Capitulo 1

1.8K 101 13

Pov normal

Alucard se paseaba como siempre por las sombras, su ama integra lo había llamado para algo pero no se podía imaginar que, tal vez mas vampiros artificiales atacaban o ghouls, nada grave.

Seras victoria también estaba con el, había evolucionado mucho en los últimos años, su poder era muy grande, pero nunca superaría a su maestro, en No-Life-King caminaba pasivo hacia la oficina de su ama, sentía una presencia rara, como si alguien mas lo observara. Walter había muerto en la guerra, ahora era James quien ocupaba su lugar, un antiguo militar que tenía bastante talento con las armas, otro veterano, se llevaba bien con Seras, era como un abuelo y su nieta, ayudaba a Integra en todo, con Alucard era bastante reservado ya que sabia que el vampiro no disfrutaba de la compañía humana que no fuera de su Ama, pero en todo lo que necesitara lo ayudaba.

-maestro...-dijo Seras llamando la atención de su maestro

-si? Chica policía-respondió sin verla

-llevamos 30 años conociéndonos, mi nombre es SERAS VICTORIA!-respondió frustrada

-podrán pasar 30 años o 10000 años pero mientras seas mi draculina serás la chica policía- responde con su típica sonrisa arrogante

-(gota de sudor) si..maestro-dijo a punto de entrar a la oficina de Integra

Toco con los nudillos y la áspera voz de Integra le dijo que pasaran.

-ah Alucard y Victoria-dijo sentada en su escritorio con su típico puro fino en la boca-tenemos noticias.

-de que se trata Ama?-preguntó Alucard quitándose el sombrero

-hemos recibido nueva información acerca del Vaticano, tenemos grandes sospechas de que después de la guerra las secciones del Vaticano están creando nuevas armas para pelear, sabemos que les está llegando tecnología de punta proporcionada por los griegos y rusos, tenemos que prepáranos por si una guerra estalla ente el Vaticano y los caballeros protestantes, por eso tengo que presentarles a alguien.

La puerta se abrió dejando sonar unos tacones, detrás de las sombras de la puerta apareció un mujer, era extremadamente alta y delgada, mínimo un 1.80, estaba montada encima de unos tacones de suela corrida, eran botas, de cuero negro hasta la rodilla, sus pantalones negros se ajustaban a sus delgadas y largas piernas, llevaba una camisa blanca y un abrigo largo de color negro, la capucha del abrigo cubría su cara, sus manos forradas con guantes de cuero negro, debajo de sus voluptuosos senos llevaba una correa de cuero café, al rededor de sus piernas también tenía esas correas, solo que estas llegaban a un cinturón que tenía dos vainas de espadas, eran Katanas, las fundas decoradas de oro solo daban la imagen de lo importante que era, Alucard se le quedo viendo.

Detrás de ella apareció un hombre, un poco más bajo que ella, era fornido, con una camisa de lino blanca, su abrigo era negro al igual que el de la mujer con la que estaba, sus pantalones negros terminaban en sus botas de montar café oscuro, Serás Victoria no le podía quitar la mirada de encima, era guapo, muy guapo, su tez blanca era perfecta, su cabello negro se movía con su elegante andar, sus ojos azules miraban con atención a Integra, analizándola, por un momento se desviaron a la vampira que lo observaba atentamente, victoria se erizo y se escondió detrás de su maestro, su mirada la había intimidado enormemente.

La vampira mayor se paro enfrente del escritorio de Integra

-Alucard, Victoria ella es Akuma, una antigua condesa conocida por su enorme poder, es inglesa-dice señalando a Akuma- es de tu época Alucard-dicho esto Alucard se le empezó a acercar peligrosamente, sentía que el aura de esa vampira lo quemaba, odiaba a cualquiera que pudiera igualarlo.

Justo cuando le iba a arrancar la capucha Akuma desenvaino sus Katanas de plata bloqueando las pistolas de Alucard, había sacado sus espadas a una velocidad mortal, igual a la de el, bueno en velocidad podía igualarlo.

Ante tal ataque el chico de Akuma transformo su cuerpo en un enorme lobo echo de sombras que se había puesto detrás de Akuma.

Al ver la transformación Victoria transformo su brazo y optó por ponerse detrás de su maestro.

-DÉJENSE DE BOBERÍAS!-gruño integra

Akuma envaino sus Katanas al mismo tiempo que el lobo volvía a ser el guapo hombre que tanto le había gustado a Victoria, Alucard guardo a Casull y Jackal nuevamente en su gabardina roja y Victoria volvió su brazo a la normalidad.

-serán un equipo-desembucho Integra- no quiero peleas, el vampiro es William, es el sirviente de Akuma, Seras será compañera de William mientras Akuma será de Alucard, los nosferatus juntos y los sirvientes juntos, entendieron?-dijo con sus ojos azules clavados en los cuatro individuos.

-siseñora-dijo muy rápido victoria

-si..ama-dijo Alucard apretando los dientes

Los otros dos se limitaron a asentir.

-bien, James!-el viejo sirviente entro de inmediato-por favor lleva a Akuma y a William a las habitaciones subterráneas, una como la de victoria para William y..-mirando a Alucard para provocarlo- la grande que esta al lado de la de Alucard para Akuma-Integra reía para sus adentros

Alucard quería matarla, se atrevía a poner a ese demonio al lado suyo como equipo y para mas de vecinos!

-si señora-dicho esto James indicó a los vampiros que le siguieran, Akuma fue detrás de el mientras que William se había quedado viendo a Victoria, le parecía hermosa, muy bonita, victoria también se le quedo viendo, le sonrió tímidamente y este se la devolvió curvando sus perfectos labios, de golpe pego un respingo y salió corriendo por la puerta.

" es muy lindo" pensó victoria

"Es muy tierna" pensó William

"Es una puta" pensó Alucard

" es un débil engreído" pensó Akuma

Y así con esos pensamientos cada uno se encerró en su habitación mientras Integra se reía sola en su oficina con su puro en la mano.

El emperador y la emperatriz¡Lee esta historia GRATIS!