Narra Brenna

Cuando desperté Zayn no estaba a mi lado; ya me estaba acostumbrando a esto, me levanté de la cama dispuesta a darme un bañ. Una vez bañada y de haber lavado mis dientes, bajé a la cocina y me preparé panqueques, los devoré mientras miraba un capitulo repetido de Friends; en realidad no le prestaba atención a lo que decían, mi mente estaba ocupada en pensar que haré hoy, no quiero quedarme todo el día metida en casa, por lo que la idea de buscar trabajo me vino a la cabeza; ya que como ingresaré a la universidad en seis días, así que no estaría mal buscar un trabajo, además de que no tenía nada interesante que hacer.

Luego de haber desayunado, busqué mi bolso y arrojé mi móvil y algo de dinero, y otras cosas que podría utilizar luego, salí de casa y fui andando hasta algunos bares, restaurantes, cafeterías, y nada de nada, no había encontrado nada, llegué a ir a un lugar donde hacen tatuajes aunque sea para ser ayudante en lo que sea, pero luego me arrepentí de haber entrado en este asqueroso lugar, era pequeño y la pintura de las paredes eran de un color asqueroso, el único tatuador que había era un hombre calvo que rondaba por los 40, su sonrisa era espeluznante, eso hizo que saliera casi corriendo de ese lugar, ya cansada de caminar y rendida, caminé para ir hasta casa, cuando el letrero en un salón de belleza llamó mi atención, entré con una sonrisa de oreja a oreja, había personas riendo y señoras mayores peinándose el cabello, era un lugar agradable, una chica con una sonrisa en el rostro se acerco a mi.

"Vienes por peinado, uñas o trabajo?"- pregunta ella aún con esa sonrisa dulce, algo me dice que encontré lo que quería.

"Trabajo"- digo devolviéndole el gesto.

"Acompáñame linda"- dice tomando mi mano, ella me llevo al fondo del lugar; abrió la puerta dejando a la vista lo que parecía ser una oficina, una mujer de algunos 30 o 40 años, estaba sentada detrás de un escritorio y hablaba por teléfono, cuando se dio cuenta de que estamos en frente a ella colgó.

"Elena ella está buscando trabajo"- le dice la chica que me recibió y quien parece ser Elena me sonríe

"Toma asiento querida"- dice ella, yo asiento y la castaña salió, dejándonos solas.

"Seré directa.., necesito a alguien que pueda peinar, lavar el cabello de las clientes y de vez en cuando limpiar el lugar, crees que puedas?"- dice ella sonriente, que todo el mundo era tan sonriente aquí?.

"Si, claro"- digo, pensé que me pediría un currículum o algo así.

"No sabes lo desesperada que estaba"- dice ella soltando un suspiro y levantándose de su asiento.

"Bien linda, empiezas mañana, aquí tienes un horario de los turnos que te tocan"- dice ella acompañándome a la puerta.

"Te pagaré 30 libras por semana"- dice ella guiñandome un ojo y yo le sonreí. Eso era suficiente para comprar comida, e ir de compras de vez en cuando, ya que Zayn pagaba lo demás, cosas como; en cable, luz, agua, aun no se de donde saca tanto dinero, trabaja, pero aún así.

Scape | Z.M ¡Lee esta historia GRATIS!