Programa

3.3K 245 14

Snape

Han pasado varios días desde la detención de la Srta. Blair, me vi tan descuidado cuando mencione lo del lago.
Me frusta recordar lo niñato que me sentí cuando la vi ahí tan bella.

Sr. Weasley su poción debe estar excelente si tiene los pantalones para estar perdiendo el tiempo en mi clase- este chico es un dolor de cabeza, pasaba por las mesas asegurándome que todos trabajaran, regrese a mi escritorio ella se veía linda como su bello caía a un lado de cuello.

-..sor, profesor?- que tonto parecía adolescente, la Srta. Granger me hablaba.
-si?- le conteste volviendo a mi postura firme
-He terminado satisfactoriamente la poción
-Yo juzgaré- la Srta. Granger era inteligente pero arrogante alguien debería decirselo- le pondré un nueve, el color esta bien pero puedo notar algo de sedimento
-pero... - estaba molesta era obvio, para ella todo lo que hace debe ser perfecto.
-Sin peros, sus notas?- me las entrego a regañadientes y regreso a su asiento.

Revisaba sus notas cuando una voz familiar me hablo, hizo que se me erizara hasta la espalda.
-Srta. Blair..
-Ya terminé esperaba que me diera su opinión- encantadora que piensas? Reacciona.
-seguro- podía sentir el aroma de su perfume era embriagante- es perfecta... La poción- sonrió no lo hagas que me matas- no esperaba menos
-gracias, aquí están mis notas
-bien las revisaré- y se fue a sentar pude notar que la sabelotodo la mataba con la mirada, no pude evitar sonrier entre mi.

Todos habían terminado, hablando entre ellos esperaban que yo les devolviera sus notas, por momentos la veía estaba hablando con Malfoy en su mesa, me sentía como frustrado cuando los veía reírse.
Seguía calificando y devolviendo algunas notas, cuando vi que Malfoy puso su mano sobre la de ella, sería que hervía, azote la mano en el escritorio, todos se callaron y me miraron.

-Me sacara canas verdes con sus trabajas Sr. Finnigan- fue lo único que se me ocurrió decir, que coraje ojala fuera yo.

Todos salieron del aula y Dumbuldore entró -Severus te tengo noticias, hablando con algunos profesores he decidido llevar a cabo un pequeño programa de "protegidos"
-como que "protegidos"??- se hecho a reír
-Lo siento no soy muy bueno con los nombres, el punto de este programa es que cada profesor tendrá un alumno el mejor de la respectiva clase como su protegido, enseñándole, enriqueciendo sus conocimientos, por ejemplo el señor Longbottom, un chico despistado pero con gran conocimiento y amor por la herbolaria así que lo he asignado con la profesora Sproud para ser su protegido y poder aprender de ella.
-entiendo, así que me vas a hacer convivir más de la cuenta con algún mocoso- se río de nuevo- y a que holgazán piensas asignarme?
-Oh no Severus, esa es desicion de cada profesor - comenzó a irse- y de una vez te digo que tienes que hacerlo aunque no quieras, elige bien porque pasaras mucho tiempo con tu protegido.- y desapareció por la puerta.

Lo pensé un poco, y si?.

Ojos Negros¡Lee esta historia GRATIS!