7

254 12 0

-¿Jamie? -preguntó Liam entrando a la cocina y encontrándola apoyada en la mesada con sus ojos cerrados.-¿Estás bien?
-¿Dónde te metiste?-gritó Harry sobre la música entrando en la cocina.- ¡No te pago para que descanses!
Ella tomó la bandeja y la llenó de vasos para repartir. Liam le lanzó una mirada asesina a Harry y estaba a punto de decir algo pero el golpe de ella se le adelantó.
-Mierda, Harry. -dijo caminando hacia ella.- Se desmayó. Voy a llevarla a su habitación.
-Tiene que encargarse de...
-Enfermo.-masculló Liam tomándola en brazos.
Harry se llevó las manos al rostro y salió hecho una furia a apagar la música y dio por finalizada la fiesta. Se encaminó al cuarto de ella y se encontró con Liam con el rostro entre las manos.
-¿Qué pasa?-preguntó desconcertado.
-Es anoréxica. Ella...-respondió él.- Voy a llevarla al hospital.
-Vamos.-suspiró Harry algo aturdido por lo que Liam le había dicho.
El chico de los ojos color miel no podía evitar preocuparse al tenerla en brazos. Era demasiado liviana y eso lo alarmaba.
Cuando despertó, Jamie se encontraba en el hospital. Jhon, el médico, la miraba serio con sus brazos cruzados.
-No lo hiciste.-dijo enojado.
-Él lo necesita.-susurró ella cayendo en la cuenta de todo.
-Él te necesita a vos con vida, Jamie. No voy a dejar que sigas con esto. Voy a llamar a tu hermano ahora.
-Jhon, por favor.-suplicó ella con lágrimas en los ojos. Harry y Liam permanecían ahí sin comprender.
-¿Qué? ¿Me estás pidiendo que deje que te mates? Le dije a tu mamá que iba a cuidarlos si algo le pasaba a tu papá.
-¿Por qué ella te haría prometer que ibas a cuidarnos si ella no lo hizo? Ella se fue.
-Voy a traer a Cory.-dijo él saliendo de la habitación y ella se cubrió el rostro con la almohada mientras lloraba con suavidad.
-¿Por eso no aparecías en la cafetería? -preguntó Harry. Ella guardó silencio.- ¡Sacate esa maldita almohada de la cara y contestame!
-No puedo pagar un almuerzo.-masculló ella, molesta sin retirar la almohada.
-Mi familia te paga mas de lo que debería. Sos una mentirosa. ¿Sabes qué? ¡Estás despedida!
La respiración de ella se atoró en su garganta y retiró la almohada con lentitud para comprobar que él se había ido y hablaba completamente en serio.
Liam enmudeció cuando entró un chico, visiblemente enfermo de cáncer en los pulmones. Iba en silla de ruedas y llevaba un tanque de oxígeno a su lado. Tenía los ojos tan grises como los de ella y se veía asustado y enojado.
-Cory...-susurró ella con un hilo de voz.
-¿Qué pasó, mi vida?-preguntó él acercándose a su lado.
-Yo... Em...-su voz se quebró y volvió a esconderse bajo la almohada.
-Jamie.-llamó él retirando la almohada y obligándola a mirarlo.- Decime qué pasa.
-Solo se me cerró el estómago.- dijo ella.- No tenía hambre. No te preocupes Cory, todo va a estar bien.
-Jamie, estás llorando.-dijo él pidiéndole a Jhon que le sacara los cables así podía tomarla. Una vez hecho, la sentó en sus piernas y la rodeó con sus brazos dejándola ocultarse en su pecho como ella solía hacer.- Están alimentándote por suero. Voy a volver a casa.
-No.-dijo ella.- Tenes que quedarte acá. Tenes que estar bien y recuperarte.
-¡No voy a recuperarme, Jamie!-dijo él y lucía enojado.- Los dos sabemos que tengo cáncer. -ella empezó a morderse el labio con fuerza evitando que los sollozos escaparan de sus labios. Él lo notó y suspiró.- Voy a ponerme bien, ¿si? Los dos vamos a estar bien. No voy a dejarte sola, voy a quedarme con vos. Pero necesito que vos no te me vayas. Quiero que comas y estés bien. Todavía queda plata en el banco para vos.-ella asintió con suavidad.- Te amo, ¿si? Tenes que saberlo siempre.
-Yo también te amo.-murmuró ella y él le besó la frente.
Liam seguía ahí en silencio. Cuando el chico tuvo que irse, ella volvió a la cama y volvieron a ponerle el suero.
-No hay plata en el banco, ¿no es así? -ella lo miró y negó bajando la mirada.- ¿Hace cuánto que no hay?
-Dos años. Papá se fue y él necesitaba sus tratamientos.
-Tampoco sabe que trabajas.-ella negó. Zayn los observaba desde la puerta.
-No le tenes que decir a Harry ni a nadie. De todas formas, me despidió.
-Yo voy a ayudarte.-dijo Zayn.- Lo sabes.
Ella lo miró y él no tardó en acercarse y sentarse a su lado, rodeándola con sus brazos. La chica se durmió sobre el pecho de Zayn mientras Liam los miraba.
-Va a culparse, lo sabes ¿no?-preguntó Liam y él asintió.- ¿Dónde están sus papás? Ella dijo que su mamá se fue pero...
-Murió en la guerra, aunque ella sigue diciendo que está en el ejército.
-Harry tiene que parar con toda esta mierda.-dijo Liam.
-Crees que no lo intenté. Ella no quiere que nadie le cuente a él lo que pasa. Creo que voy a llevarla a mi casa.
Harry frunció el ceño al otro lado de la puerta. ¿Qué era lo que pasaba y ella no quería contarle?¿Es qué ahora todos sus amigos iban a ponerse del lado de ella? Tendría que haberla alejado cuando aún estaba a tiempo, cuando todavía podía desprenderse de ella. Pero no lo había hecho porque le gustaba tenerla ahí con él. No podía evitar tratarla del modo en que lo hacía, no estaba seguro de conocer otra forma de hablar con las personas.
Ahora sabía que debía hacer algo porque no dejaría que ella se fuera de esa casa.

¿Qué es el amor?Read this story for FREE!