Capitulo 57 | Lagrimas |

2.1K 86 4

Perdón por no haber subido antes, pero se me hizo imposible.

Mas tarde arreglo los errores :)

[Ante Último Capitulo]

Estaba sola en casa. Mi ultima noche en casa.

Mañana seria distinto, todo lo seria.

Decidí que si quería arriesgarme verdaderamente, tendría que ir con justin.

La vida es muy corta, y si sentía que el me hacia feliz.

¿Porque no lo intentaría?

Prepare mis cosas, no sabia ni que llevar, era una gira de aproximadamente un año.

Esto era una locura.

Se venían muchas aventuras, en una sola.

Conocer lugares nuevos, gente nueva.

Pensar que yo estaría en este momento en mi habitación, en la computadora, sin actividad alguna, tratando de conseguir dinero para el concierto de Justin.

Esto era completamente una locura.

En cuanto cerré la primera maleta, mi teléfono sonó con una foto en la que salgo muy sonriente y Chris está detrás mío.

Cerré los ojos inocentemente. —Maldición, Chris.

Con todo este lío, me había olvidado completamente de el.

Tenía un nudo en la garganta, y no sabia si responder. Me sentía realmente mal, una mala amiga.

—Chris... —Susurré.

—¿Estas bien, pequeña?

Aclare mi voz. —Si, lo siento. Es que no me siento muy bien justo en este momento. Estaba por ir a ducharme, ¿Quieres que te llame en cuanto termine?

—Esa sería una buena idea, tengo que hablar contigo. Llámame, por favor.

—Si claro, lo haré.

—Te quiero.

—Y yo a ti. Luego te llamo.

Corte el teléfono y lo largue a la cama.

Tome preocupada una camiseta, y comencé a doblarla.

—¿A quien tienes que llamar luego?

Solté un grito de susto.

—Justin. —Lo regañe con ambas manos en mi pecho.

—No ignores mi pregunta. ¿Con quien hablabas?

Lo mire con el ceño fruncido, tratando de saber si su tono era suave, o totalmente autoritario.

—Con Chris. Y no es necesario que me hables de esa forma.

Me di la vuelta y seguí con lo mío.

Escuche que suspiro. —Lo lamento, bebe.

Sentí sus manos en mi cintura, y su respiración en mi cuello.

Sonreí.

Siempre caía ante sus encantos.

—Es que aveces, ya sabes, celos.

—Confía en mi, yo no soy como todos los demás.

—Lo sé, y me siento un idiota.

—Mi idiota, ¿Recuerdas?

Todo va a estar bien [Justin Bieber y tu] ¡Lee esta historia GRATIS!