~CAPÍTULO 30~Una relación de verdad

1.1K 103 1


-- ¿Quieres tener una relación de verdad conmigo? Déjame escribir nuestra historia, (TN) Allinson—

Me quedé en silencio observando el oscuro de los ojos de Jimin. Las gotas de agua chipoteaban ligeramente hacia nosotros, su cabello estaba pegado a sus cienes, mientras que mío solo estaba mojado hasta la mitad. Apreté los labios e incliné el rostro para besarlo—

-Te prometo—susurré—que daré los mejor de mí para que esto de verdad funcione—

Jimin apegó su cuerpo más al mío, aferrándose y acariciándome la piel.

-Te prometo que te ayudaré—respondió Jimin sonriendo en mi boca y abrasándome con más fuerza pero delicadamente—No te voy a fallar (TN). Solo déjame mostrarte cuanto estoy dispuesto a dar por ti, cuanto estoy dispuesto a cambiar por ti... pero solo te pido una cosa. Confía en mí—

-Te amo—dije muy despacio, empezando a sonrojarse mis mejillas—Te amo, Jimin. Te amo...

Jimin sonrió ladeando la cabeza, complacido—

-También te amo, muñeca—

Así que, estaba decidido... había escogido a Jimin, y ahora tenía que ver la forma en que se lo diría a Suga. Una culpabilidad me embargó el cuerpo, pero rápidamente me obligué a sonreír y despejarme la mente de ese pensamiento. En este momento estaba con Jimin y quería hacer que esto funcionara, que de verdad funcionara y no siguiéramos en el plan que hemos venido teniendo hasta hora. Era ahora o nunca... era mi última oportunidad.

Pasemos un largo rato en la cascada, debajo del torrente entre besos, abrazos, caricias y risas. De pronto recordé la sensación de cuando estaba con Suga, riendo y pareciendo todo mejor que nunca... así que Jimin también era capaz de hacerme sentir así.

Decidimos salir del agua, sin embargo cuando intenté buscar mi ropa me di con una sorpresa—

-¿Mi ropa?—susurré mirando en la orilla, en el lugar que supuestamente la había dejado—

-¿Dónde la dejaste?—Preguntó Jimin buscando con los ojos—

"En la orilla" Jimin arqueó las cejas y luego sonrió resoplando—

-Quizás y el agua se la llevó. El viento sopla ¿Sabes?—sonrió—Ni modo. Voy a poder ver tu sexy trasero desnudo caminando hasta la cabaña—Vaciló apresándome contra su cuerpo y bajando sus manos a mis glúteos. Fruncí las cejas. Eso no era gracioso.

-Jimin... no puedo caminar denuda por allí—repliqué—

-A mí me gustaría—Sonrió Jimin—Pero también odiaría que alguien más te vea desnuda cuando solo me gusta ser yo quien te contemple—Besó mi hombro derecho—Te prestaré mi polo y mi casaca ¿Vale?—Se apartó reposando un último beso y encaminándome hasta la orilla, en sonde al salir, pude contemplarlo totalmente desnudo.

Las gotas de agua caían por su cuerpo. Su cabello mojado echado hacia atrás y pegado a su cabeza. Su espalda perfectamente formada y sus muslos firmes y fuertes. Joder... y pensar que es el hombre es quien me folla.

Suspiré ahogada y enseguida traté de controlarme. Mordí mi labio y levanté la mirada, echando la cabeza hacia atrás. De pronto ya empezaba a hacer frio y mi cuerpo ya lo sentía. El agua estaba fría y mi cuerpo empezaba a temblar. Miré a Jimin llegar hasta su ropa y recogerla, para colocarse su bóxer y pantalones, dejándose la mitad del cuerpo desnudo. Su torso ligeramente bronceado estaba al descubierto, buscando las pequeñas líneas de sus bíceps. Me encantaba... todo en él me encantaba. Él no era que digamos una masa de músculos, bíceps o tríceps, pero tampoco era alguien delgaducho. Tenía las medidas correctas en su cuerpo. Las caderas más estrechas que los hombros y una espalda bien formada. Sus pantalones rodeaban hasta sus caderas dejando su perfecta musculatura libre, dando una imagen de un supermodelo. Jimin no era muy alto que digamos, pero tampoco era de estatura baja; sin embargo lo que no lo tenía de alto, lo tenía de atractivo y sexy.

War of hormone- Boy in luv¡Lee esta historia GRATIS!