01.

2.5K 144 11

Mi tarde estaba tranquila, mi madre estaba en el trabajo y pronto llegaría a casa, el sonido de mi celular logró llamar mi atención, mire la pantalla, era un número desconocido, y decidí atender a aquella llamada.

[Llamada telefónica]

—Bueno?

—Disculpe necesito hablar con... ___ Carter.

—Habla con ella, ¿pasa algo?.

—Le llamó porqué su madre tuvo un accidente.

—QUE!? Ella esta...¿bien? , en que hospital se encuentra?

—En el "Grand Medical".

(...)

En cuánto recibí esa llamada guarde el celular, mis llaves, y salí en busca del metro.

Estaba desesperada y sobre todo preocupada, mi padre nos abandonó hace cinco años, mi madre era lo único que me queda, no podía perderla.

(...)

Al llegar al hospital corrí hacia la recepción.

—Disculpé, vengo por Lia Carter.—Mencioné con desesperación.

—Lo siento aún no tenemos noticias sobre ella, solo sabemos que sufrió un accidente automovilístico.— Dijo aquella enfermera leyendo un papel.

En ese momento mis ojos estaban cristalinos. No pude pronunciar ni una sola palabra más, me senté en la sala de espera, no me iría de ahí hasta saber algo.

(...)

—Pequeña despierta. —Dijo una voz masculina.

Poco a poco fui abriendo los ojos deseando que todo haya sido una pesadilla, pero al parecer no era así, ya que vi a un hombre con bata blanca.

—Mi madre, estará bien. —Pregunte con mi voz adormilada, mi preocupación aumento cuando el doctor no pronunció ni una sola palabra. —¿Qué pasa?—volví a preguntar, ahora con mis ojos aguados.

—Cariño.—Dijo después de un largo suspiro, se puso en cuclillas en frente de mí y me miró seriamente.—Tu madre.. ella tenía varios golpes en la cabeza... ella murió lo siento..—Decía con dificultad.

—No, no, no puede ser.—Dije con un hilo en voz.

No podía creer lo que me estaba pasando, era como si todo fuera una pesadilla, pero era real, me había quedado sola.

—Ella antes de morir me dijo que te llevará con tu tía "Karen".— Levantó mi mentón.

—Pero ella vive en Londres.—Dije secando mis lágrimas.

—Tendrás que viajar, le llamaremos, será mejor que estés con ella.—Me sonrió

Asentí.

Ese doctor había sido tan bueno conmigo y enserio se lo agradecía.

El se levantó y fue a la recepción, tomó el teléfono y en minutos se escuchó como hablaba con alguien.

Era un trago amargo, no podía asimilar todo lo que me estaba pasando, nunca sabes cuando dejaras de ver a alguien.

—Listo, mañana vienen por ti, y mañana enterraremos a tu madre.—Dijo sacándome de mis pensamientos.

—Gracias.—Murmuré.

—Se lo que se siente perder a alguien que amas—dijo mientras hacía movimientos circulares con su mano en mi espalda —Anda, ya es demasiado tarde, tienes que ir a casa.— Dijo con una sonrisa.

Lo único que pude hacer fue asentir, salí del hospital y me encamine hasta mi casa.

(...)

Al llegar a casa, lo primero que hice fue ir a la habitación de mi madre.
Me senté en su cama, mire una fotografía que tenía en su mesita, en aquella foto estábamos nosotras dos, no pude evitar llorar, me acosté en la cama y abrace la fotografía.

Lágrimas por amor (Leondre Devries &' Tu)¡Lee esta historia GRATIS!