~Capítulo veinticuatro~

10 1 0

Me desperté más temprano de lo común. Bueno. ¿Para qué mentir? No soy de despertarme para nada temprano. Pero esta era una excepción.

Oh claro que lo era.

Por la noche no pude pegar ni un sólo ojo. Pensando en Niall y en sus besos. ¡Basta!

En media hora Niall vendría por Lux y luego tendría que ir a reunirme con Austin.

Mientras, daba vueltas por la sala como maniática mordiéndome las uñas.

-¿Qué le pasha?

-No lo sé... Infiero que tu tío Niall tiene un poco de culpa.

-¿Mi tío Niallsh?

-Si cariño.

-¿Tío malo?

-Sip -fruncí el ceño.

-¡Cassie!

-Vale -rodó los ojos-. Tu tío Niall no es malo, sólo es tonto.

-¿Tonto?

Suspiré y me agaché a la altura de Lux que aún estando sentada en la silla era notablemente más pequeña.

-Lux... Tu tío Niall no es tonto -ella prestaba atención a cada palabra que decía.

-Pelo tía Cass...

-No cariño -miré mal a Cassie-. Ella sólo lo decía en plan de broma ¿no es así Cassie?

Cassie me miró y luego miró hacia otro lado. Bufé.

-Cassie...

-Bien -volvió su vista a nosotras-. No lo decía enserio Lux era... Sólo una broma.

-¿Ves?

La niña asintió repetidamente con su cabecita rubia.

En cinco minutos llegaría Niall y no podía estar más nerviosa.

Rayos Scarlett. Piensa cosas comunes... Como que son sólo amigos. Y que anoche se besaron. Y que quizás todo se vuelva incomodo. Y que quizás se arrepintió de todo y... BASTA.

Inhala. Exhala.

Como era de esperarse Niall pasó a buscar a Lux. Bajé con ellos para tomar un taxi e ir al estudio.

-Bueno. Adiós Lux.

Me agaché y abracé a Lux.

-Tía Scalett.

Quería agarrarle los cachetes y decir un 'awww'. Pero me controlé.

Me paré y ahora venía lo peor.

El irlandés dejó a Lux dentro del auto, en su sillita de bebé.

-Bueno... Yo... Chao Niall.

Él no decía nada. Me di la vuelta para irme lo más rápido posible.

-Scar espera por favor.

Me helé.

-¿Qué? -pregunté girando.

-Yo... Lamento si te incomodé, no quería hacerlo. Pero... No me arrepiento -creo que en ese momento era un tomate.

Él se acercó tanto que si daba un paso pisaría las puntas de sus pies. Miré hacia arriba.

-Yo... Tampoco me arrepiento -le dije en un hilo de voz. Niall sonrió y llevó su mano a mi mejilla. Cerré los párpados a su tacto.

Él iba a besarme. Lo sabía. Y quizás esto nos confundiría más pero no quería detenerlo.

¿Atracción? |N.H| ©¡Lee esta historia GRATIS!