—Zayn... —comenzó a hablar Niall con su vocesita chillona tan característica de él, y luego se detuvo al instante.

—¿Sí? —preguntó Zayn quien seguía concentrado en su trabajo.

—Yo...

Quizá nunca encontraría las palabras correctas para confesarle algo así a su amigo, ¿qué le diría? ''Soy gay y siempre me has gustado''. Simplemente no podía, su garganta se cerraba en un síntoma de no querer soltarlo. Quizá se había apresurado demasiado, podría esperar algunos días más, o unos años más... no había diferencia. Suspiró y alejó su mano del brazo de Zayn.

Sin embargo Zayn volteó al ver que Niall no hablaba, y encontró su rostro que usualmente era pálido completamente sonrojado, hasta las orejas. 

Niall quien había desviado su vista al suelo no se dio cuenta cuando las manos de Zayn se dirigieron a sus mejillas y respingó cuando su amigo lo tocó, Zayn posó sus manos en ambas mejillas y se acercó a verlo de cerca.

—¡Por dios, Ni! —exclamó cuando sintió el calor que emanaban sus cachetes— ¡Estas ardiendo! 

Niall realmente sintió que podía morir de vergüenza en ese momento, negó con la cabeza completamente abochornado y se separó un poco de Zayn, lo ponía increíblemente nervioso en esos momentos.

—Estoy bien —dijo en un susurro, tratando de no llamar su atención.

Zayn le dedicó una pequeña y diminuta sonrisa, una de esas sonrisas que Niall amaba recibir de su parte y que hacía que le flaquearan las piernas.

—Espera a que termine esto, enseguida iré por el botiquín para ver si hay algo para que se te baje la fiebre.

Zayn volteó hacia la maqueta y comenzó a trabajar con más rapidez para poder atender bien a su amigo, mientras que Niall sentía que ya no podía más con el anhelo de abrazarlo, de besarlo y de decirle lo que sentía por él.  Quizá jamás habría palabras para poder expresar lo que sentía por Zayn.

Así que... decidió que con hechos se expresaría mejor.

Se acercó de nuevo a él y e tocó el hombro para que éste volteara hacia él, sus miradas se encontraron y Zayn vio algo en Niall que lo confundió, había algo diferente en sus ojos brillantes... expresaban algo más. Se confundió al verlo así y se acercó más a él, quizá realmente estaba enfermo por la fiebre, se preocupó. 

—¿Qué pa...?

No pudo articular más palabras puesto que su boca fue acallada por los labios de Niall. Abrió los ojos sorprendido y sintió que el calor subía a su cara, vio que su amigo tenía los ojos cerrados y su mano acariciaba su mejilla derecha.

No sabía qué hacer, comenzó a confundirse y la cabeza le dio vueltas, ¿por qué hacía eso? ¿qué sucedía y por qué lo hacía tan de pronto? Sentía la respiración de Niall en su rostro y sus labios estaban tan... tan... no podía pensar.

Después de unos segundos de besarse, Niall se separó de él completamente avergonzado,  creía que Zayn se iría justo en ese momento, que lo empujaría, que lo insultaría o peor aún que daría por terminada su amistad, pero se alivió al ver que al pasar el tiempo Zayn no se fue como lo había pensado, se animó a hablar.

—Zayn, me gustas.

El morocho abrió los ojos como platos y entonces el chico rubio vio el miedo reflejado en ellos, tal vez había ido demasiado rápido, tal vez había sido demasiado precipitado. Inmediatamente se arrepintió de haberlo besado, de haberle confesado sus sentimientos.

Posteriormente Zayn se levantó rápidamente de la silla y sin decir nada tomó su mochila y corrió a la puerta para salir, cerrando de un portazo dejando a Niall completamente solo en el comedor, con un montón de objetos para la maqueta esparcidos por la mesa y con sus sentimientos por el suelo.

Detrás del arcoíris ||L.S.¡Lee esta historia GRATIS!