Seguí besandola y ella solo apretaba más con fuerzas a mis manos que estaban entrelazada a las de ella, regrese a su boca para besarla pero ella giro y lo único que alcance hacer fue un beso en su mejilla.

-Creo, creo que tengo que ir al baño-dijo nerviosa y con la voz entrecortada. Me baje de encima de ella y ella apresuró su paso al baño.

Me quedé pensando y ella era virgen creo yo... Bueno no creo que alguien que no había dado su primera beso tampoco había tenido su primera vez. Seré un idiota.

Ella salio y tenía los ojos rojos ¿Habrá llorado?.

-Lo siento. -dije por lo sucedido de hace unos instantes.

-No pasa nada, yo creo que debería irme.- Entonces esas palabras habían hecho que mi estomago diera un pequeño jalón, no creo que haya sido de hambre, pero tampoco de un infección estomacal.

-¡No! -dije casi como en súplica- Digo, no puedes porque tengo una sorpresa para ti-aunque no era cierto pensaba en que no era tan mal la idea.

Convencí a Nevae de que aceptará mi sorpresa. En parte es un lugar muy hermoso y lo descubrí hace poco.

Le dije que tendríamos que ir casi al atardecer ya que se veía más bonito así.

Me dijo que necesitaba ropa ya que no tenía. Ahora estábamos en su casa para que agarrara ropa y regresemos a mi departamento.

-Bueno ya que es sorpresa.-dijo haciendo comillas a la última palabra. -No sé que ponerme ¿Casual o formal? -preguntó .

-Con lo que te sientas cómoda , no importa lo que sea. -dije sin importancia ya que al lugar donde íbamos no era un lugar donde la gente nos vea.

-Ahora regreso.-asentí.

Había ya pasado unos 10 minutos cuando ella bajo y tenía un bolso, supongo donde su ropa ya se encontraba ahí.

-Listo.-

Llegamos al auto, ella estaba sentada en el lado del copiloto y veía por la ventanilla. Estaba recostada en su mano.

-¿En qué piensas? -ella volteo a verme.

-Nada importante , solo estaba pensando en que pasara conmigo.-dijo viéndome yo no podía verla por que iba manejando pero sin embargo ella a mi si.

-¿A que te refieres.? - Ella aveces es muy confusa.

-No, déjalo son tonterías mías, no le tomes tanta importancia.-dijo para volver su vista a la ventanilla.

Llegamos al departamento y le di la prioridad de entrar primero a bañarse.

Yo por mientras pensaba en lo que me había dicho en el auto. Me dejo confundido.Mientras tanto. Ella salio del baño y salió enrollado su cuerpo en una toalla...

-¿Puedo cambiarme en tu habitación? -pregunto.

-¿Donde si no?.-sonrió y se dirigió a mi habitación que por el momento compartía con ella.

Me metí en el baño y después de unos 10 minuto salí con una toalla enrollada a mi cintura. Entre a la habitación ya que pensé que Bella había terminado.

Pero no me confundí ella solo estaba en ropa interior dejándome el paso de su cuerpo semi desnudo. Tal vez pase mi vista tan descaradamente pero ella no lo noto estaba tan sonrojado que juro que ella era totalmente roja.

-Yo lo siento...-dije cubriendome los ojos.

Salí y mi respiración era agitada ¿porque?. No mucho tiempo después salió ella ya arreglada. Llevaba un vestido para nada pagado color blanco que le hacía ver hermosa, su cabello suelto y su maquillaje no era extravagante podría decirse que si se lo quitaba estaría igual sin el maquillaje. Ella no necesita maquillaje para ser hermosa.

-Estoy lista-dijo.

-Sí, me cambiare y ve a la sala. Saldré lo antes posible. -

Ella asintió.

Salí y ella estaba pensativa últimamente así lo estaba todo el tiempo.

-Vamos-dije me acerque a la puerta la abrí y le di paso a ella.

Llegamos al estacionamiento y busque mi auto. Me subí y ella subió por su cuenta, así lo había pedido ella, puse en marcha y ella seguía callada. Tal vez no se sienta cómodo estando conmigo después de lo que paso en la mañana.

-Mira esta sorpresa no creo que será lo más fantástico, pero juro que jamás había preparado nada.-no mentí era la verdad a nadie le había hecho echo algo así. Tal vez esto tenga que ser por un contrato. Me sentía hipócrita y estúpido, no debía tratarla con «amor» cuando no sentía nada en lo más mínimo. Estaba jodido

Llegamos al lugar donde quise que vayamos

Pero...

-Antes que nada, no puedes ver así que tendré que cubrirte los ojos.-me puse atrás de ella y pase ambas manos por su rostro hasta tapar sus ojos. Ella solo soltó una carcajada.

La lleve por todo el camino tratando de no pisarle los talones íbamos juntos que si era posible.

-Estamos en la ¿playa? -pregunto.

-Mmm... No sé, puede, pero pronto lo veras. -

Ya llegamos hasta donde quería que fuéramos.

-Llegamos.-dije y le quite mis manos de sus ojos.

Ella quedo asombrada, efectivamente estábamos en la playa. Donde el atardecer se admiraba de una manera maravillosa

Volteo y quedamos cara a cara-Esto es hermoso.-dijo viéndome directo a los ojos perdiéndome en el color gris que tenía.

-¿Te gusta?-

-¡Claro que me gusta!-chilló de emoción -nadie había hecho esto por mi, eres el primero.-dijo y me beso, ella tomo la iniciativa de hacerlo.

Sus labios eran suaves, saber que yo era el único que la había besado es placentero, saber que sus labios me pertenecen y que solo yo los puedo besar es fantástico. Sí, este día me daba cuenta de cualquier detalle de ella. No se cuando lo empecé hacer.

-Gracias, Evan, todo lo que haces por mi es hermoso.-dijo ella y sonrió eso era lo que simplemente destacaba de ella, su sonrisa. -No hace falta que hagas mucho por mi, te lo agradezco, pero todo es mejor si tu y yo estamos juntos .-dijo ella y eso era peor que pudo haberme dicho, las palabras habían sido hermosas pero yo no pensaba igual que ella.

Te amo aunque haya razones para no hacerlo...

Hola, les dejo un capítulo.

Subiré pronto, gracias por votar y leer. :)

Maravilloso Engaño ¡Lee esta historia GRATIS!