Capítulo uno

10K 878 890

Muy bien, me harían la persona más feliz del mundo si se fijan bien en los diálogos y en las interacciones que tienen los personajes. Dejen opiniones acerca de lo que piensan :) Lamento si hay faltas de ortografía.

Narrador omnisciente

Seguramente, si alguien de su antigua escuela lo encontrase de tal forma, no tardaría en preocuparse. Siempre fueron así con él; cariñosos, educados y solidarios. Nadie nunca se interponía con los amigos de Niall, ya que realmente cuando alguien lo insultaba el rubio no podía hacer nada sin que Tom, Richie y Martin (sus tres mejores amigos, que vivían en Irlanda) empezaran a golpear a cualquiera que haya lastimado al pobre chico. Pero, ¡qué podían hacer! Si Niall era la cosa más adorable del mundo...

Pero no podía volver atrás. Su padre se veía tan feliz con su nuevo trabajo, sus dos hermanas menores se encontraban yendo al instituto de niñas tan felices, y sus otras dos hermanas mayores con su reciente trabajo y una a un año de graduarse de universidad. Todos felices.

Felicidad. ¿Hace cuanto que sentía felicidad de verdad?

Con los ojos cristalizados, un sándwich en la mano y los pies encima de la tapa del váter, nadie podía sentir felicidad. Nuevamente, los chicos de la escuela (no tenía idea sus nombres, tampoco es que fuera a preguntar) le habían insultado hasta el punto de hacerlo llorar, y luego, lo golpearon diciendo "llorar es de maricas"

No pudo hacer nada. Salió corriendo y se encerró en el baño para comer su almuerzo. Pero eso no hizo nada más que ponerlo triste.

En grandes letras, justo al frente de él, escrituras con su nombre se burlaban en su cara.

"HORAN: EL REY DE LOS MARICAS"

"Me gustaría tener sexo con una chica, pero ¡esperen!, Niall parece una"

"Si buscas Gay, Homosexual y Maricón en los diccionarios lo más seguro es que aparezca la cara de Niall Horan"

"Ojalá los homosexuales como tú se vayan al infierno. Me refiero a ti, Horan"

Cerró los ojos con fuerza y siguió comiendo el almuerzo que su hermana un año mayor, Jessica, le había hecho.
Recordó cuando recién estaba integrándose al colegio, cuando todos lo miraron con una sonrisa al entrar al salón, y luego en la salida lo golpearon tanto que él tuvo que darse dos paseos por el hospital antes de llegar a su casa. No podía aparecerse así de la nada.

Niall también se acordó de Bitzzie al ver su nombre escrito en la puerta. Bitzzie era la chica más popular de la escuela, pero no salía con ningún chico. Se rumoreaba que tenía un romance secreto con un profesor y ella había quedado embarazada, ahí la razón por la que no se acostaba con ningún chico. Pero esos rumores eran falsos. La verdad era que mantenía una relación con una chica llamada Adrianna (quien había ayudado a Niall en algunas ocasiones, no muchas) y cuando esta salió a la luz Bitzzie sufrió la mayoría de las consecuencias. Terminó por irse de la escuela, dejando sola a su novia con todos los insultos.

Y fue así como descubrió que la escuela a la que asistía era la más homofóbica que podía existir. Sí, conocía a chicos que no habian podido salir del armario por culpa de los estudiantes. Y sí, también conocía a chicas que terminaban yendo a un hospital por hacer un intento de suicidio. Pero nadie podía hacer nada. Era obvio que la mayoría ganaba.

El ruido de la campana lo hizo volver a la realidad; puertas y paredes feas, cubiertas de palabras dirigidas a su persona y olor fétido que sólo se quitaba cuando te ibas del baño. Se levantó dos minutos después, luego de guardar su almuerzo y de ponerse un brillo labial transparente, que sólo de notaba cuando estabas a centímetros de su cara.

Feminine [NARRY, AU]¡Lee esta historia GRATIS!