Capítulo 1.

6K 418 84

Un día como cualquiera Hinata estaba revisando el catálogo semanal de voleyball cuando su vista se clavó en unas preciosas zapatillas blancas con líneas rojas. Acto seguido, corrió hacia la cocina donde se encontraba su madre ya preparando el almuerzo.

-¡Oye, mamá, mira ésto!-dijo él con una pizca de brillo en sus ojos.

-Nunca cambias, ¿Verdad?-sonrió su madre al ver a su hijo pidiendo con la mirada esas hermosas zapatillas.-Bueno, creo que ya deberías ir consiguiendo tu propio empleo para ganar algo de dinero propio, ¿Sabes?

-¿Eh..?-miró hacia ambos lados.-¿A mi me dices?-se señaló a él mismo.

-¡Claro que a ti te digo! No te estoy pidiendo que sea de ocho horas como el mío, pero al menos de medio tiempo. Ayer cuando fui al supermercado pasé por una cafetería que buscaba camareros.-explicó mientras revolvía el agua dentro del fuentón.

-Ash..está bien..supongo que tienes razón. Pero no tengo tiempo ya que hay prácticas en el club diariamente, qué lastima..-dijo con un lamento completamente fingido.

-Los fines de semana no tienes práctica, ¿o me equivoco?-dijo y soltó una sonrisa ganadora.

-Tu ganas.-soltó un pequeño suspiro y acto seguido tomó su mochila para ya partir hacia dicha cafetería.

¿Por qué debo conseguir un trabajo a esta edad? ¿Y si no me aceptan en el trabajo por tener 15 años? ¿No debo tener más de 18 para trabajar? Preguntas como éstas se hacía Hinata mientras caminaba hacia la tienda.

Luego de unas 5 cuadras vio en una esquina el gran cartel que decía "Cafetería" y un tablero colgado con el menú del día.

-Aquí debe ser.-pensó para sí mismo y entró. Un pequeño sonido de campanilla sonó por detrás de él y caminó hacia el mostrador para esperar a ser atendido.

-¡Bienvenido! ¿Qué se le ofrece?-dijo una chica de cabello castaño y preciosos ojos azul marino.

-Em..vengo por el trabajo de camarero..eh..-dijo mientras leía el pequeño cartel que colgaba de su delantal-¿Shiraishi..?

-¡Oh! ¡Bien! ¡Te mostraré cómo se trabaja aquí y listo! Sí, mi nombre es Shiraishi-sonrió ampliamente y soltó una pequeña risita.

Luego de unas dos horas explicando a Hinata el trabajo de la cafetería, Shiraishi le alcanzó su delantal y su cartel con el nombre. El primer cliente para él había entrado y se sentó en una de las mesas de la derecha.

-Em..¡Bienvenido a nuestra Cafetería! ¿Qué va a ordenar?-preguntó algo tímido pero con humildad.

-Me gustaría ordenar 3 medialunas y un café cortado, por favor.-dijo aquel hombre que parecía alrededor de 30 años.

-E-esta bien-anotó en su libreta el pedido, arrancó la hoja y la colgó en la cocina.

-¡Lo haces muy bien!-dijo Shiraishi dándole una palmada en la espalda.

-¡Es algo divertido!-sonrió el pelirrojo mientras escuchaba la campanilla sonar otra vez.-¿Puedo ir yo?-rogó.

-¡Claro! Yo estaré en la cocina por si me necesitas.-dicho esto se retiró hacia la cocina.

-¡Bienvenido! ¿Puedo tomar su or..-observó al chico de no más de unos 18 años, cabello negro y hermosos ojos.

-¿Pasa algo?-dijo preocupado y se acercó a él.

-¡N-NADA! ¡LO SIENTO!-dijo en tono alto y se alejó un poco.-¿SU ORDEN?

-Eh..-soltó una pequeña risa-Un café con un waffle, por favor.

-Okey..-anotó en su libreta.-Ya se lo traig...

-¿Tu nombre?-preguntó mirando cada detalle del rostro del pelirrojo.

-¿E-eh..? ¿A mi me dices?-preguntó y sus mejillas se tornaron un toque carmesí.

-¿A quién más?-sonrió.

-H-Hinata S-shouyou-dijo y tragó saliva.

-Que lindo nombre-dijo sin quitar ni un momento su mirada de Hinata.

-¿Y..y el tuyo?-preguntó algo curioso.

-Kageyama, Kageyama Tobio.-sonrió-Déjame decirte que tienes unos hermosos ojos.

-¡YA TRAIGO SU ORDEN!-dicho esto volvió hacia la cocina casi corriendo.

-¿Hinata? ¿Qué pasó? ¿Por qué estás rojo?-preguntó algo asustada.

-¡No es nada!-soltó una risa fingida.-¿Podrías atender a mis dos clientes? C-creo que tengo fiebre, no lo sé..-mintió.

-Esta bien, pero no creo que tengas fiebre-apoyó una de sus manos en la frente de éste. Luego, salió de la cocina y habían llegado muchos clientes.-Hinata, te encargo al chico de cabello negro que está sentado allá, los demás déjamelos a mi.-sonrió ampliamente.

-¿E-EH? P-PERO Y-YO..-dijo y Shiraishi ya había salido de la cocina.

¿Por qué me siento tan raro cuando ese chico me habla o siquiera me dirige la mirada..?



"Cafetería" - Haikyuu!! (Kagehina) [Pausada]¡Lee esta historia GRATIS!