. Los chicos no tardaron en instalar las pocas cosas que habían empacado y luego se cambiaron, para así salir a la playa.

Tal y como Harry describía, la playa era un lugar vacío. Si no fuera porque era un día soleado y Niall se encontraba con su novio, el rubio estaría muerto del miedo. Pero en ese momento se encontraba con una gran sonrisa, bronceando su pálido cuerpo y viendo al chico con rizos jugar en el mar, gritándole que se una a su juego.

"¡Te terminarás acostumbrando si vienes ahora!" Gritó el castaño, luciendo los tatuajes que a Niall le encantaba apreciar. 

"¡No, gracias!" Le devolvió.

Niall volvió a ponerse sus lentes de sol, y sintiendo una ráfaga de frío, se puso una camisa blanca sin mangas para calentar su cuerpo. Luego se acostó en la toalla tirada en la arena, y cerró los ojos esperando poder dormir.

"¡Quedarás quemado como un camionero!" Exclamó Harry desde lejos.

El rubio soltó una carcajada.

"¡No me importa!"

Tan sólo tuvo que esperar unos segundos para que el sol se fuera de sus brazos y estos quedaran en la sombra, pero esta vez fue provocado por alguien. 

"Me tapas el sol" Murmuró Niall, sin siquiera abrir los ojos.

"No me importa" Respondió la voz que él tanto conocía "Y vas a ir al mar, ahora"

"No quiero"

"No te estaba preguntando" Los brazos mojados de Harry rodearon la cintura del irlandés y éste gritó por la sorpresa, mientras que el rizado levantaba a su novio como si se tratase de una pluma "Vamos a divertirnos, Niall"

Feminine [NARRY, AU]¡Lee esta historia GRATIS!