Capítulo 6 - La Propuesta

4.9K 482 96

Fok miró su reloj de pulsera por onceaba vez en el último minuto, desde la noche anterior los relojes tenían algo en su contra porque ¡no avanzaban! ¿Pero es que era tan difícil que los últimos quince minutos para que la hora de encontrarse con Drink pasaran? Porque si mal no recordaba le habían fallado en retardarse en sus últimos exámenes.

Suspiró y se sentó en uno de aquellos pequeños e incómodos asientos de estación mientras esperaba. Sus clases habían terminado ya ese día, solo tenía dos por la mañana, Dios definitivamente estaba de su lado porque había llegado a tiempo al lugar y tenía el resto de la tarde libre, se había encontrado con Drug para preguntarle si podían comer juntos al medio día y ser un guía eficiente, pero las cosas no podían ir mejor cuando se había disculpado diciendo que estaría en asesorías hasta las dos de la tarde, habían quedado para comer a esa hora en la cafetería, pero eso le daba tres preciosas horas para entretener a Drink y regocijarse con ese manjar, las cosas estaban tan bien que no podía quitarse la sonrisa estúpida del rostro.

-¡Hola! ¿Tú eres Fok?- Fok escuchó la pregunta animada y levantó la mirada. Diablos, él creía que el chico era fotogénico, pero verlo sonriendo de frente era como encontrarse con el cielo abierto, un azul profundo en sus ojos en el que te hundías y parecía sin fin y la calidez de la sonrisa le acarició el corazón, dejándole sin aliento.

Intentó sonreír como lo había estado haciendo hasta ahora pero fue como volver a los catorce años frente al profesor de educación física que siempre le había gustado, aquel primer día de clases diciéndole que el verano le había sentado bien... no, en aquella ocasión seguramente su cerebro había funcionado mejor que en ese momento.

-Eh...ah....- soltó una risita nerviosa recuperando sus sentidos- Lo siento, me atrapaste distraído, sí, soy yo- se puso en pie. Maldición... Drink era casi una cabeza mas alto que el – Un placer- el chico le estrechó la mano con un apretón fuerte y confiable.

-Un alivio, por la cara que pusiste creí que me había confundido- ladeó el rostro con un gesto curioso, le recordó al cachorro que había tenido de niño, el gesto se parecía a la expresión que el pequeño había hecho cuando le había indicado por primera vez que rodara por el suelo, una expresión curiosa pero en Drink se añadía una sonrisa totalmente encantadora, por un segundo sintió que había un brillo de reconocimiento, pero lo descartó inmediatamente, pues desapareció antes de poder estar seguro de si realmente estaba ahí.

-Lo siento, sí, soy yo- reiteró nuevamente y recordó que tenía que decirle acerca del horario- Es cierto, hablé con Drug hace un rato, resulta que estará ocupado hasta las dos, lo siento, su horario normal lo deja libre a mediodía pero hoy se extendió un poco más- Drink hizo una mueca pensativa.

-Vaya.... Bueno, supongo que no se puede hacer nada por ello- se masajeó el cuello después de soltar su mano- tendré que encontrar algo que hacer... - ahí estaba su oportunidad.

-¿Drug te ha mostrado la escuela alguna vez? ¿Por qué no te doy un recorrido por el campus para hacer tiempo?- el rubio le miró con ojos brillantes.

-¿En serio? Eso estaría genial, Drug jamás lo ha hecho, creo que para cuando lo veo - comenzó a reír divertido- está tan cansado de la escuela que quiere alejarse lo más posible de ella- Fok se contagió de su sonrisa.

-Lo comprendo, también hay días en que quisiera salir corriendo- Drink asintió.

-También me pasa a veces- Fok se preguntaba qué clase de vida estudiantil llevaba Drink, por lo que sabia jugaba football americano, aunque solo lo sabía porque le había visto con la chaqueta roja y su equipo en algunas fotografías en la red. Tenía toda la imagen de ser el típico mariscal de campo, una completa belleza americana que iba a todas las fiestas de su fraternidad con la capitana de animadoras del brazo.

Una Adicción Peligrosa¡Lee esta historia GRATIS!