16

229 12 0

-¿Por qué no puedo pasar a verlo, Jhon?-preguntó ella entre lágrimas.
-Preciosa, sabes que vamos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance. Él es fuerte y va a luchar. Sabes que no va a rendirse. Ahora... Quiero que vayas a casa.
Zayn la tomó en brazos con rapidez, alejándola de ahí.
-No quiero irme. Cory me necesita. Tengo que quedarme.-lloró ella.
-Jamie, vení a casa con nosotros.-susurró él.- No creo que tengas que quedarte acá. Jhon me dijo que, pase lo que pase, hasta mañana no vas a poder verlo.
-No te vayas, Zayn. No te vayas.-seguía aferrándose a él con fuerza mientras Niall arrancaba su auto en dirección a la casa Malik.
-Yo no pienso irme a ningún lado.-dijo él abrazándola con mas fuerza.
-¿Lo sabías? -preguntó Louis.
-Si. Ella no quería que nadie dijera nada.-susurró Liam mientras seguía conduciendo.- Se veía tan feliz. Mierda. Me hubiera gustado que no hubiera pasado. Ella merece estar feliz.
-Harry no lo sabe, ¿cierto?
-No. Él no sabe nada, ni puede saberlo. No quiere que lo sepa.
-¿Por qué no lo querría?
-¿Por qué? Conocemos a Harry. Él podría usar esto para tenerla en su poder. Yo creo que ella no piensa eso de él, pero nosotros dos lo sabemos.
-Hay que... Hermano, está chica es increíble, no podemos dejarla así como así.
-Si lo decís por Harry, -dijo Liam.- tenes que saber que yo no pienso dejarla a ella por un idiota como él que cada día parece estar mas enfermo de la cabeza.
-No seas tan duro con él. Sabes que Harry puede ser problemático pero....
-Harry no tenía derecho alguno de hacerle todo lo que le hizo.
Se detuvieron en la puerta de la casa y vieron a Zayn con ella en brazos.
-No quiero que se vaya.-seguía susurrando ella.- No así. No asustado como estaba. No lo dejes, Zayn.
-Voy a llevarla arriba. -dijo el moreno mirando a sus amigos.- Necesito tranquilizarla. ¿Si?
Subió las escaleras con ella en brazos. Le dolía tanto tenerla así, no poder parar su llanto. Tenía tantas cosas para decirle pero le costaba demasiado hacerlo porque se había quedado sin palabras al verla de ese modo.
-Perdón. Yo no quería... Perdón.-murmuró ella.
-No me pidas perdón por nada. No hiciste nada, mi amor. Solo... Quedate conmigo acá. Necesito que estés bien.
-¿Y si no sale de esto? ¿Y si no puedo verlo nunca mas?
Él la acostó en la cama y la pegó a su pecho, besando su cabeza.
-Me habías dicho que estabas bien con que se fuera.-susurró.- Jamie, tanto si él se va, como si se queda, tenes que saber que no va a estar por siempre porque nadie puede vivir por siempre. Todos nos vamos en algún momento. Cada uno tiene sus luchas, unas terminan antes que otras pero... Jamie, vos pensá que él está viviendo su batalla, está viviéndola al máximo. Lo único que necesita él, es que vos hagas lo mismo.
-No sé cómo hacerlo.
-Yo voy a ayudarte. Voy a ayudarte, lo prometo. -murmuró y besó su cabeza.
Jamie logró dormirse después de un largo rato, calmándose por el latido del corazón del moreno.
La dejó durmiendo allí y bajó para llamar a sus amigos y acomodarles los colchones necesarios para cuando llegara la hora de dormir.
Se pusieron a jugar a la play, en un intento por distraerse de todo lo que pasaba, pero no se marcharon de la habitación, no querían dejarla sola.
-Papi.-susurró ella dormida y Zayn se sentó a su lado, acariciando su cabello.
-Shh... Shh...-susurró acariciándole la mejilla.
-Esta chica te vuelve loco.-dijo Niall.
-Te atrapó.-rió Louis.- ¿Quién iba a decirlo? Zayn Malik atrapado por una chica.
-Zayn Malik es indomable.-susurró ella abriendo sus ojos y fijándolos en Louis.-¿Quién te atrapó?
-Vos.-rió Liam y ella frunció el ceño.
-Nadie me había tenido de niñero antes.-dijo Zayn levantando sus manos en señal de inocencia.
Ella cambió de posición apoyando su cabeza en las piernas de él y miró a los chicos que jugaban a la play.
-¿Llamaron del hospital? -preguntó.
-No. Todavía no, linda.-dijo Liam.
-¿Puedo jugar?
-Claro.-dijo Niall tendiéndole su control.
Ella se sentó en el lugar de él y comenzó a jugar sin despegar sus ojos del plasma.
-Te está ganando.-rió Liam.- Está ganándote en el FIFA.
El celular de la chica empezó a sonar y ella paró el juego sin perder un solo segundo y comenzó a buscarlo. Se golpeó contra la cama buscándolo y, terminó encontrándolo debajo de esta.
-¿Hola?
-Cuidado Jamie.-dijo Niall sosteniéndola antes de que cayera.
-Preciosa... Creo que tendrías que venir.
-¿Qué le pasó?
-Él está bien. Está durmiendo.
-No entiendo.
-Necesitamos hacerte mas estudios. -dijo él y ella frunció el ceño.
-¿Por qué? -preguntó confundida, sentándose en la cama.
-Porque hay algo que no está dando bien. Necesito que vengas ahora.
-Pero...
-Por favor.
-Está bien.-suspiró ella y colgó ante las miradas confundidas de los demás.
-¿Al hospital? -preguntó Zayn. Ella asintió. -Volvemos en un rato.
En el auto, la miró unos largos minutos y, al ver que no insistía en que se apresurara, supo que algo no iba bien.
-¿A qué vamos al hospital?
-Jhon quiere hacerme unos estudios.-susurró ella.- Me pidió que vaya ahora. Puede ser muy paranoico a veces.
-¿Algo no dio bien? -ella negó y él arrancó.- No va a pasarte nada. Vas a estar bien, te lo prometo.
-Jhon siempre creyó que yo tenía leucemia. Dijo que él lo sentía. -suspiró ella.
Zayn sintió que se escogía en su lugar. El cáncer no haría con ella lo que había hecho con Cory. Nadie la arrancaría de sus brazos. No podían hacerlo, no quería.
Buscó su mano y entrelazo sus dedos. Realmente ella lo había atrapado y él no había puesto resistencia alguna desde que la encontró aquella noche, intentando vender su cuerpo por un poco de dinero para los tratamientos de su hermano con cáncer.

¿Qué es el amor?Read this story for FREE!