Canto de los Ángeles- ( 56 )

194 21 14


Jamas ... - 

Desde el pequeño ventanal se podía visualizar como diminutas volitas pálidas caían al suelo haciendo del clima uno frió y húmedo para los habitantes de Tokyo. A la lejanía se observaba la luna menguante encerrada entre las luminosas estrellas que parecía completar el paisaje realista de las personas. El cielo se hallaba negro mientras pequeños rayos se dibujaban en lo mas alto de este. En aquella casa de apariencia extraña las ventanas se encontraban destrozadas aparentando un hogar abandonado,el suelo que posteriormente estaba perfectamente limpio,ahora tenían reducidas manchas rojas dando a la vista que era la sangre de alguna persona ,provocando que el aroma de flores que impregnaba la casa se intercambiara por un aroma putrefacto y asqueroso para los humanos. Entre esa asquerosa presentación se encontraba el pequeño albino tratando de hacer lo mejor para que aquel invasor no hiera a su "hermano" que si bien no era de sangre ya lo sentía como uno. 

Las dos kagunes chocaban entre si provocando chirridos desastrosos en la habitación que hacia que Sora solo se limitara a taparse los oídos mientras las lagrimas caían por sus mejillas. Las pequeñas manos de Jin se encontraban dañadas de tanto esmerarse por detener las células RC que provenían del ghoul asqueroso que tenia en frente como enemigo.

Niño,no eres nada -Pronuncio aquel con burla,lanzándose hacia Jin y dañándole el talón de aquiles derecho. La noche parecía convertirse en cenizas mientras que los pequeños rayos dorados eran los únicos que lograban iluminar el rostro sediento de sangre que tenia el ghoul y los pequeños cortes que estaba proporcionándole al albino.

Déjalo,déjalo,déjalo -Gritaba Sora repetidas veces y tirandole cualquier tipo de objetos para que este no le haga daño a su compañero. Sin embargo,Juuzou y Yuno quienes no estaban al tanto de la situación que se estaba llevando a cabo en la habitación de Sora lograron escuchar los gritos incontrolables que salían de la boca del castaño con tal de detener aunque sea por un tiempo al enemigo.

Mocoso,cállate si no quieres que te mate de una buena vez, inútil -Hablo aquel monstruo con cólera y acercándose ferozmente a Sora.

Maldito monstruo, vete de aqui ... solo eres mierda -Ataco Sora evitando que aquel a quien llamaba monstruo se alejara.

Mejor ... te matare y te sacare esa maldita lengua de idiota que tienes -Expreso sinceramente abalanzándose sobre el castaño y tratando de penetrar su corazón. Sin embargo,al momento en que iba a realizar su movimiento fue detenido por la quinque de Juuzou,el cual tomo la orden de acabar con aquel ghoul.

Solo eres mierda -Mascullo el azabache degollándolo- ¿Están bien?.

Si ... eso creo -Susurro Sora acercándose al pequeño albino.

G-gracias por a-ayudarme -Tartamudeo Jin con una gran inocencia que lo hacia destacar entre los diferentes niños que habitaban Tokyo aunque suene extremadamente exagerado.

Vamos,todos ya están muertos -Afirmo Juuzou con una gran sonrisa malévola pero a la vez infantil y cálida.

Ya me lo imaginaba -Susurro entre carcajadas Sora haciendo que a este se le uniera Jin provocando confusión en el rostro del azabache.

Se tardaron,pensé que los había asesinado -Hablo la investigadora de cabellos negros con un tono sarcástico- Bien ... me rompieron toda la casa.. maldita vida.

La arreglara Juuzou -Comento el pequeño albino burlonamente.

Claro ... ni en tus sueños -Se defendió el investigador con una sonrisa "hipócrita".

Glassy Sky (Suzuya Juuzou)Read this story for FREE!