13.Cita en 14 de marzo

1.7K 93 37

Rápida como un rayo,Asuna acabó de vestirse en un tiempo record y bajó a desayunar antes que nadie,por si la gente se atascaba en la cocina y acababa por llegar tarde a la tan esperada primera cita de su vida.

Se hizo un desayuno exprés,en lo que su madre,sin conocimiento de la salida de ese día,bajaba como todas las mañanas para hacerse el café antes de salir al trabajo,como cualquier días de la semana que no fuera domingo.

--Buenos días madre--saludó al darse cuenta de que ya no estaba sola en la cocina.

--Buenos días--dijo mientras se preparaba el café--¿vas a salir?

--Si...me invitaron a ir al parque de atracciones ...llegaré para la hora de cenar--murmuró,casi temiendo la respuesta de su madre.

--de acuerdo,no tardes demasiado--dijo sin más,casi siéndole indiferente que hiciera o dejara de hacer.--¿es por el día blanco?

Asuna saltó en su sitio.¿su madre prestaba atención a días como esos?¿de verdad?Cualquiera hubiera pensado que no era así.

--¿m-madre?

--Asuna,aunque no lo creas,yo también fui joven--se levantó,tomando su habitual tablet con ella y su taza de café recién hecho--Disfruta del día.

Sin decir más,desapareció de la cocina,dejando a su hija con su increíble cara de sorpresa total.Asuna reaccionó segundos después y tomó su bolso,decidida a marcharse ya.

Antes de salir,se paró en el espejo de la entrada,asegurándose de que todo estaba en su sitio.Para la ocasión,Asuna había dudado mucho entre que ropa debía escoger:optó por un vestido color azul cielo que dejaba uno de su hombros al aire,unas medias hasta los muslos color blanco,una chaqueta vaquera corta y unas botas del mismo color que el vestido.

A su ver,estaba bastante bien,pero nunca se vería lo bastante bien como para ir a ver a Kirito.

Contenta,salió a la calle,siendo cegada por la luz solar.A pesar de estar a mediados de marzo,hacía bastante calor,por lo que pronto,su chaqueta ya no tendría mucha utilidad.

Antes de darse cuenta,acabó por llegar al lugar estimado como su punto de encuentro antes de lo previsto.

No era raro que Kirito tardara,por lo que se preparó para esperar un buen rato,sobretodo si había llegado antes de la hora.Pero,para su sorpresa,el pelinegro llegó 10 minutos después,un par de minutos antes de la hora establecida.

--¡¡Asuna!!--saludó con la mano libre,pues en la otra traía una bolsa bastante grande.LLegó,platándose delante de Asuna,jadeando ligeramente después de la carrera hasta ahí.--Buenos días,Asuna.Feliz Día Blanco

--Buenos días Kirito-kun,feliz Día Blanco también--saludó con una sonrisa mientras se acercaba a él para darle un beso en la mejilla--¿que traes ahí?--preguntó al ver la bolsa tan grande que el pelinegro agarraba con la mano que se posaba sobre su cintura.

--Nuestro almuerzo,la verdad es que no es ni la mitad de increíble que lo que haces tú pero...--se sonrojó furiosamente--L-Lo hice yo.

Asuna sonrió enormemente mientras se lanzaba al cuello de su pareja,el cual la recibió dejando su mano descansando sobre la larga cabellera anaranjada.

--Gracias,Kirito-kun,cuando me dijiste que no preparara de comer pensaba que era por que comeríamos en algún lado--rió,alejándose un poco de él y le dió un tierno beso en la frente.

--Bueno...si no te gusta siempre podemos ir a comer a algún sitio y--fue rápidamente interrumpido por la mano de Asuna sobre sus labios.

--No,quiero probar tu comida.Es la primera vez que Kirito-kun cocina para mí,por supuesto que quiero comer lo que has traído--sonrió.

Gracias...te amo¡Lee esta historia GRATIS!