Capítulo diecinueve

4.9K 474 142

Hace media hora que los dos se habían despertado, uno observando al otro al momento de abrir los ojos, y el otro siendo observado. Harry mantenía sus ojos pegados en el rostro del rubio, quien sonreía sólo por sentir su mirada sobre la suya.

Los dos estaban muy felices. Se podía notar a kilómetros lo que había pasado entre ellos.

"Luces lindo hoy" El castaño habló, con voz de recién despertado.

Niall estaba radiante. Su piel blanca se veía como de bebé, con algunos lunares y chupones en partes que nadie se imaginaba. A Harry le parecía perfecto cada uno de sus lunares.

Realmente los dos estaban en las nubes.

"Tú también" Contestó el rubio, admirando el cabello desordenado de Harry.

Niall se movió en la cama, intentando buscar sus pantalones que seguramente se encontraban en el mismo lugar donde los dejó la noche anterior, pero no alcanzó a mover ni un pelo cuando un ligero dolor en su espalda baja le hizo volver a la posición inicial.

"¿Te duele mucho?" Preguntó el castaño preocupado, moviéndose para quedar más cerca del rubio.

"¿Quieres que sea sincero?"

"Sí"

"Entonces sí, me duele" Respondió "Aunque valió la pena"

"Lo sé. Tus gritos ayer fueron escandalosos..."

"¡Harry!" Le interrumpió, dándole un golpe en el brazo "Cállate"

El rizado sonrió y besó los labios de Niall.

"Callame" Susurró en su boca.

Siguiendo las órdenes de Harry, se lanzó a sus labios, ocultando una sonrisa y mordiendo el labio inferior del castaño. Harry gimió contra su boca y se separó de él.

"Tranquilo. Acabas de despertar"

"No he dicho nada" Se defendió inocente.

"Sí, claro" Contestó con sarcasmo.

Luego, unos golpes en la puerta se hicieron presentes y los dos abrieron los ojos, alarmados.

"Harry, hijo" Llamaron "¿Está Niall allí?"

"Sí, sí, ¿porqué, mamá?"

"Su padre está llamando y pregunta cuando irá a casa"

Niall abrió todavía más los ojos y volvió a moverse para buscar su celular, pero otra vez el dolor en su espalda baja vino y tuvo que volver a acostarse.

"En diez o veinte minutos" Respondió el rizado, buscando la ropa interior de los dos por la cama.

"De acuerdo" Se escucharon los pasos de Anne por el pasillo, alejándose de la puerta.

Harry se levantó de inmediato cuando estuvo seguro de que su madre no estaba cerca. Movió su cuerpo desnudo por toda la habitación, intentando encontrar la ropa que se habían quitado la noche anterior. Localizó todo a unos pies de la cama, doblado de tal forma que parecía para una tienda. No le dio mucha importancia a eso, simplemente tomó lo que estaba en el suelo y caminó hasta la cama, donde Niall observaba el cuerpo del rizado con un sonrojo notable en las mejillas.

"¿Niall? ¿Tienes fiebre?" Preguntó preocupado.

"¿Qué? No, no, para nada..." Negó y alcanzó su ropa interior, poniéndoselo por debajo de las sábanas "¿Por qué lo dices?"

"Luces como un tomate" Contestó "Pero me gusta"

Si Harry creyó que el rubio estaba sonrojado, pues pensó mal, porque ahora estaba mucho más rojo que antes.

Feminine [NARRY, AU]¡Lee esta historia GRATIS!