Narra Brenna

Ya han pasado tres días desde que volví a casa con Zayn, me sorprende lo rápido que lo perdoné, solo una estúpida como yo volvería con un drogadicto, posiblemente un criminal, lo amo y no puedo mantenerme alejada de el por mucho tiempo, aunque el prometió explicarme todo, si no lo hace en estos días por mas que me duela terminaré con esto, no se puede tener una relación en base a mentiras, ya se que no quise escuchar una explicación antes, pero todo fue tan chocante para mi que no pensaba en una explicación, mi cabeza estaba en que el me había mentido en mi propia cara.

Era lunes por la mañana y me estaba preparando para ir a la universidad, Dios mío estoy nerviosa, Zayn estaba esperando por mi en la cocina así que para no hacerlo esperar mas fui hasta allí.

"Tienes que tomar el desayuno antes de irnos"- dice yo asiento y me coloco delante de él, como lo que preparó y una vez terminado salimos de casa.

"Dios estoy tan nerviosa y emocionada"- digo mientras me pongo el cinturón de seguridad.

"Es normal que te sientas así, todo va a salir bien"- dice con la vista en la carretera, ya estábamos llegando, la universidad si que estaba cerca de casa.

"Nada de coqueteo, miraditas raras, nada de chicos"- dice el mirándome de reojo, yo solo me reí por su comportamiento celoso.

"No, nada de chicos papá"- le digo sonriendo si mostrar mis dientes, nuestra relación no era la misma y no lo será hasta que el responda a todas mis preguntas, pero no me quejo. Estoy empezando a creer que soy masoquista, es increíble lo rápido que volví, sabiendo en lo me metía, pero estuve pensando durante estos días separados, que el solo necesita que lo saquen del hoyo, por qué no intentarlo?

"Bien hemos llegado a tu destino"- dice Zayn estacionando el coche.

"Aquí vamos"- susurré antes de salir del auto, por qué siento que me falta algo?.

"Se te olvida algo"-  casi grita Zayn desde el auto.

"Tu bolso y mi beso"- Dios que estúpida ando hoy, precisamente hoy, me acerqué a él y le di un beso rápido en los labios, colgué mi bolso de mi hombro mientras miraba como Zayn se alejaba, me di la vuelta dispuesta a entrar a la universidad, ésta tenía un edificio de tres pisos, era de aspecto antiguo pero parecía acogedor, habían chicas y chicos hablando en la entrada, subí las escaleras y busqué la oficina de la secretaria, no fue difícil encontrarla, una vez delante de ella, le dije mi nombre y ella tecleo en la computadora.

"Eres de nuevo ingreso no?"- dice ella y yo solo asiento.

"Aquí está tu horario, las llaves de tu taquilla, y un pase por si llegas tarde"- dice ella tendiéndome cada una de las cosas.

"Suerte en tu primer día"- dice.

"La necesitaré?"- pregunto con miedo.

"Creo que no"- musita ella sonriente, miro mi horario y está perfecto; no choca con ninguna de las horas de trabajo, me dirijo al aula de la clase que me toca, con suerte encuentro el lugar, respiro hondo antes de entrar, empujo la puerta interrumpiendo a quien supongo es el profesor me acerco a él y le entrego el pase que me facilito la secretaria, el asiente y me pide que busque mi pareja de asiento, miro a mi alrededor y el único lugar libre es al lado de un chico de cabello castaño y ojos azules, se ve agradable y guapo, espero que lo sea, me siento a su lado y lo saludo con un pequeño y casi inaudible Hola.

Scape | Z.M¡Lee esta historia GRATIS!