*4*

2.3K 221 25

 No recuerdo haber investigado, ni trabajado, ni estudiado tanto en tan pocos días. Pero al fin y al cabo el esfuerzo valió la pena.

Nos sacamos, bueno, me saque un diez en el trabajo, lo cual me dejó totalmente satisfecho con lo que hice.

Luego de la plática aburrida de la profesora, tocó la campana y todos nos dirigimos hacia la salida. Pero yo no, no llegue a escaparme de Sehun.

Cuando estaba saliendo del salón el me agarro del brazo y me arrastró hacia uno de los baños del instituto.

Cerró la puerta de este con el seguro y me empujo contra la pared.

-Estoy orgulloso de ti Kyung...- sus ojos no tienen brillo alguno.- estuve pensando en darte tu recompensa. Y... sinceramente no creo que quieras negarte.

-¿D-de que estas hablando?- pregunté con las mejillas prendidas fuego.

-Que yo te gusto.- me dijo como si nada, con una sonrisa de suficiencia.

-¿Qué?... e-estas equivocado.- los nervios que sentía en esos momentos eran enormes.

-Kyungsoo...- se acercó hacia mí, quedando a unos centímetros de mis labios, apenas rozándolos. Cerré mis ojos esperando a que me besara, nuestros alientos se mezclaron y yo ya me encontraba delirando.

Sehun pasó su lengua por mi labio inferior logrando que entreabriera estos para darle lugar a que me besara. Pero el beso no llegó.

Abrí mis ojos y lo miré.- Bésame tu Kyung...- no sabía qué hacer.

-Hazlo.- insistió.

-Eh, yo... Sehun.- no me dejo terminar.

-A la mierda, muero por besarte.

El rubio comenzó a devorar mis labios de manera salvaje, mordiendo mis labios sin compasión hasta sacar sangre de ellos.

Él se quitó la camisa y luego retiró la mía tocando mi abdomen, luego mi pecho y hombros, para detenerse a tocar mis pezones.

Varios gemidos salían sin ser retenidos, ya no podía esconderlos.

-Me vuelven loco tus gemidos, vamos quiero escucharte mas.- mordió mi cuello y yo gemí más alto.

Besaba, lamia y succionaba mi cuello de una manera que me tenía mal. Hizo un recorrido de besos desde mis clavículas hasta mi abdomen, donde mi jean lo detenía.

El desabotonó mi prenda, bajó el cierre y de un tirón me los quitó junto con el bóxer, dejando mi erección al aire, yo me sonroje instantáneamente desviando mi mirada hacia el techo.

Sehun volvió a incorporarse para tomarme de la barbilla y seguir besándome. Comenzó a masajear mi entrepierna suavemente, con movimientos lentos y tortuosos. Los gemidos salían sin parar, el comenzó a acelerar sus movimientos sobre mi pene mientras me besaba y ahogaba todo sonido que yo hiciera con sus labios.

Los segundos pasaban y cuando estaba por llegar al orgasmo Sehun se detuvo, fruncí el ceño en señal de desaprobación y el sonrió de lado.

-Desvísteme, Kyung.- le hice caso, me arrodillé y desprendí el cinturón de su pantalón, luego desprendí los botones y lo bajé junto con su bóxer, como el hizo conmigo.

Me quedé mirando su gran erección frente a mi rostro. Estaba dudando en si debería llevármelo a la boca, lo cual nunca había hecho. Pero decidí dejar de pensar y dejarme llevar.

Y sin mirar lo tomé entre mis manos y me lo metí en la boca haciendo que Sehun gimiera, ese simple sonido me ínsito a seguir.

Lamí y succione su miembro en un vaivén lento y tortuoso. El agarró mi cabello y comenzó a mover mi cabeza a su antojo sacándome algunas arcadas.

Sehun se alejó y me puso de pie, levanto una de mis piernas sobre su cadera y luego hice lo mismo con la otra. Me apoyo suevamente sobre la fría pared la cual me dio un escalofrió que recorrió toda mi columna vertebral.

El más alto me besaba y sin que me diera cuenta metió un dedo en mi entrada, haciendo que soltara un grito de dolor.

-Ahhh... n-no Sehun, duele...- me quejé.

-Tranquilo, tu solo respira, ya pasará...- me beso mientras movía su dedo en mi interior, cuando al fin me relajé, metió otro, a este no lo sentí tanto, pero el dolor seguía estando allí. Comenzó a hacer un movimiento de tijeras dentro de mí para dilatar más mi entrada. Y fue ahí cuando el tercer dedo entro en mi cavidad arrancándome un grito desgarrador haciendo que clavara mis uñas sobre la espalda se Sehun.

Los mantuvo allí hasta que me acostumbré y luego los quitó.

-Kyung... ¿estás listo?- me besó.- te prometo que no te haré daño.

-S-si... creo.- Sehun tomó su miembro y lo posiciono sobre mi entrada, me estremecí y el continuo metiendo primero la punta, lentamente mientras yo cerraba mis ojos fuertemente y mis manos dañaban la pálida espalda del rubio.

Y así fue entrando hasta que al fin estuvo completamente dentro.

-¿Estas bien?- me pregunta mientras retira una lagrima que estaba resbalando por mi mejilla. No me había dado cuenta de que estaba llorando.

-Mjmm...- asentí.- Muévete...- le pedí.

Sehun me hizo caso y comenzó a mover sus caderas lentamente.

-Más rápido...- los jadeos comenzaban a escapar de mí.

*

Este acelero el ritmo notoriamente hasta que sus pieles comenzaban a chocar y los gemidos de ambos eran callados en los labios del contrario.

-Estás... tan apretado.- gimió Sehun sobre la oreja de Kyungsoo.

El menor echaba su cabeza hacia atrás por las olas de placer que Sehun le proporcionaba.

El ritmo fue acelerando mucho más. El rubio tomó el miembro de Kyungsoo para comenzar a masturbarlo al ritmo de sus embestidas.

Ambos estaban por llegar al orgasmo. Dos penetraciones más y Sehun termino corriéndose dentro de Kyungsoo y este sobre el abdomen de ambos.

Cuando al fin pudieron respirar normalmente Sehun bajó a Kyungsoo hacia el suelo para poder vestirse.

Los dos muchachos ya se encontraban vestidos y en un silencio tranquilo hasta que el más alto habló.

-Me encantó Kyung...- besó los labios del más chico.

El más bajo ríe nerviosamente.- Si, para ser mi primera vez... no estuvo nada mal...

-¡¿Qué?! ¿Tu- tu primera vez?

-Eh, si.- contesta Kyungsoo con sus mejillas encendidas.


_______________________


holaaaaaa, espero que les vaya gustando, dejen sus comentarios!


gracias por leer! ♥

-Di mi nombre. |EXO-SESOO|¡Lee esta historia GRATIS!