Sexagésimo octava nota

23K 2.9K 64

Querido Chase:

¡Lo siento!

No he podido escribirte durante dos semanas, Chase. No me extraña que le hayas preguntado mil veces a Dylan que si era culpa tuya que haya dejado de mandarte notas.

¡No lo es! ¡No, no, no!

Es culpa Anne y su estúpida capacidad para persuadirme para que le ayude a montar la coreografía.

¡Estoy estresada! Y que Dylan nos evite tanto a Sam como a mí por lo ocurrido el otro día está empezando a preocuparme.

NECESITO DESCANSAR.

Atentamente, pelirroja.

BaileDonde viven las historias. Descúbrelo ahora