~CAPÍTULO 15~¿Quién engaña a quíen?

1.3K 115 1

-¿Nuevo novio?—Habló Jin, sarcástico—Vaya. Pero si creí que estabas prometida de nuevo con alguien más—Giré de inmediato—Sería una lástima que Jimin se enterara.

Mis ojos se abrieron tanto como pudieron ante una sensación asfixiante que me provocó que hirviera mi sangre—

-¿Qué diablos pretendes?—Grité prácticamente en su cara-- ¿Seguir jodiéndome la vida? Porque si es así. Felicidades. Siempre lo haces. Pero ¡Ya déjame en paz!

-No—Negó con seriedad—Te conseguiste librar de mí, (TN). Pero eso no significa que volverás con Park. Apuesto que ni siquiera sabe lo de tu otro prometido ¿Verdad?—Arqueo las cejas con una sonrisa vacilante en los labios.

-Eso no es algo que te debería importar Jimin. Y por favor. Ya déjame en paz—Giré de prisa tratando de obviarlo. No podía hacer nada. Si creía que me iba a poner a suplicarle para que no dijera nada, estaba equivocado. Él solo quería que quizás, me acueste con él, lo que significa peor a que Jimin sepa que tengo otro prometido. Solo tenía que buscar la forma correcta de hacer saber a Jimin de la existencia de Suga y contarle a Suga la verdad. ¡Dios! ¡¿Dónde me he metido?!

Llegué a mi aula de clases, logrando librarme de Jin, pero cargándome a Luna, quien al parecer aún no estaba. Un alivio para mí. Caminé hasta mi respectivo lugar y tomé asiento, sin mirar a nadie, pero al parecer todos me observaban. Tres segundos más tarde, Luna dio su entrada triunfal. Lástima que tenía que estar en su objetivo.

-(TN)—Me llamó estando a solo un metro de mí—Hola--

Levanté la mirada y la clavé en la suya. Se veía... extraña. No, extraña. Se veía molesta, herida, triste, y quizás, conteniendo sus dedeos de tirarme del cabello. Al parecer los rumores ya habían llegado a sus oídos—

-¿Qué te trae por aquí?—Respondí haciendo como si no me importara en los más mínimo su presencia—

-Me enteré de los rumores. ¿Estas con... con Jimin?—Me quedé en silencio resoplando un mechón de cabello que había caído por mi rostro—Ya sabes. Los rumores son rumores. No creo que estés con él. Si deseas te puedo ayudar—

Empezó a hablar de su ayuda para limpiar mi honor. Aburrido. Zorra.

-Si. Estoy con Jimin—Hablé al fin.

Un silencio por parte de Luna, y una mirada de aburrimiento por parte mía. ¿Ahora qué? Me va a venir a reclamar que es solo suyo. Lo tuvo un año para sí sola, si él la rechazó no es mi maldito problema. Solo recibe lo que se merece.

-(TN), tú no puedes...-- Respondió al cabo de unos segundos, dejando la frase en el aire—

-¿Por qué no?--- Arqueé las cejas un poco vacilante—

-(TN). Él te ha estado engañando todo este tiempo. Yo lo he visto. Salía con una tipa rubia. No puedes estar con él—

-Ok. Ok—Resoplé airada—Gracias por preocuparte por mí; pero yo soy quien decido con quien estar y con quien no---

El maestro ingresó al aula en ese preciso instante, quitándome de escama a la molesta de Luna. Sin dudan alguna, ahora no creo ser de ningún tipo de agrado de mi supuesta mejor amiga.

Las clases pasaron demasiado lentas para mi gusto; sin embrago mis pensamientos estaban muy lejos de clases. Tenía los pensamientos revueltos... confusos. No, en realidad no sabía cómo hacer para salir del hoyo que yo misma había entrado. ¿Cómo decirle a Suga lo de Jimin y cómo decirle a Jimin lo de Suga? Lo que sea que haga, tenía que hacerlo antes de que alguien más se me adelantara y contara la verdad a los dos.

War of hormone- Boy in luv¡Lee esta historia GRATIS!