-¡Dime si oh no!, ¡no te quedes así!

Vanessa había llegado a su casa a reclamarle a Liam lo que había oido de Violeta...

-Vanessa... mi amor no tienes por que hacer tantos corajes, vas a hacerle daño al bebe.

-¡si te importa nuestro bebe me vas a empezar a decir quien carajo es Victoria!

-ya te dije que es solo una loca que me esta acosando, ella no es nada mío.

-te juro que si me entero que tienes algo con esa maldita, te puedes ir olvidando de mi.

-ya cálmate Vane...- Liam abrazo a su novia...- no tengo nada con esa mujer, nena yo solo te amo a ti.

-mas te vale Liam...- Vanessa se soltó de el.

-¿Quién te dijo semejante estupidez?

-alguien...- Vanessa giro su cabeza a otro lado.

-¿Quién, Vanessa?

-pues fue... Violeta, una compañera del colegio.

-¿Violeta?

-Violeta Cooper...- Vanessa dudo en su respuesta.

-con que Violeta...- Liam cruzo sus brazos.

-¿la conoces?

-apenas... nos besamos en un antro una vez, me acuerdo de ella por que se vomito en mis zapatos.

Vanessa se hecho a reír...- pensé que tu te habías vomitado en sus zapatos, bueno eso fue la versión que ella nos conto.

-esta loca, estaba tan ebria que se vomito... pero no le creas nada es una envidiosa, se enojo conmigo por que no quise ser su novio, por eso esta ardida de ti.

-oh ya veo, pero tu eres mío, solamente mío bebe...- Vanessa abrazo a Liam, este le beso su frente y frunció las cejas, tenia ganas de golpear a Violeta por haber sido tan chismosa.

(...)

Al día Siguiente, Liam había ido al almacén de ropa que tenia por negocio la familia de Violeta, este había ido a comprar montones de ropa para su bebe.

-¿y ese milagro de tenerte por acá?

-ya vez...- Liam se quito los lentes, la miro de pies a cabeza y con una sonrisa de galán le saludo...- hola Violeta, como estas de bonita.

-muchas gracias, tu igual estas muy bien.

-gracias nena, vine a comprar ropa para mi futuro hijo.

-ah claro Vanessa esta embarazada, lo olvidaba... ¿Cómo te va con ella?

-demasiado bien, esa chica es toda una princesa.

-no solo de nombre, ella es una princesa en toda la extensión de la palabra.

-créeme que si, estoy loco por ella.

-me alegro que hayas encontrado a tu media naranja... lo digo por que después de lo que paso con tu ex esposa debe ser difícil volver a confiar en las mujeres.

-y no te equivocas... bueno, me llevare todo esto ¿Cuánto va a ser?

Violeta saco la cuenta y lo miro coquetamente...- 2500 dólares, me supongo que eso es poquito para ti.

-gastare el dinero necesario en mi hijo, no me importa quedarme pobre.

-hablando de dinero... ¿Cuándo salimos al cine?, somos amigos ¿no? Y desde que conociste a Vanessa te has olvidado de mí.

-lo lamento Violeta, ahora estoy comprometido.

-ah vamos una escapadita al año no hace daño.

Liam soltó una carcajada, se acerco a ella seductoramente, la tomo del brazo y sin ella esperárselo, este la jalo bruscamente...- yo contigo no voy ni a la esquina, quiero que te quede claro una cosa... si sigues haciéndole daño a Vanessa con tus comentarios filosos no va a ser ella quien te va a agarrar a golpes.

CRIMINAL (EN EDICION TEMPORAL)¡Lee esta historia GRATIS!