Voltee hacía arriba y no lo podía creer el era...

—Mi nombre es Albus Dumbledore, y soy el director de esta escuela. Aunque presiento que eso ya lo sabias. Mucho gusto— me dijo risueño.¡¿Que?! ¿Acaso este es un sueño?.
El señor que tengo delante de mi ¿enserio es Dumbledore?.

Lo mire atónita, sin poder responder si quiera.

—¿Se encuentra bien, señorita Hernandez?— Preguntó y me tendió su mano. Por suerte pude enderezarme y tomarla con desconfianza.

—¿Us..uste...usted es el v...verdadero Dumbledore?— Apenas pude hablar.    

—¡Oh! ¿Acaso existen otros como yo?—Me ayudo a levantarme preguntando entre risas.

No podía creer esto. Que acaso aun estoy dormida.¡Ay por Merlin!.

-Me podria explicar por favor, que es lo que está pasando-.murmure.

-¡Ah eso!—carraspeó —Te doy la cordial bienvenida a este que es un magnifico colegio de magia y... tal vez estes un poco confundida al respecto, pero permiteme decirte que entenderas todo en unos minutos. Asi que no entres en panico.-habló con un tono lento y melódico.

-Esto es obvio una dramatización ¿no?—Voltee a todos lados— ¿donde estan las camaras? ¿Hola?—pregunte. Debo parecer una loca en estos momentos pero por favor, esto no podia ser real. Mi primer sospecha es, uno: me sedaron y esto es una broma muy bien planeada, Dos: cai en coma o algo asi y tres: he perdido totalmente la chabeta. El señor de adelante me veia entre confundido y divertido.

—Creo que no entiende lo que le digo, usted se encuentra en Hogwarts. Vino aqui con un traslador desde México —soltó calmadamente.

—Pero eso es imposible. Esto es solo ficticio y en la vida real no existen los "trasladores", ni muchísimo menos Hogwarts—dije un poco aturdida.

—Bueno, en el mundo de la magia todo es posible—Dijo sencillamente.

—¡Ja-Ja-Ja! A ver pruébelo—Dije desafiante. El saco su varita de la túnica y pronuncio Accio sombrero y el sombrero seleccionador que estaba en un estante, vino directo a el. Estaba sorprendida y asustada al mismo tiempo. Esto no puede ser real.

—En..entonces, usted dice que ¿estoy en el mundo de Ha..rry Potter?—dije en un hilo de voz.

—No comprendo muy bien su pregunta pero si es lo que creo. Le digo que si. Y bienvenida—fue todo lo que oí. Hasta que todo se tornó negro.

•••

Desperte con dolor de cabeza y también un horrible dolor de espalda. Había tenido un sueño muy muy loco. De mi, en Hogwarts. ¿Pueden creerlo? ¡ha!. Me enderece en la cama y abrí los ojos. Espera. Esta no es mi cama, ni mi habitación.

¿Estoy en el hospital de la era colonial?.

Una señora chaparrita y regordeta, que por cierto se me hizo muy familiar vino hacia a mi con una bandeja de cosas medicas.

—¿Como estas, linda? Te diste un buen golpe— Dijo amablemente. Ella..ella era Madame Pomfrey.

—¿Entonces no estoy soñando? Todo fue real— Pregunte exaltada.

—Tranquila, el director te explicara todo cuando salgas de aquí ¿okey?—mencionó tratando de calmarme. Asentí asustada.

—¿Y cuando saldré  de aquí?—me atreví a preguntar.

—En unos minutos, querida. Solo te daré este remedio para el dolor de cabeza— dijo preparando un liquido mezclando de otros frascos pequeños.  —Ten—Me tendió el vaso de medicina.

Una Simple Muggle {EN EDICION} #NGW¡Lee esta historia GRATIS!