~CAPÍTULO 36~¿Quién te busca?

939 99 4


-Taehyung—Ahogué un grito tapando mi boca con ambas manos—Taehyung— Repetí casi en un susurro echando a correr por la habitación en grandes zancadas para llegar hasta él. Me incliné desesperada tratando de ayudarlo a sentarse—

-Mierda, au. Me haces doler—Se quejó apretando los dientes y alejando mi mano de su hombro.

Podía verme espantada en la habitación observando su polo manchado de sangre y aun discurriendo. No era una bala, parecía más bien un corte. Para ser más exacta, una cuchillada en el hombro.

Jamás había visto tanta sangre en su solo lugar, escurriendo por la tela de polo, gota a gota.

"Tranquila, (TN). Tranquila. Piensa con calma en vez de serle un estorbo a Taehyung"

Me puse de pie y caminé apresurada hasta la puerta de la habitación, corrí por el pasillo tratando de hacer el menor ruido, hasta el cuarto de baño más cercano.

Agua oxigenada, desinfectante, una venda, una navaja y trapos húmedos fue lo primero que tomé en un momento para luego echar correr de regreso en donde había dejado Taehyung. Al abrir la puerta él ya hacia sentado sobre en piso con una mano sobre el hombro opuesto, ensangrentado.

Con rapidez tire las cosas sobre mi cama y camine directo hacia las ventanas, con el objetivo de mirar al exterior cubierto solo con una mancha de oscuridad y frio. Miré de reojo a todos lados teniendo el corazón latiéndome con fuerza y nervios ante la idea de que quienes le habían hecho daño a Taehyung, anduvieran por allí; sin embrago no vi absolutamente nadie.

"Mierda. ¿Por qué me tiene que pasar cosas como estas a mí?

Cerré las cortinas y luego giré para llegar hasta Taehyung—

-No era necesario que cierres las ventanas para tener más privacidad—Farfullo vacilante y adolorido al mismo tiempo. Lo sujeté del hombro con fuerza ocasionando que se quejara de dolor—

-Cierta el pico—Demandé tirando de él hasta mi cama para hacerlo tomar asiento.-

-Nena, me encantaría complacerte, pero en este momento estoy un poco indispuesto—Vaciló él sonriéndome.

"Imbécil. Ni siquiera en ese estado podía dejar de bromear"

-Que cierres le pico de una puta vez—volví a demandar apresurándome a tomar los paños mojados—quítate el polo—

Una pequeña risita de Taehyung se asomó mientras se intentaba sacar el polo con un brazo. Busqué entre mi ropa cualquier cosa que sirva como una tira. Una chalina, a la cual amarré con fuerza alrededor de la parte superior del brazo y hombro para conseguir que la herida dejara de sangrar. Tomé las toallas y luego de ayudarle a deshacerse de su prenda coloqué al trapo húmedo por encima para empezar a limpiar la herida. Tenía una cortada profunda justo en la parte superior de su hombro derecho y para juzgar y decir que era bastante reciente.

Taehyung apretaba los dientes mientras se retorcía al momento en que pasaba agua oxigenada por la herida para desinfectar la herida y luego colocarle un vendaje.

-¿Qué te pasó?—Pregunté al fin recordando las palabras de Taehyung en busca de mi ayuda—

-Me atacaron con un cuchillo. ¿Qué no vez?—Vaciló—Esos hijos de puta me encontraron esta noche y no tuve más opción que huir—

-¿Quién te busca? ¿Quién te hizo esto?—Pregunté tragando saliva un poco ansiosa y preocupada por su repuesta como si la supiera antes de que saliera de la boca de él—

-Yo...-- mordió su labio dirigiendo la mirada hacia su vendaje en el hombro, el cual ya había terminado de colocárselo—No es nada...

-¿No es nada?—Arqueé las cejas con el rostro fruncido-- ¿Cómo mierda dices que no es nada si te has venido desangrando hasta mi habitación—Giré medio cuerpo para dirigir mi vista hacia el piso ensangrentado—aparte de dejarme una perfecta marca de sangre en el piso ¿Vienes a mi habitación y no quieres decirme nada?—

War of hormone- Boy in luv¡Lee esta historia GRATIS!