Acto 13: Gaara de la Arena

2.6K 179 9

Tsukuyomi infinito, la Luna Roja, el Diez Colas, todo debastado.

Una falsa paz.

(...)

Después de unos cuantos días el equipo de Sasori y Deidara recibió una misión, muy trabajosa por lo que escuche, capturar al Kazakage.

-Esto es parte del plan...- susurre para mi pero estoy segura que Itachi me escucho.

No debo dejar que tengan ningún contacto con Gaara.

Terminada la reunion me diriji a mi habitacíon, pero antes de entrar Itachi me detubo.

-¿Estas segura de lo que dijiste, Sakura?- me sostenia del brazo y me miraba aparentando no sentir nada, pero se palpaba la preocupación.

-Ciento veinte porciento- sonreí, el sonrió, me solto y se adentro a su habitación no sin antes susurra un "suerte".

(...)

A la mañan siguiente salí sin que nadie se diese cuenta tras Deidara y Sasori este ultimo llevaba una marioneta bastante fea a modo de disfraz.

-Sakura ¿necesitas algo?- la voz de Sasori era rasposa.

-Ire con ustedes- me les acerque.

-¿Para qué?- los dos me miraban sorprendidos.

-Intervenir y no dejar que siquiera se acerquen al Kazekage- dije como si nada, los dos me miraban con cara de "¿Qué te fumaste?"

-¿Por qué harías eso?- Deidara se acercaba a mi.

-Todo lo que esta pasando, todo lo que pasará es solo un mal chiste, al menos eso quize creer, esto no le conviene a ningún Akatsuki, ni nadie en general- Deidara llego hasta a mi y toco mi frente.

-¿Te sientes bien?- yo solo active mi Ojo y el retrosedio levantando los brazos inocentemente.

-A pesar de que te creemos, muñequita- Sasori me puso el mote porque se le dio la gana, y extrañamente, me gusta - no podemos desobedecer la orden, tendras que pelear fuerte- cierto, nunca he peleado frente a ellos.

-No lo duden ni un segundo...

(...)

Caminamos un buen rato hasta llegar a la entrada de la aldea, varios cuerpos de ninjas de la Arena hacían de tapete de bienvenida en el suelo y un ninja en pie nos recibio y escolto.

-Yo primero, investigare- Deidara sacaba de la boca de su mano un pajaro que al tocar el suelo se agrando, subió a el y tras de el, yo.

-Se pondra interesante- susurre mirando al frente.

-Solo no me hagan esperar mucho- Sasori tenía un problema con la puntualidad, ¡Ja! Y yo soy la loca.

Comenzamos a sobrevolar la aldea.

-Uno- clic -Dos- clic -Tres- clic -Solo tres guardias cuidando los cielos, que descuidados- grandes arañas de arcilla bajaban por sus manos, pege un respingon.

-¿Miedo?- decia burlon

-Asco- respondi, solte una risita al ver su cara de pocos amigos.

Sakura en Akatsuki → ItaSaku¡Lee esta historia GRATIS!