Terminando las vacaciones

95K 5.5K 258

-Creo que me falta algo.

Puse los ojos en blanco soltando un resoplido.

-Creo -hablé pausadamente guardándome una sonrisa forzada y burlona para el final -que tienes todo listo desde antes que terminara el curso pasado.

-Tarado -sonrió sin poder evitarlo.

-Y eso que te conseguí tiempo extra.

-¿Perdón? -alzó una ceja -¿Te conseguí?

-Fue mi idea -sonreí engreídamente.

-No sé cómo me convenciste.

-Sencillo: Tenía sentido lo que te dije.

-Eso me gusta creer -suspiró con una sonrisa a la vez que contaba cuidadosamente los útiles que iba metiendo en su cartuchera, asegurándose de su estado.

-No tuviste que amenazarlo ni siquiera.

-Me alegro muchísimo. Sinceramente, no creo que hubiera sido capaz de hacerlo. Estoy en contra de eso. Solo de pensar en que llamé a hacerle una "sugerencia" me da unas ganas de...

-¿Gritar?

-¿Qué?

-Para desahogarte, digo -me encogí de hombros.

-No... gritar no...

-¿Llorar? -propuse.

-Nop... No sé. Pero no te imaginas cuánto me alegro de no haber tenido que recurrir al chantaje. Ahí sí que me daba un ataque. O colgaba o te pasaba el celular. Aunque tengo la sospecha de que reconoció mi voz fingida...

-Eso era la idea ¿no? -le sonreí -Que reconozca la voz que usaste la vez pasada para no tener que recurrir a mayores.

Valerie me fulminó con la mirada.

-¿Tanto te molesta? -le pregunté -Dime en serio. ¿Tan horrible te parece? ¿Tan en contra de ti te sentiste?

Eso la detuvo unos instantes, haciéndola reflexionar.

-En realidad no. No te iba a dejar extorsionarlo. Confiaba en poder convencerlo de que era una buena idea, dado que en realidad lo es y facilita las cosas a varios.

-Los profesores se pusieron a celebrar.

-No puedo creer aún que Tomás se los encontrara yendo a festejar -rió con suavidad.

-El director también estuvo contento -admití aunque no fuera la noticia que más me emocionara.

-Y ese es mi mayor consuelo -me confesó.

No había manera de entender a esa mujer. A veces era realmente imposible. Ya era muy tarde para ella. Me reí por lo bajo de esa idea. Ella no pareció oírme.

-Vamos a salir ¿no? Le dije a Mónica que iríamos.

-Qué tal cambio de tema -suspiró- No me dejas muchas alternativas -dijo sin estar fastidiada realmente moviéndose de un lado al otro de su cuarto, acomodando algunas cosas y evaluando si otras le servirían el primer día de clases.

-¿Quieres opciones? -le guiñé un ojo.

-No estaría mal -se detuvo unos instantes para mirarme en broma de manera retadora.

-Puedes seguir dando vueltas como chihuahua perdido...

-¡Hey!

-...o puedes venir a echarte en tu cama conmigo.

-Ya... -hizo una mueca divertida como evaluando las alternativas.

-Si vienes, deberías considerar como una muy buena opción quitarte el polo.

The Real Bad Boy (PUBLICADO)¡Lee esta historia GRATIS!