Enero 2015

Primera semana

¿Nunca te ha pasado que te cuestionas todos los puntos de tu vida, planeas tu futuro, pero al final, todas las acciones conllevan a cambiar por completo tu futuro? Yo, nunca pensé que eso podría ocurrir, y menos cuando no son por mis acciones, a veces, la vida da un giro de 180º y le da igual con quien colisiona a su paso.

Tan solo han pasado unos días en los que vivo en este mundo y ya he conseguido algunas cosas que muchos de los ángeles caídos jamás hubieran conseguido o, lo hubieran logrado demasiado tarde.

1. He llegado vivo a empezar el año nuevo, muchos creyeron que cuando bajara al mundo humano, no conseguiría pasar al año nuevo vivo, pero aquí estoy, dispuesto a reírme de ellos y demostrar de lo que soy capaz.

2. He conseguido un lugar donde vivir, no es a lo que estoy acostumbrado, pero será una buena forma de salir del paso.

Y lo que es más asombroso, 3. he conseguido un trabajo en un extraño bar de las afueras de la ciudad, de momento, esto marcha bastante bien.

** 2 de enero de 2015 **

Despierto cuando el reloj marca las tres de la madrugada, es mi primera noche en esta casa, se podría decir que es "mi nueva casa", tengo una habitación, la cual todavía tengo que ordenar, decorar y todo lo demás, pero... dejando a un lado eso, las noches son algo aterradoras e inquietantes en este lugar. ¿Alguna vez has soñado algo que no eres tu el que lo vives? es decir, un sueño en el que ves a una persona en diferentes escenarios, realizando diferentes acciones, pero no eres tu el que las hace, tú lo vives desde fuera, como si lo vivieras en tercera persona. Es aterrador.

Salgo de la habitación y me dirijo hacia la cocina que se encuentra situada en la entrada de la casa, es una cocina más o menos grande, con los muebles esenciales para esta, llena de utensilios y aparatos pero no muy recargada de ello, la verdad es que, es una casa bastante agradable y acogedora.

Cuando llego a ésta, la señora Thompson se encuentra tomando un vaso de agua, me acerco donde esta y cojo también un vaso que se encuentra en una de las alacenas situadas en el medio de la cocina, en una pequeña isleta.

- Buenas noches Uriel, ¿Tampoco puedes dormir? - la señora Thomson deja el vaso que estaba utilizando encima de una de las encimares y me observa durante unos minutos, poco después, sale por la puerta. Yo, en cambio, me recuesto en la cocina y miro al exterior por la ventana, observando así a unos pequeños pájaros que crean su pequeño nido. Es curioso como esos pequeños seres se parecen a nosotros, o incluso a los humanos.

Un humano nace, pasa un par de años desde entonces en los que no es consciente de sus propias acciones ni tampoco es capaz de guardar los recuerdos que va creando hasta que todo cobra sentido y poco a poco va entendiendo como funciona el mundo, eso, eso es lo que se atribuye al crecimiento, una vez han crecido, pasan gran parte de su vida enriqueciendo sus conocimientos, sabiendo un poco más de la vida pero sin practicar nada o casi nada de ella, algunos, hasta se cansan y dejan todo eso de banda y todo eso los llevan por mal camino hasta que, terminan en un pequeño rincón de una ciudad sin nadie quien los cuide, sin dinero, sin un techo donde vivir... mientras que los que han seguido enriqueciéndose han conocido a lo que denominamos "la media naranja" y con el paso del tiempo, se han ido relacionando con diferentes personas, diferentes individuos, algunos peores que otros, pero todos terminan en el mismo punto, una vez están asentados, pasan a reproducirse, como todo individuo que respira, trabajan, siguen enamorados, algunos se separan... el final de todos ellos, siempre es el mismo, la muerte. Denominada por una eterna oscuridad que no cesa nunca a no ser que nazcas de nuevo, reencarnado como algunos creen que sea posible o incluso siendo de nuevo otra persona, sin ésta saber que realmente es así.

Ángeles Caídos¡Lee esta historia GRATIS!