Después de haber leído el capítulo, leer la nota que esta a lo último.

____________________________________

Ya ha pasado una semana, deje de buscar a Emma y ahora hablo más con Nevae, la realidad es que siento pena por ella, que más da, de ella saldrá demasiado dinero.

Estaciono mi auto en la puerta de la universidad esta vez no espero a Emma si no a Nevae.

La vi caminaba hacía su casa.

-Bella.-dije cuando finalmente estuve cerca de ella.

—Evan... Hola.—dijo y sonrió como siempre lo hacía.

—¿Quieres que te deje en casa?. —pregunté es necesaria su confianza.

—Por favor.—dijo. Rodeó el auto y entro por la puerta ya que estuvo en el lado del copiloto se abrocho el cinturón.

—¿Cómo estuvo tu día? —saqué platica.

—Para empezar mal, hoy dejaron hacer no se que tantas cosas de matemáticas que no entiendo.—me gusta cuando habla su voz es dulce.

—Si quieres te puedo ayudar, se mucho de las matemáticas.—en realidad si se matemáticas.

—Si no te robo tiempo seria un placer que me ayudarás.—dijo en un tono de alivio.

Llegamos a casa y me dijo que subieramos a su habitación y asi lo hicimos suerte que no traigo un traje me daría calor.

Llegamos y su habitación era muy ordenada pense que por ser la habitación de una adolescente tendría imágenes de su banda favorita o desorden pero no era completamente diferente. Ella es diferente.

—Siéntate.—me ofreció una silla que estaba cerca de un escritorio.

—Entonces ¿Qué es lo que no entiendes? —le pregunte.

—Son sobre ecuaciones.—dijo sin ningún interés.

Le expliqué lo que tenía que hacer ella solo asentía solo sabía que ella no estaba entendiendo ningún jodido paso pero me gustaba verla fruncir su ceja como señal de que no sabe nada de lo que acabo de decir.

—no entendí pero... Se que tengo que buscar el valor de x.—acabo de perder saliva.

—Eso es todo por hoy.—dije.

—Lo siento, es que no se me da las matemáticas, pero en mi defensa soy buena en química, no eso no tiene nada que ver pero al menos soy buena en algo pero dime...cuéntame sobre ti—dijo roja.

—Me llamo Evan, en realidad Evan belker... Creo que es todo.—dije

—El nombre ya lo conozco otra cosa.—dijo.

—No me gusta hablar de mi, solo te puedo decir que me llamo Evan belker y tengo 23 años.—dije algo frio.

—Lo siento no era mi intención entrometerme pero nose soy muy curiosa.—dijo avergonzada.

—Cuéntame de ti.—le propuse.

—Soy Nevae wilfor y tengo 19 años, vivo con mis padres y solo he tenido un novio en mi vida, en realidad eso fue cuando tenía 5 años y pues solo estoy metida en la universidad y no tengo tiempo para eso, no te cuento esto porque este urgida, si no el porque de que casi no tengo vida social, por preocuparme en la universidad —dijo.

Un momento si ella solo ha tenido un novio y eso fue cuando tenía 5 años jamás ha dado un beso o es lo que yo creo con más razón me interesa aun más.

—¿Entonces jamás te han besado, no? —pregunté mientras me acercaba a ella.

—¿Yo dije eso? Quise decir no—dijo nerviosa.—la realidad es que no...

—Entonces no te molestaria que yo fuera el primero.—dije y me acerco a ella aun más ella solo se aleja.

—Evan...no por favor—dijo sonrojada y nerviosa.

Me acerque a ella más tanto que nuestras respiraciones chocaban ella bajo la mirada hacia mis labios y yo a los de ella.

—Evan... Hazlo..—dijo y yo reaccione.

Mi boca choco con sus labios inexpertos los cuales se movian nerviosos, sus labios eran delicado tanto que era como besar pétalos de rozas, quería ser gentil por ella, tenía mis manos en cada lado de sus mejillas ella estaba quieta, hasta que mi lengua pidió paso a sus labios ella accedió mientras nuestras lenguas estaban acupadas en una guerra, ella rodeo sus brazos mi cuello, yo baje mis manos hacia su cadera haciendo que ella se apegara más a mi, jadeo como respuesta de ese movimiento brusco. El maldito oxígeno me faltaba bueno nos faltaba. Poco a poco me separé de ella cuando al fin estuve a unos escasos centímetros de ella bajo la mirada tome entre mis dedos su mento y lo alze ella estaba roja y sus ojos se encontraban nerviosos.

—Lo siento no debía perdirte eso.—dijo nerviosa.

—¡Deja de disculparte!, todo lo hago porque estoy de acuerdo en lo que me pides.—es increíble que pida disculpas cuando los dos tuvimos que ver.

—¡Porque en realidad yo no debí hacerlo yo...yo, nose si tienes novia, esposa o hijos. Yo no lose y sin embargo te he besado!—

—Eso no tiene nada que ver.—dije burlón.

—Si tiene algo que ver ¿Te digo porque?, porque yo no soy el juego de nadie y mucho menos tuyo.—dijo molesta la entiendo también estuviera molesto.

—Pero yo no tengo Novia, esposa y mucho menos hijos.—dije para que entrará en razón.

—Sabes no quiero ser una más para ti, conozco a los tipos como tú y yo no quiero ser una más para ti.—dijo sinceramente.

—No lo eres...—dije y en realidad no lo era porque no iba ser una más para mi si no una más para ellos.

—Te agradecería si te fueras.—

—Esta bien. —dije salí de ahi y me subí a mi auto.

Me quedé un rato pensando sobre todo esto me sentí mal por todo lo que paso yo no debí tratarla así. Pero lo hecho esta hecho.

No quiero enamorme y mucho menos lo hare de ella.

He pasado mucho tiempo solo y me aterra la idea de enamorme ya que cualquiera que esta solo confunde amor con todo

Cuando amas esas persona tambien tiene que amarte y yo no se amar y no quiero experimentarlo pero El miedo se apodera a mi ¿Miedo? ¿de que? De la persona que le empiezas a tener cariños se aleje dejandote con tus sentimientos el cual jamás le importaron o intentaron hacerlo , pero no importa vives roto simplemente roto y antes de pasar por eso prefiero vivir mi propia burbuja de acero quien decide destruirla soy simplemente yo y nadie más.

Nadie puede amarte si tu no te amas primero.

Hola, la nota es para decirles sobre la historia.

Que no soy tan experta en este tipo de cosas (besos, caricias y/o cosas cachondas) pero sin embargo si abran.

Aja seguía que no se como estarán aquí estas partes pero pues si. Yo no soy experta y tampoco creo que sea el tema central de la historia pero como es contado por él si creo que debe de haber. Aunque esto sea leve (creo) en próximos deberían de ver (spoiler) cosas subidas un poco de tono. Mami (osease mi creadora) no escribo una historia tipo cincuenta sombras de grey.

Asi que lean y voten. Pero lo importante es que les guste lo que escribo.

Gracias.
********

Maravilloso Engaño ¡Lee esta historia GRATIS!