Retazos

19 4 0

Somos un sueño que se perdió en una pesadilla. Al menos eso pensé la primera vez que nos separamos. La primera vez que nos perdimos entre otras miradas. Sé que ya han pasado demasiados siglos, pero echo de menos las veces que nos cruzamos por aquel bosque. Las mismas mañanas en que te bañabas en ese frió lago. Solo me quedan retazos de recuerdos borrados. Cuando la lluvia cae, mis lagrimas caen, suspiro sin pensar en el tiempo que no pasó.

Alguien me dijo que tu alma se reencarnó es una rosa roja, por eso sueño en renacer en tristes gotas de roció con tal de adornar tus pétalos. Mi sueños son lo único que me queda, después de aquel triste castigo que nos separó durante la eternidad. Imaginaré tus ojos entrelazando ideas en mi pelo. Imaginaré que duermes entre las sabanas de mi espíritu. Imaginaré que despiertas al son de los latidos de mi corazón.

Puede que nunca volvamos a pasear por las verdes praderas del frió glaciar. Que nunca volverás a tomar el sol en la noche. Nunca volveré a probar el sabor de la fruta que se escondes en tus labios. Nunca volverás a recordar mi rostro, porque el destino te hizo recordar otra mirada. Nunca jamás me tendrás en tu corazón. Perdido yo, perdido el tiempo en desesperación.

Gotas de lluvia caen como los segundos pasan por un reloj de arena. Granos de arena convertidos en lagrimas surcando mi rostro. Esa cara cierra los ojos para volver a imaginarte a mi lado, unidos en palabras de amor. Palabras de amor cantadas en una canción que suenan en un viejo disco de vinilo. Ese vinilo quedará olvidado en un sótano cerrado.

Mi alma, mis recuerdos, mi llanto, mis alegrías, mi mirada, mis pesadillas, mi corazón, mi amor, y mi odio. Ya no son lo que eran. Son soló tristes ilusiones convertidas en retazos de recuerdos distintos.

RetazosDonde viven las historias. Descúbrelo ahora