Capítulo 22: ¡Roxy- Poxy!

Comenzar desde el principio

-Es una generación un tanto especial, ¿No cree director Dumbledore?- acotó la señora McGonagall.

El director sonrió- Así es,- asintió- Míralos Minerva,- señaló a los susodichos- están tan felices y no puedes negar que es un tanto gracioso.

Minerva notó un brillo en los ojos del profesor Dumbledore y también observó a todos en el GC, para luego cuestionarse algo.

-¿Usted cree que seré una buena directora?- le preguntó.

El director volvió a observar a los jóvenes del futuro y medito por un momento.- Confío plenamente que tu serás una de las mejores Minerva.

La profesora de Transformaciones sonrió internamente y le agradeció con la mirada.

Una risa que se podía oír a kilómetros llamó la atención de los adultos. Provenía de la mesa de Ravenclaw.

-Ya quiero ver que te hará tu suegro- manifestó Lorcan volviendo a reír.

Sus padres fruncían el ceño mientras observaban a Lysander, que se encontraba con el rostro pálido y sudando como loco.

-¡Es hora de que te conviertas en el macho pecho peludo que se supone que eres!- bromeó de nuevo Lorcan. Le encantaba molestar a su hermano en estas situaciones.

Fred II se acercó a ellos con una sonrisita burlona. Lysander resopló.

-Chico estrellitas- dijo dirigiéndose a él- vengo a darte mi más sentido pésame- apoyo una mano en su hombro- aunque no voy a negar que va a ser divertido.

El chico Scamander tragó saliva y su madre intervino.

-Disculpen, ¿Pero de que hablan?- cuestionó un tanto preocupada.

-Señora Scamander,- Fred II se dirigió a Luna- déjame decirle que es el turno de ¡Roxy-poxy!

Dicho esto, una muchacha pasó al frente llamando la atención de todos.

Esta última presentaba la piel de color canela y el cabello castaño oscuro hasta la mitad de la espalda. Sus ojos eran de color marrón e iban delineados de color negro.

Les dedicó a todos los presentes una enorme y hermosa sonrisa, para luego hablar- ¡HOLA MI QUERIDO HOGWARTS!- su emoción le salia hasta por los poros- Mi nombre es Roxanne Weasley.

-¿Una...Weasley?- preguntó alguien con el ceño fruncido.

La señora Weasley sonrió feliz y no pudo contener un gritito- ¡OTRA NIETA!

Ante la emoción de su mujer, Arthur, sonrió divertido.

-Así es, soy una Weasley- volvió a mostrar su gran sonrisa.

La joven llevaba pantalón negro ajustado y una remera musculosa blanca, la cual era suelta y llegaba hasta un poco más abajo de su cintura. Además, calzaba una botas negras hasta las rodillas.

-Soy hija de George Weasley y Angelina Johnson- dijo mirándolos- al parecer, los genes de mi madre fueron más fuertes que los de mi padre conmigo.- levantó los hombros.

-¡Sabía que conocía esa sonrisa!- exclamó su madre- es la sonrisa de George.

-¡JA! Mira eso hermano- habló George dirigiéndose a Fred- ¡Ya tengo dos hijos!- su sonrisa apareció.

-Tengo 17 años y pertenezco a la casa de Gryffindor- la muchacha continuó. La casa nombrada festejo y vitoreó al igual que con los integrantes anteriores.- Estoy cursando mi último año en el colegio de magia y hechizeria de Hogwarts.

A Través Del Tiempo ⌛ ~ (Tercera Generación) Ⓒ¡Lee esta historia GRATIS!