Capitulo 6

15 2 0

-¿Como... Como algo más? -pregunto con algo de vaciamiento.

-Si. Algo más. Llamarlo locura es lo mejor. -mira hacia delante, y pierde su mirada dios sabe donde.

Una idea se forma en mi mente, quiero compensarle. No quiero hacerle sentir así.

-James... ¿Te gustaría ir a tomar algo? Es decir... El cumpleaños de tu hermana ya habrá sido. -miro mi teléfono para ver la hora.

-Si, hará como un par de horas, mientras estabas inconsciente. -una pequeña sonrisa se asoma por sus labios, y su ceño se desfrunce.

-Pues por mi error, quiero pedirte si qu...

Antes de terminar la frase, me corta con su respuesta.

-De acuerdo. Pero no tomo alcohol ya... -me mira y a los dos segundos empezamos a reír. Parecía que ultimamente reia solo gracias a él.

-Pues vamos... -arranco el coche, y lentamente salgo del aparcamiento, conduciendo y buscando un bar que no estuviese tan lleno.

Por suerte, encontramos uno que estaba cerca de la playa, y que parecía tener buen ambiente. Aparco en el parking de la playa, y al apagar el motor, miro a James.

-Espero que no tengamos otra discusión así... Es que me caes bien, y... No quiero que se estropee esto que tenemos.

Me mira y suspira.

-¿Que es lo que tenemos, Ruben? -dice en un susurro.

Supongo que somos amigos. Aunque se que él siente algo más, y no es por echarme flores. Sus ojos verdes se clavan en los mios, haciéndome por un segundo dudar de que es lo que hay entre los dos. Es amistad. Es amistad... ¿Amis...tad?

-Somos amigos. Bueno, si quieres. -digo con inquietud.

Sonríe, mostrando levemente sus dientes blancos, y asiente.

-Lo somos. -La seguridad de su respuesta me indica que no es por pena o algo más.

-Bien, pues vamos a por esas copas o cañas. -digo abriendo la puerta del coche, y cogiendo las llaves para salir. Él ya había salido, y después de cerrar la puerta, me mira expectante.

Caminamos en silencio hasta la entrada, donde él caballerosamente me abre la puerta, y la sostiene para que entre.

-Muchas gracias, señor. -digo como lo diría alguien de la clase alta. Muy pijo y repipi.

-De nada, señor. Ha sido un placer. -me responde él, con el mismo tono.

Entramos al bar, algo vacío. Había una pareja en una mesa, conversando animadamente sobre el precio de cierto billete a un lugar determinado.
Una chica, mas o menos de la misma edad que James, con un ordenador y tecleando ferozmente. Llevaba unos cascos que le hacían desprenderse de este mundo e ignorar al resto.
Un hombre de unos 40 y tantos años, sentado en la barra, hablando con el camarero, que limpiaba vasos mientras oía seguramente la vida del otro, ya cansado y deseando volver a su casa con su perro.

Y para terminar, una señora sentada en una mesa, más al fondo, sola. Tomaba un martini, y básicamente miraba alrededor.

Nos dirigimos a una mesa, y James se queda de pie y cerca de la barra.

-Voy a pedir unas cervezas. -se dirige a la barra y yo me siento en la mesa, y miro mi teléfono. Una llamada perdida de mi madre, diciendo lo bueno que había sido el cumpleaños.
Fotos, y fotos, que luego borraré, y un mensaje.

"¡Hey, Ruben! Cuanto tiempo. Estoy por la ciudad, me gustaría hablar contigo. Me alojo en el Perseus. Habitación 306".

Jansen. Borro el mensaje, justo cuando viene James con las cervezas en una mano y un bol de cacahuetes en la otra. Le dedico una sonrisa y una mirada divertida.

-¿Es que fuiste camarero en otra vida o que? -digo ayudándole, cogiendo los cacahuetes y no dudo de meterme unos pocos en la boca. Eran mi vicio.

-Puede que si, puede que no... -dice sentándose a mi lado, y me mira. Hace eso, me mira fijamente, como queriendo leerme el alma.- Te noto triste. ¿Ocurre algo?

Estaba comienzo cacahuetes cuando le escucho.

-No, ¿por? -me meto otro puñado en la boca.
-Tu animo ha cambiado de ser feliz a tener el animo por los suelos. -pone su mano en mi hombro.

Casi puedo sentir el calor que irradia su cuerpo, su pecho, y me coloco un poco más cerca. Este pasa el brazo por mis hombros, y yo apoyo la cabeza en el suyo.

-Vamos, puedes contarme lo que sea. Y si puedo, me gustaría ayudarte.

-Ha venido... -digo con voz rota.

-Shhhhh... Tranquilo. Cuéntame. ¿Quien ha venido?

-Jansen...

Su ceño se frunce.

-¿Que es, un ex novio? -dice tratando de relajar el ambiente.

-Es mi padre, pero como si estuviese muerto.

Le cuento todo lo ocurrido, tanto las peleas como los hechos.

Me pongo a llorar, me consuela, bebemos... Y se le ocurre una idea para que despejemos la mente.

-Vayamos a la piscina de detrás...

-No tenemos ropa. -digo en voz baja.- Ni toallas.
-Da igual.

Tira de mi hacia afuera, riendo, y yo con él. Nos acercamos a la piscina y finge que se cae, y ahogo un grito.

-¡James! Dioses, ¿estás bien?

-Si, me he resbalado. Ayudame a salir. -extiende un brazo hacia afuera, y agarro su mano para ayudarle, tirando de él.

Pero él tira de mi, y caigo al agua. Menos mal que mi teléfono es sumergible, con lo torpe que soy, viene bien.

Salgo a la superficie, y le miro con la boca abierta y le salpico agua.

-¿¡Estas loco!? ¿Como vamos a secarnos?

Se acerca a mi y sonríe.

-No seas tan serio. Vamos, diviertete.
-¿Y tu teléfono? El mio es sumergible, pero el tuyo no.
-Lo he dejado en el coche.

Se mete bajo el agua y empieza a bucear. Al llegar al otro lado, veo que empieza a quitarse la ropa, ya mojada.

-Ahora va a tardar siglos en secarse.
-Bueno, así hay tiempo para remojarnos.

Vuelve buceando a mi. Emerge delante de mi, con su sonrisa de Donjuán a pocos centímetros de mi.

-James... Oye...

Me pone el dedo en los labios, y a continuación pega su frente a la mía.

-Solo... Déjame darte un pequeño beso. Déjame enseñarte lo que puedo darte....

-Es que no puedo... No se... Nunca me ha pasado esto, que alguien este interesado en mi.

Sus ojos verdes me hacen sentirme entumecido. Su dedo baja, para agarrame junto con el pulgar el mentón, y lentamente me acerca a él. Yo bajo la mirada, cortando lo que iba a hacer.

-James... Yo... Lo siento, no puedo...

Al final ha sido más tiempo pero este capitulo es más largo. Espero que lo disfrutéis. Dentro de poco, empezará la "cosa que hace que la historia mole". Así que estad atentos. Dos nuevos personajes, y un giro en la trama.

No digo más

Yours Truly¡Lee esta historia GRATIS!