Previamente en Ojos Alegría: Camila tiene problemas con su habla y sus palabras se deforman _ Lauren es castigada cuando "escapa" del prostíbulo para ir al cuarto de Camila _ Ambas cumplieron años el mismo día _ Lauren le pide a Louis un libro sobre discapacidad intelectual y éste se lo da _ Lauren se hace muy amiga de otra chica de ahí llamada Amanda y descubre que es hija de Simon _ Sinuhe tuvo un romance con Simon en su adolescencia _ Camila sale del sótano para buscar a Lauren y se encuentra con un pasillo extraño en forma de laberinto, logra salir al exterior y se encuentra con la familia Jauregui _ Camila grita el nombre de Lauren pidiendo ayuda al pensar que los fuegos artificiales que habían lanzado al cielo eran bombas y Clara la ataca pensando que era la responsable de la desaparición de su hija _ A Camila se le cae el beanie azul de Lauren y Mike lo encuentra _ Camila tropieza con la puerta trampa del pasillo de abajo, Amanda sale de el y se encuentran, pero Camila se desmaya.

~•~•~•~•~•~
Una o dos horas atrás.

Lauren quedó en shock ante sus palabras. ¿Cómo esa chica tan buena era hija de una bestia como esa? ¿Cómo pudo haberle hecho eso a su propia hija? Eso debe doler mucho más ya que la persona que más debería cuidarte es la que más te lastima. No se pudo imaginar lo que su amiga sentía; su padre era la persona más buena del planeta.

Definitivamente Amanda no tenía por qué soportar todo ese dolor, por lo que Lauren decidió que había que cortar el problema de raíz.

Dejó de abrazarla y secó las lágrimas que habían empezado a salir de sus verdes ojos.

—Escucha, tienes que irte.

La pelirroja la miró confundida con sus ojos cristalizados.

—¿Qué?

—Conozco la salida de aquí, debes irte. No tienes por qué soportar tanto dolor.

—¿Por qué no te fuiste tú? —preguntó ocultando su rostro detrás de su salvaje melena naranja.

—Porque saben dónde vive mi familia y si me voy los matarán a ellos y a Dinah, ya te lo conté. Y no puedo ir con la policia. Toda está comprada.

—¿Y por qué crees que yo puedo salir impune?

—No tienes a nadie que perder.

—¿Y tú?

Lauren la miró confundida.

—¿Qué pasará contigo?

—Yo... bueno, yo ya no tengo mucho que hacer. Seguramente en poco tiempo me vaya, para siempre.

Se les formó un nudo en la garganta. Los 18... la edad más esperada de los adolescentes y la más temida de todas las chicas de ahí.
Porque a los 18 ya eres mayor, ya no eres deseada por los pedófilos que pagan por tenerte. A los 18 ya eres inservible, ya no te necesitan.
Y lo que no es útil, se tira. O en estos caso, se mata.
Y Lauren... ella había cumplido 18 hace un mes. Le quedaba bastante poco tiempo.

—No quiero dejarte sola.

—Amy, no hay mucho que podamos hacer. Ésto pasará juntas o solas, y ahora lo único que quiero es que dejes de sufrir.

La pecosa también quería eso, por lo que luego de una charla, la convenció.

Lauren le pidió que entregara una nota a sus padres si se los encontraba en algún momento. Sabía que eso era imposible, pero era lo único que podía hacer que ella acepte sin sentirse culpable.

Se bajaron de la cama y Alegría levantó su colchón. De ahí sacó su libro de Discapacidad Intelectual para Dummies y arrancó una hoja en blanco.

Ojos Alegría (La chica del sótano) - Camren.¡Lee esta historia GRATIS!